Ramo espera vender $320.000 millones este año

Con perspectivas de crecimiento, nuevas inversiones y giros estratégicos en el manejo de su portafolio, la compañía colombiana Ramo constató la semana pasada el fervor de los colombianos por la marca.

Carlos Hugo Escobar / Presidente de la Junta Directiva de Ramo

Archivo Portafolio.co

Carlos Hugo Escobar / Presidente de la Junta Directiva de Ramo

POR:
septiembre 30 de 2012 - 09:51 p.m.
2012-09-30

El rumor de una venta de la empresa del Chocoramo que salió de una cuenta de Twitter, fue completamente, desmentido por la compañía y demostró el interés de los consumidores por esta empresa que seguirá siendo colombiana y de sus dueños originales, descendientes del fundador, don Rafael Molano, explicó el presidente de la Junta Directiva, Carlos Hugo Escobar.

La empresa tiene inversiones superiores a los 40.000 millones de pesos para impulsar sus líneas de negocios. Una de ellas es la relacionada con el pan que hasta el momento es el que vende tajado en tiendas y supermercados.

Y es, en ese campo en donde avanza en una reestructuración, anuncia Escobar.

Justamente, en ese campo, la empresa lanzará en unos meses un producto, a su juicio, completamente innovador.

“Es un negocio disperso en muchísimos jugadores regionales, en donde no hay un líder en la categoría de pan.

Hay unas 20.000 panaderías de barrio y cada una tiene su referencia de producto propio”, dice el ejecutivo.

La compañía trabaja en el rediseño del concepto del pan para ofrecer más alternativas.

 “Nosotros se lo entregamos semi horneado al panadero para que él lo pueda terminar y entregar caliente a sus clientes”, explicó Escobar, quien advierte que este año la empresa arroja resultados satisfactorios, pese a la desaceleración en el consumo de productos masivos.

“Sin embargo, nosotros estamos creciendo a niveles del 14 a 15 por ciento en pesos y estamos creciendo a niveles de 4,5 y 5,0 por ciento en unidades, que para lo que se está viendo en la economía es un crecimiento muy bueno. Este año, espera ventas del orden de los 320.000 millones de pesos.

Ramo maneja varias líneas de negocios y la principal es la del ponqué, en la cual es el líder del mercado con el 63 por ciento de participación y el 70 por ciento de sus ventas. Diariamente produce 300.000 minichocoramos y 600.000 chocoramos.

Además, acaba de colocar en el mercado su Choco Brownie, que tiene la misma capa de chocolate de su producto ‘reina’.

En un año espera ampliar la producción con una línea más que le significará 25.000 millones de pesos.

Está también en el negocio de los snacks, particularmente en el segmento de maíz.

Tiene copada su capacidad de producción.

Por eso, programa la manera de doblar la producción, con una inversión de 18.000 millones de pesos.

Ramo también produce achiras, como negocio exclusivo, y colaciones atractivas en Navidad.

El interés de la empresa de ampliar su infraestructura está relacionado con el objetivo de penetrar especialmente la costa Atlántica y el Pacífico, así como Antioquia.

Así se deberá preparar para ampliar su red de distribución que pasará de 230.000 a 400.000 clientes.

SIN TOCAR A RAMO, RASTREA ALIADOS EXTRANJEROS PARA FORTALECER NEGOCIOS

El presidente de la Junta Directiva de Ramo, Carlos Hugo Escobar, sostiene que con el interés de inversionistas extranjeros de hacer negocios en Colombia aparecen oportunidades.

Explica que en negocios como los de snacks, galletería y pan, la empresa busca aliarse con jugadores internacionales que quieran ser fuertes en el país.

No se trata de vender la operación de la unidad de negocios, sino de hacer sociedades con empresas interesadas.

El negocio de ponqué se margina de esa posibilidad, advierte.

“La mentalidad no es cómo hacer una utilidad de la inversión que se ha hecho saliendo del negocio.

Se trata de buscar quién tiene que aportarnos para ser mejores en calidad y oferta.

Ramo es una compañía sólida para hacer las cosas, pero sí hay gente con más capacidad la idea es sumar esfuerzos”, explica.

En todo caso, deja claro que la mexicana Bimbo no sería un aliado.

“Bimbo es un competidor frontal, interesado en comprar cuanto competidor tiene para crecer su tajada. En eso somos incompatibles”, enfatiza Escobar.

Constanza Gómez G

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido