Sándwich Qbano: 240 locales en 40 años

Los empresarios Pablo Gómez y Mario Maya celebran la construcción de la marca caleña de franquicias, líder en su segmento.

Sándwich Qbano

Pablo Gómez y Mario Maya, fundadores de Sándwich Qbano.

Santiago Saldarriaga/El Tiempo

POR:
Portafolio
octubre 10 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-10-10

Un producto fresco y de calidad que ha tenido buena acogida en el mercado, ha sido ‘la receta’ del éxito de Sándwich Qbano que por estos días celebra 40 años.

(Lea: La estrategia de Sándwich Qbano para no perder su 'mordisco' del mercado)

Así habla Pablo Gómez de la fórmula para que la cadena esté vigente. Él y su socio Mario Maya, son los fundadores de la cadena que se extiende por todo el país.

(Lea: Sandwich Qbano: de un garaje a una franquicia creciente)

Ambos empresarios, que se consideran hermanos a punta de hacer negocios y consolidar una marca reconocida, recuerdan cuando se conocieron como mensajeros de farmacias desde muy jóvenes. En medio de la amistad, se aventuraron a comprarle a un ciudadano cubano un pequeño sitio en la emblemática Avenida Sexta de Cali. Hoy son 240 locales en 52 ciudades y municipios en el territorio colombiano.

La meta de la cadena es llegar a los 250 locales al cierre del 2019.
A nivel internacional, tiene presencia en Panamá con cinco restaurantes, y en Miami con otros dos puntos.


La marca vende al año aproximadamente más de $200.000 millones y en el 2019 el crecimiento va a un digito, entre 5% y 8%, dice María del Pilar Amorocho, quien recientemente asumió la gerencia de la cadena de comidas, y quien tiene amplia trayectoria en el sector.

Del total de los restaurantes de Sándwich Qbano solamente 15 son propios, por lo que sobresale la importancia de las franquicias para el impulso del negocio en estas décadas.
En total, la empresa cuenta con 90 franquiciados que tienen más de un punto en operación.

Maneja tres variedades de pan fresco, carnes magras y pollo de calidad. Eso ha hecho que la marca tenga el reconocimiento entre los clientes.

El trabajo alrededor de la experiencia y la innovación será el eje en el corto, mediano y largo plazo, anota Amorocho, quien comenta que a propósito del aniversario lanza su ‘sándwich fiesta’ que es de costilla de cerdo y agridulce.

En el año presenta dos o tres productos nuevos y eso se va a mantener. Actualmente, tiene 15 opciones en el menú. E incluso la variedad le ha llevado también a ofrecer hasta hamburguesas. Pablo Gómez destaca que la preferencia por este tipo de comida rápida ha aumentado entre los colombianos y está en el cuarto puesto. Los principales competidores del sándwich son la hamburguesa, el pollo y la pizza.

En los últimos años el producto que promueve Qbano también ha tenido un impulso muy importante gracias a que se han fortalecido otras marcas, como la multinacional Subway, que ha dinamizado el mercado y el consumo.

“Nosotros nos preparamos para la competencia, nos sostuvimos con calidad, con mejoramiento de los locales, la innovación de los productos y la tecnología también”, indica.

Ahora las aplicaciones para los domicilios también han ayudado a mover el mercado.
“Nosotros seguimos siendo los líderes y uno puede darse cuenta de que el competidor cierra puntos de venta y nosotros seguimos con la expansión y llegando a municipios donde no hay nadie, y la apuesta es mantenernos en el futuro en la categoría”, comenta Amorocho.

Ante la estrategia de bajos precios de Subway particularmente, Pablo Gómez reconoce que el consumidor siempre está ávido de promociones. Y Maya complementa que, definitivamente, el reto, en general, es competir en la categoría de las comidas rápidas, marcada especialmente por las promociones. “Nos toca estar a tono y lo hemos logrado con precios atractivos que nos mantienen vigentes”, plantea.

Gómez reconoce que no ha faltado quien ‘toque la puerta’ con el ánimo de adquirir la cadena, y recuerda una propuesta de un fondo inglés y, más recientemente, la de uno colombiano.

“No lo hemos contemplado, creemos que no es el momento y a veces hay fondos con pretensiones muy agresivas. Por ejemplo, compran ahora, lo robustecen y quieren salir a vender lo que adquieren y hemos visto que eso no es bueno para una compañía”, dice Maya.

En todo caso, advierte, que tampoco es un camino que se descarte y en algún momento se puede analizar. Esto, especialmente porque la empresa cuenta con una planta de producción, Carnes frías Enriko, que es la que provee a Sándwich Qbano y atiende a otras cadenas.

“Ahí tenemos una gran posibilidad de crecer y ahí necesitamos músculo financiero. De pronto, por ese lado podríamos estar pensando en aceptar a alguien para vender carnes frías Enriko como tal”, anota el socio fundador.

María del Pilar Amorocho añade que la cadena de sándwich es de origen familiar incluso desde los empresarios que tienen las franquicias, por lo que la opción de vender la marca debe ser muy cuidadosa. “La idea es mantenerla en el tiempo y ser sostenibles a través de franquicias”, insiste.

En materia de internacionalización, Gómez dice que se están revisando opciones de crecimiento en otros países. Por ahora, seguirán con los negocios en Panamá y La Florida.

“Eso hay que hacerlo con cuidado porque hay tener aliados que conozcan el mercado y sepan de la cadena de abastecimiento para llegar con el costo y el precio correcto al nuevo país”, comenta.

“Estamos seguros de nuestro producto y se ha validado a nivel nacional e internacional pero hay que conocer muy bien los mercados porque cada uno tiene sus necesidades. Si en Colombia es diferente de una ciudad a otra, lo es mucho más de un país a otro”, puntualiza la gerente de la cadena colombiana.

Siga bajando para encontrar más contenido