Teléfonos inteligentes amenazan a los billetes

Pagar cuentas y transferir fondos son algunos de los servicios que se hacen desde el celular.

Telefonía celular

Archivo Portafolio.co

Telefonía celular

POR:
abril 28 de 2012 - 12:49 a.m.
2012-04-28

Un grupo de expertos consultado por el Pew Research Institute augura que para el año 2020 las transacciones realizadas a través de los celulares de alta gama comenzarían a desplazar los pagos con los medios convencionales, como el efectivo y las tarjetas de crédito.

Abrir la billetera para sacar la tarjeta, ya sea débito o crédito, o los billetes con los que se va a pagar una cuenta es un acto casi mecánico. Sin embargo, podría ser una rutina en vía de extinción.

Al menos así lo señalan expertos de diferentes ramas consultados por el Pew Research Center de Washington, quienes apuntan a que, para el año 2020, las transacciones realizadas con los teléfonos inteligentes desplazarán los medios convencionales de pago.

LAS ENCUESTAS
Un 65 por ciento de los sondeados dijo estar de acuerdo con la siguiente premisa: “Para el año 2020, la mayoría de la gente habrá adoptado por completo el uso de dispositivos inteligentes para hacer sus compras, eliminando así la necesidad del efectivo o tarjetas de crédito”.

En la otra orilla, se encuentra un 33 por ciento que respalda este enunciado: “Para el año 2020, los pagos realizados mediante dispositivos móviles no habrán ganado tanto espacio como método para hacer transacciones. Las implicaciones en temas de seguridad despiertan demasiadas preocupaciones entre los consumidores sobre su dinero”.

TENDENCIA AL ALZA

Es evidente que la irrupción de los teléfonos inteligentes está cambiando la vida de quienes los usan. Las cifras, además, respaldan que la penetración de estos dispositivos es una tendencia al alza.

Encuestas realizadas por el mismo centro de estudio entregan datos reveladores: uno de cada diez estadounidenses ha hecho donaciones benéficas mediante el envío de mensajes de texto y un tercio de los usuarios de teléfonos inteligentes ha realizado operaciones bancarias desde sus dispositivos.

La Reserva Federal de Estados Unidos presentó, el mes pasado, un reporte que indica que 21 por ciento de los dueños de celulares ha utilizado servicios de banca móvil en el último año, mientras que 11 por ciento admitió que piensa hacer uso de ese tipo de transacciones en los 12 meses siguientes.

La consulta de cuentas y transacciones recientes es el servicio más utilizado, seguido por el de transferencias de fondos entre cuentas.

Ante este panorama, el teléfono inteligente cada vez toma más atribuciones como una ‘billetera digital’.

Existen posiciones encontradas sobre el uso de este método en detrimento del efectivo y los plásticos.

Sus defensores argumentan que hace los cosas más simples para los consumidores, ya que un solo dispositivo reemplaza la necesidad de llevar billetes, monedas y tarjetas. Añaden, que por ser fáciles de rastrear, permiten conocer mejor los gustos y necesidades de los clientes.

‘AVANZAMOS HACIA FORMAS ABSTRACTAS DEL VALOR’
Quienes defienden el uso de los billetes dicen que la tecnología es un paso obligado, pero aún toma tiempo.

Los defensores del dinero efectivo parten de un punto básico: no todas las personas tienen acceso a un teléfono inteligente. Esgrimen, además, que las compañías de tarjetas de crédito no abandonarán su lucrativo modelo de negocio, y que los problemas de seguridad y hackers impiden dar el salto hacia esa nueva tecnología.

Susan Crawford, profesora de Harvard y exasesora en políticas de tecnología del Gobierno Obama, apunta a que este salto es el paso obligado a dar. “No hay nada más imaginativo que el sistema monetario. La idea solemne de intercambiar papeles por comida o agua demuestra qué tanto confíamos los seres humanos en comportamientos modelados. Por supuesto que avanzaremos hacia un representaciones más abstractas del valor”, afirma.

Otros, como el ingeniero de Microsoft Christian Huitema, van más allá y señalan que el salto no es tan significativo como algunos creen. “Ya presenciamos la transición del efectivo a las tarjetas débito y crédito. La billetera electrónica no es más que una tarjeta virtual, en la que las comunicaciones inalámbricas cercanas reemplazan la lectura de bandas magnéticas”.

UN UNIVERSO DE APLICACIONES PARA EL MUNDO

Las transacciones a través de los celulares tienen un amplio camino por andar que ya es transitado.

Las maneras como los teléfonos inteligentes pueden convertirse en el medio de pago del futuro tienen, todavía, un universo por descubrir.

Hoy, las transacciones a través de estos dispositivos toman diferentes formas. Algunos teléfonos y tabletas, por ejemplo, tienen un lector especial incorporado que les permite realizar operaciones como si fueran una tarjeta de crédito común y corriente.

Existe también la posibilidad de realizar traslado de fondos entre dos personas con tan solo ‘chocar’ suavemente sus teléfonos inteligentes.

Eso, sin mencionar el sinfín de aplicaciones que cumplen otras tareas (planificador financiero, convertidor de monedas, etcétera) y buscan reducir todas las necesidades del cliente en un solo aparato.

Las empresas, por supuesto, ya se han percatado del inmenso universo que todavía está sin explorar y que, seguramente, les generará muy buenos réditos.
A finales del año pasado, Google, en llave con Citibank y MasterCard, lanzó Google Wallet, un sistema que basado en tecnología de comunicación cercana (NFC, por su siglas en inglés) permite al usuario guardar información de sus transacciones en la nube, además de usar su teléfono inteligente como medio de pago.

ISIS, otro sistema basado en la tecnología NFC, será lanzado a mitad de este año por un consorcio que incluye a grandes jugadores como AT&T, Visa, American Express, Discover y Verizon.

Los almacenes también deben poner de su parte para la masificación de este medio de pago, tarea que algunos ven como una barrera.

Peter Jones, profesor de la Universidad de Chicago, opina que “la seguridad no será el mayor inconveniente para la masificación de la tecnología NFC. Habrá que hacer un mayor esfuerzo en infraestructura para poderlo utilizar a escalas nacionales”.

Bill St. Arnaud, experto en Internet, señala que su uso se extenderá más rápido en economías emergentes, “donde sería un poco más fácil ‘reconvertir’ el sistema bancario” para el uso de esta tecnología.

UN SISTEMA MIXTO

Varios de los expertos indagados por el Pew Research Center consideran que la llegada de los teléfonos inteligentes como medios de pago, no significará la desaparición de los ya existentes, sino que, por el contrario, cohabitarán.

Amber Case, CEO de la firma Geloqi, señala que “cuando las tarjetas de crédito llegaron ni el efectivo ni los cheques desaparecieron. Aunque en algunos lugares solo acepten efectivo o plásticos, lo cierto es que existen tres grandes métodos de pago. Si un nuevo método se añade, pues entonces tendremos cuatro, y los comerciantes estarán obligados a comenzar a aceptarlos”.

Jeff Eisenach, de la empresa Navigant Economics LLC, plantea esta coexistencia desde un punto de vista histórico.

“El efectivo, tangible, ese que se puede apretar con tu puño, ha estado presente por casi un milenio y no va a desaparecer en una década”, asegura.

Lo cierto es que con la masificación de este nuevo método para realizar las transacciones se reacomodarán muchos factores, como por ejemplo los hábitos de compradores y vendedores.

LA APUESTA COMERCIAL DE JACK DORSEY, EL CREADOR DE TWITTER
Una de las figuras más influyentes de Internet es, sin duda alguna, Jack Dorsey, el creador de Twitter, quien puso a conversar el mundo en 140 caracteres o menos.

Desde pequeño, este genio de la informática se interesó por crear programas que innovaran en el naciente mundo de Internet.

Lo que no muchos saben es que Dorsey también tiene una apuesta para el uso de los teléfonos inteligentes como método de pago. Square es el nombre de su creación y es pionera en el uso de estos dispositivos para realizar transacciones. Por estos días, Dorsey divide su tiempo entre Twitter y Square.

ÁLVARO A. CUÉLLAR
SUBEDITOR PORTAFOLIO

Siga bajando para encontrar más contenido