Renunció el presidente de las grandes inversiones

Héctor Fernando García Ardila, timonel saliente de Postobón, abrió paso a Miguel Escobar Penagos para sucederlo.

Héctor Fernando García Ardila, presidente saliente de Postobón.

Archivo particular

Héctor Fernando García Ardila, presidente saliente de Postobón.

POR:
agosto 06 de 2013 - 03:42 a.m.
2013-08-06

El presidente Héctor Fernando García Ardila confirmó ayer que se encuentra en empalme con el sucesor, Miguel Escobar Penagos, y dijo que tras 31 años y medio en la compañía y 13 en el timón de Postobón, da un paso al costado para enfocarse en asuntos particulares y de la familia. “Me tomaré un tiempo para el empalme, organizar la mente; hay tantos campos para moverse  en este país, toca es escoger bien”, expresó.

Miguel Escobar Penagos, entre otros cargos, ha sido presidente de Peldar, una empresa en la que la Organización Ardila Lulle (OAL), que controla Postobón, es socia minoritaria, y Refisal. El directivo también fue presidente de Owens-Illinois (O-I) EE.UU, empresa  propietaria de Peldar.

Durante los 13 años que comandó Postobón, García lanzó un alto número de marcas de bebidas no alcohólicas, entre otras, de gaseosas, como Speed, energizantes, energéticas, té y aguas saborizadas. García dijo a este diario que con el apoyo de la OAL se construyeron 50 obras de infraestructura entre plantas y centros de distribución. Desde 1999 lideró la incursión en un portafolio amplio negocio de bebidas refrescantes, no solo de gaseosas, y nunca niega la esencia del producto origen de Postobón:  las gaseosas.

Tras el saneamiento financiero de los años 90, Postobón pasó de tener un Ebitda (utilidad antes de impuestos y otros) consolidado de unos 84.000 millones de pesos  anuales a unos cercano de 550.000 millones de pesos. García también calcula entre 3,5 y cuatro billones de pesos las inversiones en capital, fabricas, línea de producción, equipos de frío y camiones, los recursos encauzados en los últimos ocho o nueve años, tanto por la empresa como os socios, a la expansión de Postobón. “En los últimos cuatro años las inversiones fueron más intensas, unos 500.000 millones de pesos anuales en promedio, pero más atrás se hicieron otras también importantes”, explicó.

Postobón, que es en realidad un conglomerado de bebidas, también se expandió este tiempo sin deuda, con el flujo de caja y recursos propios, y salió del momento más difícil de su historia. El mercado de gaseosas en Colombia es de 53 litros per cápita anuales, que sumados a lo que los  que se toman en néctares de jugo, aguas y productos funcionales arroja 83 litros anuales. Bajo la orientación de García, Postobón también  triplicó los ingresos provenientes de gaseosas, que, no obstante, pasaron de representar el 70 a un 50 por ciento del negocio total por la diversificación.

En 1999, Postobón vendía solo 590.000 millones de pesos y en el 2012 ya llegaba a unos 2,2 billones de pesos. Para este año, según García,  proyectan 2,3 billones de pesos. “Es una meta alta en un mercado muy competido, muy dinámico, muy agresivo por parte de todos los competidores, por lo menos de los más grandes”, aseveró. Agregó que su mayor legado es haber cumplido la meta que se fijaron hace unos cinco a seis años de consolidarse como líderes en el mercado de bebidas no alcohólicas. “En el 2000, la primera etapa, cuando llegamos (no habla en singular sino del equipo) no éramos líderes y al cabo de cinco años logramos volver a serlo y recuperar el liderazgo”, sostuvo.

García añadió que Postobón es la primera en el total de categorías del sector de bebidas no alcohólicas  superando a Coca-Cola Femsa. “Somos líderes en aguas, té listo, jugos y bebidas hidratantes. En gaseosas nos peleamos de tú a tú con ellos, de pronto nos gana por poco, pero ahí damos la ‘ pelea’ ”, afirmó. El ejecutivo también comandó recientemente la inauguración de una planta de Iberplast (envases y empaques) en Madrid (Cundinamarca) y otra de bebidas en Malambo (Atlántico). Así, la empresa completó en el 2012, 23 factorías y 70  centros de distribución. También deja el camino abierto para que Postobón se convierta en multilatina, mediante la compra y/o apertura de plantas en el exterior, y todo indica que eso podría ser pronto. “Seguimos en eso pero no se ha concretado nada”, aclaró.

García también lideró en el 2012 inversiones de Postobón por 290.000 millones de pesos, entre otros, para la construcción de la planta de Malambo, varios centros de distribución, vehículos y neveras en punto de venta. Precisamente, llevar a las marcas del Grupo Postobón hacia otros países y consolidar la presencia en 14 mercados a los que se exportan son algunos retos del sucesor de García. Héctor Fernando García Ardila tiene 56 años, y reemplazó en la presidencia de Postobón a Jairo Gómez Domínguez. También dirigió a Cervecería Leona. Se graduó en Economía y Administración de Empresas en la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga.

Siga bajando para encontrar más contenido