Empresas

TLC con Europa haría crecer PIB de Colombia un 1,3%

El diputado Mário David, del Partido Social Demócrata de Portugal, será el ponente del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Perú y la Unión Europea.

Mário David se reunió con Juan Manuel Santos.

Archivo Portafolio.co

Mário David se reunió con Juan Manuel Santos.

POR:
enero 13 de 2012 - 03:33 a. m.
2012-01-13

El político portugués Mário David fue elegido como integrante del Parlamento Europeo para el periodo 2009-2014.

En esa categoría, el diputado por el Partido Social Demócrata de su país recibió el encargo de ser el ponente del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Perú y la Unión Europea, que debería ser ratificado en septiembre de este año. De visita en Colombia, habló en exclusiva con Portafolio.

¿Cómo va el proceso de ratificación del Tratado?

Muy bien. Ya establecimos en el Parlamento Europeo un calendario y, como es usual, primero el trabajo se adelantará en una comisión especializada y, en este caso en particular, en la Comisión de Comercio Internacional.

Tal como veo las cosas, esa etapa terminará en junio.

Así que con ello esperamos poder presentar el texto a plenaria en la sesión de septiembre. Mi cálculo es que el día 12 de ese mes tendría lugar la votación.

¿Eso es rápido o lento?

Considero que es rápido para el tiempo habitual de estos tratados. Creo, también, que traduce el interés de la Unión Europea en concluir el proceso.

¿Qué viene después?

Como se sabe, en la legislación comunitaria el tratado entra en vigencia en el momento en que tenga la aprobación de los dos estados contratantes –en este caso Colombia y Perú– y del Parlamento Europeo.

Después habrá también la ratificación en cada parlamento nacional, pero la entrada en vigor tendrá lugar en ese momento.

¿Ve posibles obstáculos a ese cronograma?

Yo no veo obstáculos, veo oportunidades para salir con una traducción de lo que este tratado quiere plasmar.

Claro que me imagino que todo el tema de derechos humanos, laborales y sindicales será analizado en el Parlamento Europeo. Pero es algo, que en este acuerdo esta contemplado en artículos muy precisos, que fueron negociados y firmados por los estados contrayentes.

Los sindicatos se oponen a la ratificación.

La Organización Mundial Sindical desea visitarnos para gestionar aspectos concretos y la idea es que ellos puedan exponer sus puntos de vista cuando tenga lugar una serie de audiencias públicas programadas.

Por otra parte, en este viaje a Colombia tuve la oportunidad de encontrarme con la junta directiva de la CGT.

Tuvimos una conversación muy interesante, en la que pude ver cómo ellos vislumbran el desarrollo.

¿Cuál fue su percepción de la cita?

Claro que es normal, como toda fuerza sindical, que quisieran una mayor protección social y un mejor desarrollo, pero es evidente que esta voluntad es compartida por el Gobierno que quiere la prosperidad de su país y sus conciudadanos.

No obstante, ellos creen que este pacto ayudará a desarrollar a Colombia. Nosotros sólo vemos posible hacer tratados de libre comercio si estamos convencidos de que es una muy buena oportunidad de progreso.

¿Qué oportunidades identifica?

Voy a mencionar sólo tres puntos. Los estudios que han sido hechos por entidades independientes dicen que con la implementación de este tratado el PIB de Colombia va a crecer un 1,3 por ciento cada año y para Perú 0,7 por ciento, porque cada país es diferente.

Además, hay dos capítulos esenciales que son las futuras tarifas para la exportación de banano con 75 euros por tonelada y la cuota de 62.000 toneladas de azúcar que era un pedido específico de Colombia.

¿Hay otros puntos que desea destacar?

En el comercio que tenemos la balanza es más favorable para Colombia que para la Unión Europea.

Pero la cuestión es que el 91 por ciento de las exportaciones colombianas serán cubiertas por este tratado.

Aparte de eso, el texto plasma el pacto que va a facilitar la confianza de todos los inversionistas de la UE, que pueden llegar a Colombia y Perú, pero también opera en el sentido contrario.

¿Cuál es su impresión de Colombia después de esta visita?

Yo estuve aquí hace 10 años, y el cambio es sorprendente.

En primer lugar, la mejora en seguridad, la posibilidad de poder desplazarse tranquilo, es indudable.

Y después, se ve otra actitud en la gente, pues en la primera visita noté apatía, tristeza, pero ahora se siente esperanza. Claro que hay problemas, existe mucha pobreza, pero hay una sorpresa agradable al constatar las cifras del desarrollo económico directamente.

Europa asegura que el euro no dejará de existir

No faltan los escépticos que digan que el atractivo de Europa como mercado se ha disminuido por cuenta de la crisis económica ¿Qué les diría?

En toda economía hay ciclos. La economía europea, gracias a países como Alemania, Francia o los nórdicos, sigue creciendo. En el caso de mi país, pese a todos los problemas, tuvimos un crecimiento del 0,3 por ciento en el pasado trimestre, que es mínimo, pero no es negativo.

Eso se traduce en que, una vez que se restablezca la confianza, todo se nivelará. Ahora vemos un periodo de contracción esencialmente en los países que cometieron errores, pero al final todo se va a mantener.

¿Incluyendo el euro?

El euro es para los europeos la mayor traducción de la existencia de una Unión Europea. Si el euro desapareciera, desapareceríamos también.

Todos nuestros países, incluso los más ricos, tienen la conciencia de que no podrían competir solos.

Ricardo Ávila P.

Director de Portafolio

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido