close
close

Empresas

Sistemas livianos, el foco de Eternit

La compañía dejó de incorporar asbesto en sus productos en 2017 y se está centrando en materiales más sostenibles.

Miguel Rangel Galvis, presidente de Eternit para Colombia

Miguel Rangel Galvis, presidente de Eternit para Colombia.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 01 de 2020 - 10:45 p. m.
2020-10-01

Aunque 2020 ha sido un año en el que muchas empresas han reformado sus procesos industriales, otras venían incorporando cambios desde hace unos años. Eternit, compañía que por casi ocho décadas ha estado presente en el mercado colombiano, eliminó desde 2017 el asbesto de sus productos, y comenzó a enfocarse en materiales más livianos, como el drywall.

(Eternit da el paso al negocio de la construcción liviana). 

Miguel Rangel Galvis, presidente de Eternit en Colombia y director para el área Andina de Elementia, la casa matriz de la empresa, habló con Portafolio sobre cómo estos nuevos materiales han ganado terrero y las ventajas que traen para un sector clave en la reactivación, como dice el nuevo slogan comercial de la empresa, hacen parte de una “Construcción en evolución”.

¿Cómo les ha impactado la pandemia?

Fue muy duro por las paradas de las tres plantas, y luego con el proceso de apertura y protocolos, que se fue dando prácticamente a finales de mayo. Ya después ha venido despegando bien, cada mes ha sido mejor que el otro. Para nosotros, que parte de nuestros productos van a vivienda nueva, pero también estamos en el mundo de la reposición, todo este efecto de que las personas hayan tenido que estar en su en su sitio habitacional por un largo tiempo nos ha servido, pues llevó a que la gente revise más sus necesidades de vivienda, y la demanda ha sido ha sido buena. Cada planta ha pasado por su ciclo de pandemia, en Barranquilla y Bogotá, Yumbo ha sido la menos afectada.

¿Cómo ve el rol de la construcción y de Eternit en reactivar la economía?

Al final el Gobierno es el que puede a jalonar esto porque las empresas quedaron muy resentidas a nivel de caja y no se está pensando mucho en inversión. La reactivación económica del Gobierno va a tener una influencia grande para incentivar el empleo y la demanda. Hay proyectos interesantes, hemos venido mirando con el Ministerio de Vivienda el tema de vivienda rural, que puede ser clave para las regiones y un motor de dinamismo.

¿Con que a nivel de operación están hoy?

Por el hecho de tener personas vulnerables y que puedan estar contagiadas se afecta la capacidad con que se pueda estar trabajando, estamos cerca del 80%.

¿Cómo han manejado los despachos internacionales desde Colombia?

Entre nuestros principales mercados regionales está Ecuador, tenemos operación allá y desde aquí suministramos producto, en el comienzo de la pandemia fue muy traumático porque nos quedamos parados. Pasando los dos meses, cuando se dio la apertura, se reactivó. Otro mercado importante es Panamá, que ha venido con cierres y cuarentenas muy estrictas, sobre todo en construcción. Prácticamente apenas están empezando a liberar algunos proyectos. En las islas en el Caribe ha venido reactivándose más lento, Latinoamérica ha tenido cuarentenas largas y eso lo vemos reflejado en el dinamismo de exportaciones.

Desde 2017 Eternit ha venido en un proceso de reconversión en sus materiales, especialmente por la supresión del uso de asbesto en sus productos ¿Qué ha pasado con esto?

Esto se cumplió, a final del 2017 salimos 100% del uso de asbesto. El crisotilo se utilizaba básicamente productos ondulados y fue reemplazado por PDA, es un tema más de sustitución de la materia prima. Lo que estamos viendo es que el sistema en seco, el tema liviano, el drywall, tiene un crecimiento mayor.

En los últimos años ha tenido un comportamiento plano por el efecto de sobre sobrecapacidad de oficinas, por una sobreproducción de centros comerciales y de bodegas. Nosotros estamos apuntando que también el drywall se empiece a utilizar en vivienda, que por otro lado, ha venido creciendo.

Nuestro foco es dar a conocer con temas de entrenamiento, demostrar las ventajas de estos sistemas a nivel de velocidad constructiva, de peso, de costos, todos los beneficios, buscando que el constructor se mueva este tipo de sistemas constructivos. También hemos estado en el tema de cubiertos de polipropileno, de PVC, como alternativas a productos que ofrece el mercado como el zinc; y en la parte de sistemas de agua, de almacenamiento.

¿Cómo es la demanda en el mercado colombiano para este tipo de sistemas para vivienda?

Creo que va teniendo una tendencia positiva, durante la pandemia hicimos donaciones en Zipaquirá, Soacha y Madrid de un sistema celular que desarrollamos hace diez años y se orientó mucho para vivienda rural, y la ventaja es la velocidad constructiva.

Terminamos estas unidades en quince días y esto ha motivado a la misma Gobernación y al municipio de Soacha a verlo como una alternativa para desarrollo de sus proyectos.

En estratos altos es más fácil su acogida porque hay personas que han estado expuestos a este tipo de construcciones en otros países y ven los beneficios. Digamos que es un ‘mix’.

Uno de los ejemplos también, que es desafortunado, fue que en Ecuador después del terremoto las personas empezaron a pensar más en el sistema porque son mucho más flexibles y sismorresistentes, entonces la adopción del sistema ha sido mucho más rápida, hay proyectos en Quito ya de varios niveles y la gente está aceptando más estos sistemas.

Acá en Colombia hacia la zona del viejo Caldas tiene buena aceptación del sistema. En Nariño en los alrededores de Pasto hay una buena adopción. Es un tema que hay que darlo a conocer, con capacitación y estar muy cerca en de los constructores mostrando los beneficios.

¿En este momento como está compuesto el portafolio de Eternit?

La parte de ondulado o cubiertas sigue siendo alta, mezclándolas puede estar alrededor de 65%. El resto puede estar dividido en 30% de planos y 10% de tanques.
Si bien ya no se usa el asbesto, hay casas con tejas y tanques de hace muchos años

¿Qué estrategias viene impulsando la empresa para su sustitución?

El producto como tal si está en su cuerpo entero no tienen ningún problema. Una sustitución, porque sí, no tiene mucho sentido y tendría un costo muy alto. Gran parte nuestras ventas van hacia temas de sustitución, pero es proceso, estos productos duran más de cuarenta años y si no hay necesidad de levantarlos no se justifica buscar una reconversión.

¿Cómo les ha ido con el cambio de su imagen?

Se volvió un tema más digital. En plena pandemia nos tocó parar la promoción en varias ciudades. Nosotros hemos salido a comunicar que estamos presentes más en sistemas livianos, de cubiertas y el tema es sistemas de agua. Con este cambio de imagen, y lo que hemos buscado con estas donaciones, es mostrar que estamos en otros sistemas y que somos una compañía sostenible, al final seguimos siendo Eternit, no nos cambiamos el nombre como otros, porque la compañía ha actuado siempre responsablemente y no hay por qué ocultarlo.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido