Con separación de desechos, las ZF apoyan al ecosistema

Las estrategias contemplan el destino adecuado de sustancias peligrosas y reciclables, de forma técnica y organizada.

Algunas ZF tienen centros de acopio para almacenar los residuos peligrosos y reciclables que generan.

Archivo Portafolio.co

Algunas ZF tienen centros de acopio para almacenar los residuos peligrosos y reciclables que generan.

POR:
junio 28 de 2013 - 02:02 a.m.
2013-06-28

Buscando disminuir el impacto ambiental que pueda generar la disposición de residuos sólidos en las zonas francas (ZF) del país, estas áreas han implementado una serie de medidas para manejar adecuadamente estos desechos.

Entre ellas está adelantar una separación adecuada, para evitar causar daños al ecosistema.

Un ejemplo de esta labor es la gestión desarrollada por la Zona Franca de La Candelaria que, junto con las empresas que funcionan en su parque industrial, viene separando las sobras valorables, que son entregadas a organizaciones de carácter social o de economía solidaria para su disposición final.

Entre tanto, “los productos no valorables, cada industria los almacena convenientemente, siguiendo las normas establecidas en el reglamento interno hasta su presentación para la recolección por parte de la empresa de aseo que opera en la zona industrial, que los transporta hasta el relleno sanitario de la ciudad.

De esta manera se da un manejo ordenado, dentro de la normatividad, sin que se produzcan acumulaciones perjudiciales en los predios de la Zona Franca”, dice Carlos Rubio Gómez, asesor Ambiental de la Zona Franca de La Candelaria.

Otro ejemplo es la tarea efectuada por la Zona Franca de Bogotá que cuenta con un Departamento de Gestión Ambiental (DGA), el cual se ha constituido como el organismo rector en estos temas dentro de esta infraestructura multiempresarial.

Dentro de los avances más importantes en la gestión de residuos sólidos en esta ZF, “se destaca la reducción, en un 57 por ciento, del promedio anual de generación de residuos no aprovechables, desde el 2009, gracias a las buenas prácticas de identificación, segregación y reciclaje, por parte de los usuarios. La Zona Franca ha dejado de enviar 1.348 toneladas de desperdicios no aprovechables al relleno sanitario.

Por otro lado, desde el 2009 se han reciclado 11.320 toneladas de residuos aprovechables, un promedio de 2.598 por año”, advierte un informe ambiental de la Zona Franca de Bogotá.

Entre tanto, la Zona Franca Parque Central cuenta con el manual para el buen manejo ambiental, el cual incluye medidas de protección al ecosistema que deben ser tenidas en cuenta para la construcción y operación de la ZF, tanto por parte su administración como de cada una de las empresas que se instalen en ella.

OTRO MODELO EXITOSO

La Zona Franca de Barranquilla S.A., luego de un trabajo dentro de su sistema integrado de gestión, adoptó una serie de medidas que le permitieron en el 2012

llevar a cabo actuaciones encaminadas a minimizar y mejorar la gestión de los residuos producidos, tanto peligrosos, no peligrosos y reciclables.

En el caso de los desechos peligrosos y reciclables, esta organización cuenta con un centro de acopio que le permite tener la custodia temporal de estos hasta que son entregados a las empresas autorizadas por las autoridades ambientales para que realicen su correcto tratamiento y disposición.

De las 50,67 toneladas de basuras que generó la Zona Franca de Barranquilla en el 2012, 41,21 toneladas fueron no peligrosas; 9,4 toneladas se reciclaron y solo 0,06 toneladas fueron desechos peligrosos recogidos por empresas certificadas para tal fin.

joshig@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido