Prodeco dejó al país en 2018 US$198 millones en regalías e impuestos

La organización realizó inversiones el año pasado por 261 millones de dólares y por concepto de compras locales 948 millones de dólares.

Prodeco

el Grupo Prodeco destinó la suma de US$24,77 millones para la ejecución de las actividades derivadas del PMA.

Particular

POR:
Portafolio
mayo 09 de 2019 - 11:16 p.m.
2019-05-09

El Grupo Prodeco es el tercer productor de carbón térmico en Colombia, y el panorama para seguir desarrollando su operación en el país está prácticamente despejada.

Sus complejos mineros de carbón Calenturias y La Jagua (a cielo abierto), ubicados en el departamento del Cesar, le dejaron al país en 2018 poco más de 11,6 millones de toneladas del mineral. Sin embargo, buscarían llevar el volumen de extracción a 12 millones de toneladas.

(El Grupo Prodeco entra al mercado del carbono). 

Lo anterior, sin contar que mantuvo la operación de transporte de carbón por la vía férrea a través de la línea nacional concesionada a Fenoco, así como el puerto de exportación localizado en Ciénaga (Magdalena).

Cabe recordar que este grupo posee una participación de 39,7% en la citada línea férrea, por la cual se transportan entre 20 y 25 millones de toneladas de carbón que produce la misma Prodeco, así como la Drumond y Colombian Natural Resources.

Mark McManus, presidente del Grupo Prodeco, dejó claro que por políticas de la casa matriz (Glencore), aún no harán públicas las cifras financieras y de producción del primer trimestre del presente año, pero si resaltó que estas son buenas.

Y destacó que la operación del Grupo Prodeco contribuyó al país con el pago de US$198 millones, como resultado de la operación en 2018. Así mismo, que la inversión para sus tareas el año pasado fue de US$261 millones, y que por concepto de compras locales la cifra llegó a US$948 millones.

Sin embargo, más allá de los datos financieros y de producción, la filosofía de la citada organización se basa en los programas sociales y el trabajo de las comunidades, que son la pieza clave en el engranaje mismo de la operación.

McManus subrayó que, las estrategias corporativas de la organización se encuentran alineadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), “con el fin de contribuir al crecimiento y desarrollo de las regiones donde tenemos operaciones”.

(Primera venta de certificados de carbono para el Pacífico). 


Asimismo, dejó claro que que la gestión operacional y de responsabilidad social se agrupa en cuatro objetivos macro: maximizar los beneficios que puedan generar las actividades, y minimizar los impactos negativos que puedan causar las tareas.

Igualmente, evitar la dependencia a las operaciones post minería, y apoyar a la consolidación de la paz territorial y el respeto y promoción de los Derechos Humanos.

OPERACIÓN Y RETO SOCIAL 

McManus hizo un especial énfasis en que otro de los frentes de la operación no es la producción de carbón o el transporte del mineral por vía férrea hasta el puerto marítimo de Ciénaga, sino la gestión medioambiental de la compañía.

Por esta razón afirmó que esta tarea se fundamenta en la atención oportuna de los principales impactos que “generamos sobre los recursos naturales presentes en nuestro entorno operativo”.

El directivo explicó en detalle que han sido identificados y caracterizados estos impactos en las licencias ambientales de las operaciones y cuentan con sus respectivas medidas de manejo y seguimiento en los planes de manejo ambiental (PMA).

Para el desarrollo de esta tarea, el Grupo Prodeco destinó la suma de US$24,77 millones para la ejecución de las actividades derivadas del PMA y de los programas que hacen parte del plan estratégico de sostenibilidad (PES).

En abril de 2018 la organización se convirtió en la primera empresa privada del país en firmar un acuerdo para la compra plurianual de certificados de carbono.

El presidente de Prodeco señaló que este acuerdo, en el que participaron con 20 comunidades etno-territoriales del pacífico colombiano, representadas por la ONG Fondo Acción a través del proyecto Redd + Pacífico, fue financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y apoyado por el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y la ONG Conservación Internacional.

Otra de las tareas ambientales ha sido la de impulsar, desde el 2016, una iniciativa orientada a reducir de manera sustancial el impacto ambiental que dejan los residuos sólidos en los municipios cercanos a la operación minera, con la participación de la comunidad.

Así, el sistema de aseo que presta servicio de recolección de residuos le ha generado más de $134 millones en ingresos a la compañía, además de cinco puestos de trabajo, y ha disminuido en 30% la contaminación en la zona de influencia de la operación.

Finalmente, Mc Manus indicó que para 2018 la inversión social ejecutada a través de las tres Fundaciones del Grupo Prodeco en las líneas de inversión educación, desarrollo de capital social y generación de ingresos fue poco más de US$3 millones.

Alfonso López
Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido