Tierra reclama cuidados para nuevas generaciones

Más que una tendencia se trata de conservar un planeta sano para las futuras generaciones.

POR:
marzo 29 de 2012 - 06:01 a.m.
2012-03-29

Acciones rápidas y contundentes requiere el planeta. Por eso, ante problemas como la deforestación, una de los principales causantes del desplazamiento de especies y destrucción de los ecosistemas; la minería ilegal y el cambio climático, entre otros, algunas compañías han decidido desarrollar en su deber ser la aplicación de métodos y procesos más sostenibles y amigables con el medio ambiente.

Así, la formación de sus colaboradores en la implementación de estrategias y procesos más limpios, las alternativas de educación integral para los niños y futuros profesionales en torno a la protección de ecosistemas y del agua, además del despliegue de ideas novedosas que giren en torno a la capacitación de comunidades circunvecinas en el consumo responsable y el reciclaje, hacen parte de las tareas.

En ese sentido, las iniciativas se están generando ahora mismo, y con objetivos muy claros.

De acuerdo con un informe del Consejo Colombiano de Seguridad (RUC) a partir de una evaluación a 1.423 empresas en el 2011, en Colombia, en materia de cumplimiento ambiental, el promedio de calificación es del 90,3 por ciento. Se observó el uso adecuado del recurso agua, lo que se convirtió en uno de los puntos más importantes de la valoración, según este registro uniforme de evaluación del Sistema de Gestión en Seguridad, Salud Ocupacional y Ambiente, en diferentes sectores económicos, y que orienta a las organizaciones para que generen y lleven a cabo programas de gestión ambiental.

Así mismo, en el caso puntual de la capital de Colombia, el Observatorio Ambiental de Bogotá, que genera indicadores ambientales (que tienen que ver con el estado y la calidad del ambiente en la ciudad), publicó que de acuerdo con el Programa de Excelencia Ambiental Distrital (Pread) de la Secretaría de Medio Ambiente y las empresas que participan en él, las estrategias que se han implementado han permitido que en 10 años se haya pasado de generar ahorros acumulados en el consumo de agua de 60.110 metros cúbicos del líquido en el 2001 a 1.431.250 metros cúbicos en el 2010.

Además, en cuanto a la cantidad de material reciclado, las organizaciones pertenecientes a la Pread lograron recolectar 350.216 kilogramos en el 2010, en comparación con los 315.510 kilogramos en el 2009.

También, para el 2011, 676 empresas se vincularon a los procesos de autogestión ambiental del programa Gestión Ambiental Empresarial de la Secretaría.

Los avances continúan y la celebración de fechas como el Día del Agua (22 de marzo), un recurso vital que propone analizar desde la protección de las fuentes hídricas hasta las tareas que deben hacerse para el tratamiento de las residuales; el Día del Clima (26 de marzo), que pone sobre la mesa el problema del cambio climático; y el Día de la Tierra (22 de abril), que se convierte en una jornada para establecer estrategias concretas en torno al resguardo de los ecosistemas, son algunas de las iniciativas que muestran que la preocupación es constante y que se requiere que todos contribuyan en este propósito de salvar el planeta.

SOSTENIBILIDAD EN EL INTERIOR

Es fundamental que tres conceptos hagan parte de una nueva estructura mental al interior de las empresas: promover una cultura de la sostenibilidad humana, para que esta a su vez garantice una sostenibilidad económica, que genere la sostenibilidad ambiental.

“Esto garantiza a la organización una forma más eficiente para desarrollar sus productos, procesos y tener un impacto positivo en el entorno”, dice Manuel Manga, miembro de la Society of Organizacional Learning.

En ese orden de ideas, de acuerdo con Sandra Idrovo, directora de la Escuela de Negocios de la Universidad de La Sabana, Inalde, este es un cambio de chip para los líderes de las organizaciones, el cual le permite pensar en las personas antes que cualquier otra cosa, “porque no hay duda de que serán ellas las que garantizarán el éxito del proceso, y depende de ellas el crecimiento. Ese es un efecto que generará un impacto en toda la empresa”.

OTROS TEMAS DE INTERÉS

Además de la gestión ambiental para el cuidado de los ecosistemas, las empresas se han fijado objetivos en torno a temas que tienen que ver con la nutrición y educación infantil y juvenil, la capacitación de su grupo de colaboradores, al tiempo que desarrollan políticas para promover ambientes sostenibles al interior de las oficinas y de comunicación efectiva entre las personas; también, la creación de agendas hacia el cumplimiento de los objetivos del milenio y la contratación de personas con alguna discapacidad hacen parte de las iniciativas, y que permiten tener un efecto multiplicador de sus valores en la sociedad.

Siga bajando para encontrar más contenido