The Frenchie.co, una empresa de mucho vuelo

Dos jóvenes hicieron un emprendimiento combinando las herramientas tecnológicas con su visión de las cosas simples de empresas tradicionales.

The Frenchie

Los hermanos Daniel y Camilo Mejía, fundadores de The Frenchie.

POR:
Portafolio
julio 09 de 2019 - 11:23 p.m.
2019-07-09

“Cuando intentamos monetizar los US$125.000 que vendimos en el exterior en nuestra primera campaña, casi no lo logramos porque los bancos no entendían que era crowfunding y éramos una firma con apenas unos meses de creada”, recuerda Camilo Mejía, cofundador de The Frenchie.co, una compañía especializada en producción de billeteras, morrales y prendas de vestir que se comercializan por internet.

Hace ya casi cuatro años los hermanos Camilo y Daniel Mejía se encontraban diseñando la billetera soñada, debido a que no encontraban lo que ellos querían: pequeña, práctica y segura. Después de 70 diseños fallidos encontraron la que fue el primer proyecto de lo que a la postre sería su empresa The Frenchie.co.

Una de estas billeteras fue la Speed Wallet en su primera salida al mercado con el sistema de crowfunding, en la plataforma Indiegogo.com colocaron más de 3.000 productos en un mes y cinco días.

“Nos fue muy bien en ventas, debido a que habíamos realizado una buena campaña publicitaria en internet, dirigida a clientes potenciales en diferentes partes del mundo. Pero como no teníamos dinero para ello mi papá nos financió y luego cuando el giro de las ventas no llegaba, a nuestro padre le tocó volvernos a financiar”, señala Mejía, al referirse a sus inicios.

Hoy, con más de cuatro millones de dólares de productos colocados en el mercado, la compañía se expande con un foco en particular: hacer fácil la vida a los viajeros.

Las billeteras son producidas con cuero y fibra de carbono y con medidas de seguridad que impiden que los datos de las tarjetas de crédito y débito puedan ser robados por contacto.

El ingenio de estos jóvenes los llevó a producir, además, varias versiones de billeteras, morrales y recientemente incursionaron en prendas de vestir, específicamente en camisetas y jeans, para viajar.

A la cita con Portafolio, Camilo llegó en jean y camiseta de su propia creación, la diferencia de estos productos no se nota a simple vista pero ganan mercado fácilmente debido a sus bondades:

Primero todas las prendas son hechas con hilos de cobre, no solo las costuras, este metal es usado en medicina para controlar las inflamaciones de las articulaciones y para controlar el dolos, con lo cual sus pantalones y camisetas se convierten en un gran aliado para viajes largos en avión.

De otra parte, al ser un antiséptico, los malos olores no se quedan en las prendas, con lo cual se puede usar por varios días, según recomienda la misma empresa.

En el caso del jean, la tela cede bastante y trae bolsillos internos con el tamaño perfecto para el pasaporte y dinero con lo cual el viajero puede estar tranquilo de que sus documentos y dinero están seguros.

“Queremos que la experiencia de viajar bajo todo punto de vista sea realmente segura, fácil y que las prendas aporten un plus”.

Este emprendimiento de los hermanos Mejía ha recibido varias distinciones y ha sido seducido en el programa de televisión “Al agua con los tiburones”, pero sus creadores se mantienen fieles a su filosofía de creación y a la estrategia de comercialización, en donde consideran que está el secreto de su éxito.

UN MORRAL A TODA PRUEBA 

Los materiales del morral también incluyen cuero e imanes. El morral ofrece varios sistemas de seguridad que impiden que pueda ser abierto mientras es usado por el dueño y tiene un diseño especial que le permite a quien lo usa sacar fácilmente sus documentos sin quitárselo de su espalda. Para comodidad del usuario, las tirantas usan poleas para distribuir las cargas y son hechas con el mismo material que tienen los trajes espaciales para no incomodar los hombros de quien la usa. Además, se puede expandir en más del doble de su tamaño.

Siga bajando para encontrar más contenido