¿Qué va a pasar con los pacientes y los empleados de Medimás?

MinSalud afirmó que a los usuarios se les garantizará la prestación del servicio. Mientras se define la situación, trabajadores seguirán laborando.

Medimás EPS

ALEXIS MÚNERA / EL TIEMPO

POR:
Portafolio
octubre 04 de 2018 - 11:18 a.m.
2018-10-04

La noticia de que la venta de Cafesalud (antes SaludCoop) a Medimás sería reversada, por incumplimiento de los compradores, tiene en incertidumbre a pacientes y empleados de la compañía.

(Lea: Medimás: socios demandarían al Estado por pánico económico). 

Para los usuarios, el mayor temor radica en la prestación del servicio de salud. Sin embargo, este miércoles el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe Restrepo, entregó un parte de tranquilidad a los pacientes de Medimás.

“El mensaje más importante en este momento es que el sistema de salud, el Gobierno Nacional y toda las autoridades vamos a acompañar a los afiliados de Medimás en el cumplimiento del acceso y servicio oportuno y la continuación del tratamiento”, señaló el ministro Uribe, tras conocerse el anuncio de la Procuraduría de reversar la venta.

Añadió que el esfuerzo más grande hacia adelante debe estar enfocado en garantizar la continuación en la atención de los afiliados, así como el correcto relacionamiento con la red prestación al que brinda ese acceso.

(Reversan la venta de Cafesalud a Medimás por incumplimiento). 

“La EPS ese sigue viva (...) No conocemos las implicaciones legales de la decisión. Tenemos que analizar jurídicamente estas implicaciones. Medimás, por el momento, sigue Viva y los usuarios seguirán siendo atendidos y vamos a garantizar eso”, indicó el jefe de la cartera de Salud.

En caso de que la revocatoria de la venta y terminación del contrato avance, la Superintendencia de Salud deberá adoptar medidas para garantizar el aseguramiento y la continuidad de la atención a los más de 4 millones de afiliados con los que cuenta Medimás.

Por norma, la EPS deberá dar continuidad a los servicios y garantizar la atención de los usuarios durante la transición de estos a otras EPS.

Al otro lado de la balanza está los empleados de la EPS, quienes han manifestado su incertidumbre en caso de que sea liquidada la venta.

No obstante, por ahora todos los trabajadores seguirán laborando.

Otra duda que surge radica en quién pagará la deuda que tiene Medimás a los hospitales que han prestado los servicios y a los que también se les estaría incumpliendo.

Por ahora, mientras este rollo, se desata, los pacientes pueden tener la seguridad de que los seguirán atendiendo.

Siga bajando para encontrar más contenido