Tire y afloje por las tarifas del oleoducto Ocensa

El actual régimen de costos para sacar el crudo de los campos no tiene contentas a todas las empresas del sector. Estudio modificaría los precios.

Talisman Energy saca a venta su participación en Ocensa
POR:
Portafolio
julio 18 de 2019 - 10:07 p.m.
2019-07-18

El reciente tire y afloje entre las empresas petroleras y Ocensa por las tarifas en el transporte de crudo no solo desató una polémica en este sector, sino que además dejó en la industria un malestar para el desarrollo de la operación.

El pulso se dio por cuenta de la Resolución 31194 que expidió el Ministerio de Minas y Energía (MME) el pasado 28 de junio, cuyo contenido trazó las nuevas tarifas para el transporte de petróleo, que empezaron a regir desde el pasado 1 de julio.

Para el sector petrolero, el incremento en el 10% de la cotización dictado por el MME, según información técnica entregada por Ocensa, va más allá del índice de inflación. Incluso aseguraron que no se tomaron en cuenta los topes fijados según el marco regulatorio que rige las tarifas para el transporte de crudo.

(Fallo contra Ocensa prende alarmas en sector petrolero). 


El malestar en la industria ya era evidente semanas antes de la expedición de la citada resolución, y fue manifestada en una misiva que la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) envió al MME el pasado 6 de junio, al señalar que no se tomaron en cuenta las diferentes discusiones hechas alrededor del tema, y mucho menos para fijar el esquema tarifario.

Cabe recordar que la estructura de costos se calcula con base en los volúmenes de crudo transportados, las inversiones para tener al día la infraestructura y los costos de operación.

Palabras más, palabras menos, la misiva del gremio petrolero señaló que desde hace más de tres años vienen pidiendo a la citada cartera que se revise la fórmula con la que se calcula las tarifas para el transporte de petróleo, tema que fue planteado en las discusiones, pero que al final no fue tenido en cuenta.

Con la situación sobre la mesa, a las empresas petroleras no les quedó más camino que aceptar ‘a la brava’ un nuevo marco tarifario pasa sacar el crudo producido desde sus campos.

LAS RAZONES DEL MINISTERIO 

Al indagar con el viceministro de Minas, Diego Mesa, sobre las nuevas tarifas para el transporte de petróleo por oleoductos, el funcionario le indicó a Portafolio que éste régimen hay que ajustarlo cada cuatro años, y el plazo se vencía el pasado 30 de junio, por lo que el nuevo marco debía comenzar el pasado 1 de julio.

Recalcó que la nueva estructura de precios fue el producto de sendas reuniones que sostuvieron con el gremio, “en particular con la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP)”, para explorar varias fórmulas.

“Sobre la mesa se colocaron varias opciones para ejecutar. La primera, que se realizaría de forma paralela, era hacer un estudio estructural de la metodología tarifaria, el cual toma un tiempo porque se convoca a través de licitación pública”, explicó el viceministro.

Y agregó, “en la segunda, nos comprometimos a seguir con la regulación existente, pero partiendo de unas mesas de negociación bilateral, en el que el papel del Ministerio es el de servir como facilitador. En estas discusiones participaron los gremios y los transportadores. En abril sacamos una resolución de acuerdo a los resultados de las conversaciones técnicas”.

El funcionario precisó que en esta resolución se incluyó un aparte para indicar que se iba a llevar a cabo la licitación para convocar el estudio, donde lo proyectado es que arroje los resultados a final del presente año.

RESULTADOS DE LOS DIÁLOGOS 

Mesa destacó que en los diálogos bilaterales se presentó una participación muy alta de las empresas petroleras como de los transportadores.

“Hay que resaltar que los oleoductos están divididos por trayectos, y en total existen 77 tramos. Cada uno se sometió a la negociación bilateral entre las diferentes empresas que utilizan el oleoducto para sacar el crudo producido desde los campos y los transportadores”, explicó Mesa.

Las negociaciones bilaterales comenzaron en abril y terminaron en junio, y el funcionario subrayó que “fueron altamente participativas”.

De los 77 trayectos, se lograron negociaciones bilaterales directa y sin necesidad que el Ministerio interviniera en 45 tramos. “Aquí se logró que la tarifa quedara menor o igual a la que venía rigiendo desde hace cuatro años”, señaló el funcionario.

Pero con los 32 trayectos restantes, al no presentarse un acuerdo, el Ministerio intervino y expidió las nuevos costos amparado en el actual régimen. “No todos quedaron satisfechos. Pero el proceso fue abierto y participativo”, recalcó Mesa.

Con las empresas que no se logró la negociación, se aplicó la metodología existente, y se fijo vía acto administrativo de manera particular las respectivas tarifas.

“Queda claro, como quedó registrado en la resolución de abril, que se contratará un estudio, previa licitación pública y con independientes y terceros, con el fin que desarrollen una fórmula que reestructure el actual régimen tarifario para el transporte de crudo por oleoductos”, afirmó el viceministro de Energía.

RÉGIMEN TARIFARIO- OLEODUCTOS 

El marco tarifario que rige el transporte de crudo por los oleoductos se ampara en un sistema de libertada vigilada o controlada, lo que abre el espacio para que empresas y transportadores logren acuerdos en la cotización.

Si no se llega a un acuerdo entre las partes, el MME interviene para fijar la tarifa teniendo en cuenta las variables de costos, inversiones y el mismo transporte. Por ley, cada cuatro años la cartera minero energética, previo consenso debe expedir la nueva estructura de precios para el transporte.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido