close
close

Empresas

Presencialidad vs. teletrabajo: es la hora de las definiciones

Para empresarios y colaboradores volver a la oficina ya es una realidad y el teletrabajo es una opción. 

Teletrabajo

Más de la mitad de los consultados por el Dane dijo que nunca quisiera trabajar en casa.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 29 de 2021 - 08:29 p. m.
2021-10-29

Ahora que las cifras de la pandemia están bajo control y la vacunación se extiende, las autoridades dan el visto bueno a que la vida productiva de las ciudades se reactive.

En esa línea, el regreso a la oficina y la normalidad está cada vez más cerca, a tal punto que los empresarios y los trabajadores se preparan para ello teniendo el trabajo remoto como otra variable que jugará en la operación de las empresas.

(¿Cómo ven los colombianos el regreso al trabajo presencial?)

Y es que, contrario a lo que se pensó cuando comenzó la pandemia, todos los actores del mundo laboral se dieron cuenta que el mundo de la oficina tenía un valor para el desarrollo personal y colectiva.

La última encuesta Pulso Social del Dane consultó con qué frecuencia quisieran trabajar de manera remota después de la pandemia.

Más de la mitad, 53,04%, aseguró que nunca quisiera trabajar nuevamente desde casa, mientras que el 19,8% aseguró que podría hacerlo cinco o más días a la semana.

(El teletrabajo en la reactivación). 

El 10% manifestó que estaría de acuerdo ‘muy de vez en cuando’ y el 8% eligió tres días por semana.

En la semana que termina Confecámaras también dio a conocer los resultados de una encuesta llamada “Empresarios y sociedad” en la que se les indaga a los empresarios sobre la vuelta a la oficina.

Allí se ve como el 70.8% de los empresarios encuestados en el país ha retomado la presencialidad para su actividad productiva, un 15,4% están en un modelo semipresencial o remoto, otro 6,2% opera de manera remota y el 7,5% no está operando.

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, se concentró en indagar sobre la práctica del teletrabajo. Fue así como el 29,2% aún no han definido, el 29,2% asegura que no continuarán trabajando desde casa y el 41,7% manifestaron que sí mantendrán esta modalidad.

De las empresas que contestaron afirmativamente, indicaron que del área de producción el 11,5% continuará en teletrabajo o trabajo en casa y del área administrativa el 50,4%.

Respecto a la frecuencia, los trabajadores dijeron que ejercerán el teletrabajo o trabajo en casa, 25,0% afirmó hacerlo un día a la semana, el 40,5% 2 días por semana, el 25% más de 2 días a la semana y de manera permanente solo el 9,5%.

NADA ES BLANCO Y NEGRO

Si bien el trabajo desde casa se volvió una respuesta a la crisis para quienes pudieron ejercerlo, con el tiempo demostró que la vida fuera también hacía falta por varias razones.

Germán Ponce Bravo, director de la Cámara de Riesgos Laborales de Fasecolda, comentó que si bien al comienzo de la crisis se contempló la permanencia absoluta del teletrabajo, las circunstancias han mostrado que la tendencia es hibrida.

“La separación de la vida laboral y familiar, el aumento de las jornadas de trabajo y la soledad son situaciones que configuran uno de los retos más importantes de la implementación del trabajo en casa”, plantea Ponce en un artículo de la última revista del gremio asegurador.

En ese sentido, Karina Marín, vicerrectora de Experiencia de Areandina, parte de la experiencia de la institución en la materia para analizar cómo capitalizar lo aprendido y responder retos que se abren paso en el mundo laboral por los nuevos modelos.

Explica cómo desde el 2019 se habían hecho pilotos de teletrabajo pero con la pandemia todo se aceleró.

Así, la tarea después de lograr la conectividad entre las personas que exigía trabajar a la distancia, consistió en mantener la conexión entre los equipos de trabajo para sacar adelante las metas. En esto, dar continuidad a las actividades de bienestar fue importante.

Así fue como la productividad se mantuvo en niveles del 93%, luego de las evaluaciones de desempeño.

Hacia adelante, en la revisión de roles se ha constatado que es necesario que el 28% de las funciones se cumplan de manera presencial.

Otro 72% podría hacer teletrabajo, pero de este último porcentaje el 77% estaría en alternancia y solo el 23% de manera remota.

A juicio de Karina Marín, el reto hacia adelante para las empresas consiste en que los líderes de las organizaciones aprendan a gestionar equipos que trabajen por objetivos comunes desde donde se encuentren.

Y aquí, la comunicación y la confianza juegan un papel muy importante.

Además, la flexibilidad tanto de colaboradores como de jefes será crucial, subraya.

A ALISTAR LAS OFICINAS

El regreso a la oficina también ha conducido a que los espacios laborales se adapten a las nuevas realidades, incluida la bioseguridad. No faltan los empleados que llegan a sus sedes corporativas y encuentran estaciones de trabajo disponibles y abiertas para quien tenga el turno de la presencialidad.

Germán Rojas, presidente de Contract, empresa especializada en renovación de espacio y mobiliario, destaca la importancia de que la ergonomía prime y que eso aportará a la productividad.

PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido