Producción de Diageo ‘made in Colombia’ se exportaría

La compañía de bebidas ‘premium’ y la Industria Licorera de Caldas, realizarán el vodka Smirnoff X1 con sabor a lulo, producto que se importaba.

Álvaro Cárdenas, gerente de Diageo

Álvaro Cárdenas, gerente de Diageo habló del convenio con la Licorera de Caldas.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 02 de 2019 - 10:17 p.m.
2019-10-02

El vodka Smirnoff X1 con sabor a lulo hecho por Diageo, el cual fue pensado y desarrollado exclusivamente para el mercado colombiano en 2017, dejará de ser un producto traído de otro país a partir de noviembre de este año y se producirá en Colombia junto a la Industria Licorera de Caldas (ILC), según informó Álvaro Cárdenas, gerente de Diageo en Colombia.

El directivo resaltó que la inversión asciende a $4.000 millones y fue un proceso en el que llevaban alrededor de tres años. Dichos recursos se destinaron a adecuaciones en la infraestructura y procesos que se verán reflejados en la preparación del líquido y embotellado, función que tendrá en sus manos la ILC.

(Diageo produciría licor ‘premium’ en Colombia). 

Cárdenas resaltó que la labor de Diageo, firma británica de bebidas premium, estará enfocada en continuar con la creación de la marca y distribución de la misma. Y agregó que durante la temporada de fin de año, como la que se avecina, se producirán 200.000 botellas de 750 ml al mes, dato que podría bajar en épocas de menores festividades a 80.000.

Cabe mencionar que durante el año fiscal pasado que recién cerró la firma –el cual iba del 1.° de julio de 2018 al 31 de junio de 2019– se vendieron 45.000 cajas de Smirnoff X1 con sabor a lulo, que equivalen a 540.000 botellas.

El ejecutivo además comentó que la marca del vodka saborizado a lulo hasta ahora está naciendo y por el momento se está distribuyendo en tres ciudades:Cali, Bogotá y Barranquilla.

Sin embargo, con esta nueva apuesta y la generación de 120 empleos indirectos para la distribución, esperan llegar a otras tres zonas antes de finalizar el año, entra las cuales podrían estar el Eje Cafetero y Bucaramanga. “En gran medida, el tiempo que tardemos en ingresar a estos nuevos territorios depende de las autorizaciones departamentales”, dijo Cárdenas.

El directivo explicó que si bien la producción local es un primer paso en el que podrían ir sumando más referencias, no descartan exportar lo hecho en Colombia. “Una vez desarrollemos bien la capacidad local, exploraremos qué tan competitivos podemos ser. Estamos aprendiendo, pero las exportaciones están en el radar”, aseveró.

(Ampliar destinos de exportación, meta de Industria Licorera de Caldas). 
 

Respecto al impacto que esperarían que tenga, en las cifras de Diageo en el país, esta nueva apuesta junto con otras innovaciones, Cárdenas dijo que podrían representar 10% del crecimiento de doble dígito que esperan tener al cierre del año fiscal que se encuentra en curso.

“Nuestro enfoque en Colombia se basa en ofrecer estrategias diferentes. Traer innovaciones que sean tendencias mundiales. El convenio con la ILC va más allá de un trabajo conjunto. La unión de una industria local con una importadora global da esperanza de lo que se viene en la modernización del sector en el país y demuestra la confianza de Diageo para traer inversiones”, comentó.

Entre las razones por las que se escogió a la Licorera de Caldas, el empresario dijo que esta ha demostrado ser una de las más vanguardistas en cuanto a estar abierta a este tipo de opciones. Sin embargo, fue enfático al decir que esto no significa que en el futuro “no tengamos una oportunidad de entablar conversaciones diferentes con las otras licoreras. Estamos abiertos”, añadió.

Según Cárdenas, es importante resaltar que este acuerdo no cambia la esencia de la Industria Licorera de Caldas. “Esta es y seguirá siendo de los caldenses, una empresa pública motivo de orgullo y pertenencia de todos en la región. El convenio con Diageo solo fortalecerá su capacidad de producción”, anotó.

La firma importadora de bebidas aseguró que, una vez termine el contrato que va a tres años, la destilería se quedará con la propiedad de los equipos para el uso de su producción. Para ello, deberá pagar al menos el 35% de su valor total.

“El conocimiento y la avanzada tecnología transferido a la licorera departamental garantiza que esta opere bajo los altos estándares de calidad que tiene la compañía a nivel mundial y le permita ser reconocida en el mapa global como una destiladora de primer nivel”, dijo Diageo.

Como se había mencionado previamente, esta nueva apuesta generará alrededor de 120 empleos indirectos, con lo que totalizaría 1.300 plazas de este tipo. Los directos son 300.

OTRAS APUESTAS

La Industria Licorera de Caldas (ILC) anunció que también llegó a un acuerdo con el departamento de Boyacá para producir el tradicional aguardiente Líder, luego de que finalizara un convenio que este tenía con una firma privada. Así las cosas, se espera que finalizado el 2019 se hayan producido 300.000 unidades reducidas de 750 ml del producto en mención. De acuerdo con Luis Roberto Rivas Montoya, gerente de la ILC, debido a la capacidad que tienen, se han convertido en la maquiladora de los departamentos de Colombia, pues hoy en día cuentan con contratos de prestación de servicios de fabricación con Putumayo, Nariño, Meta, Caquetá, Norte de Santander, Platino y ahora con Boyacá.

valcif@eltiempo.com

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido