Recuperar la confianza es el reto de la nueva junta de EPM

El alcalde Daniel Quintero anunció cinco nombramientos. Expertos también dicen que es necesario buscar la sostenibilidad de la empresa. 

Hidroituango

EPM tiene como reto cumplir con la nueva fecha anunciada de los 2.400 MW de potencia de HIdroituango en 2022.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 18 de 2020 - 10:44 p. m.
2020-08-18

Aunque el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, había revelado en días pasados los nombres de los primeros dos integrantes de la nueva junta directiva de Empresas Públicas de Medellín (EPM), ayer dio a conocer tres nuevos nombramientos. Sin embargo, en lo corrido de esta semana el mandatario anunciaría quiénes ocuparán los tres asientos restantes de la compañía.

(Alcalde de Medellín anunció la nueva junta directiva de EPM). 

Desde el pasado viernes, Quintero dio los nombres de Sandra Suárez, gerente de revista Semana y exministra de Ambiente, y de Jorge Iván Palacio, expresidente de la Corte Constitucional, exmagistrado y catedrático.

Ahora, uno de los asientos de la junta será ocupado por el ingeniero Luis Fernando Rico Pinzón, quien estuvo en la dirección general de Isagén por 16 años y también gerenció la división de Proyectos de Inversión y Comercialización de Energía de esa compañía. Además, ha formado parte de las juntas de Acolgen y Andesco.

El segundo nombre anunciado por Quintero es el del economista Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo y exdirector del Departamento Nacional de Planeación (DNP), quien también ha formado parte de las juntas de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico, de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) y de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg).

El quinto asiento de la junta lo asumirá Ómar Flórez Vélez, exalcalde de Medellín, expresidente de la Junta Directiva de EPM, exgerente de la Fábrica de Licores de Antioquia, exsecretario de Hacienda de Antioquia y excongresista, entre otros cargos.

Pese a que faltan tres nombramientos, el rector del Colegio de Estudios Superiores en Administración (Cesa), Henry Bradford, considera que EPM se enfrenta en este momento “a una situación dramática” ya que el costo de la deuda de la compañía ha aumentado por cuenta de las reacciones de las calificadoras de riesgo (estas han bajado la nota a EPM como emisor).

Según el rector del Cesa, es fundamental lograr la conformación de una junta “con el más alto nivel de independencia” que además tenga “un balance entre conocimiento técnico y empresarial”.

Pero más allá de esto, señala, es clave que esta se aleje de posiciones políticas y se concentre en “salvaguardar la sostenibilidad de EPM y la relación adecuada con sus grupos interés. Esta es la necesidad más apremiante”.

A su vez, el exministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, señaló que “el principal y mayor reto de la nueva Junta, encabezada por el señor Alcalde y el Gerente de EPM, es rescatar la confianza afectada por la forma abrupta como se dio el retiro de los integrantes de la anterior Junta”.

Según Acosta, para lograrlo, es necesario “el compromiso por parte del Alcalde de respetar el régimen corporativo y la independencia de los nuevos integrantes de la Junta”.

Además de recobrar la confianza, señala el exministro, el siguiente reto consiste en sortear con éxito el proceso de conciliación (de la demanda por Hidroituango) que apenas se inicia con la mediación de la Procuraduría. “De no lograrse un acuerdo, la Junta debe conducir con tino el pleito ante los tribunales”, añadió.

Pero, más allá de recuperar la confianza y superar las controversias alrededor de las empresas constructoras de Hidroituango, Acosta concluye que “lo más importante es asegurar la terminación del proyecto, evitar el siniestro y cumplir con la nueva fecha anunciada de entrada de las cuatro unidades con sus 2.400 MW de potencia en 2022, como lo ha anunciado el Gerente de EPM (Álvaro Rendón)”.

‘REDUCCIÓN DE FITCH NO HA ACELERADO OBLIGACIONES’


Luego de que la calificadora Fitch Ratings bajó la semana pasada las notas internacionales en moneda local y extranjera de EPM (hasta ‘BBB-’ desde ‘BBB’), la compañía Empresas Públicas de Medellín (EPM), a través de un comunicado publicado por la Superintendencia Financiera, manifestó que esta situación “no ha generado, a la fecha, aceleración de obligaciones financieras, el incumplimiento o activación de covenants financieros, ni ha implicado la exigencia de garantías adicionales por los actuales acreedores financieros”.

Asimismo, la compañía dio a conocer que desde el pasado 11 de agosto “se han atendido una serie de teleconferencias con acreedores financieros respondiendo inquietudes sobre la situación de gobernanza corporativa”.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido