close
close

Empresas

Unicornios para principantes: qué son y cómo convertirse en uno

Habi y Rappi son las dos empresas que ostentan esta categoría en el país tras alcanzar una valoración de 1.000 millones de dólares.

Unicornios

Unicornios

iStock

POR:
Portafolio
mayo 12 de 2022 - 02:16 p. m.
2022-05-12

Recientemente, la empresa colombiana de tecnologicá Habi se convirtió en el segundo unicornio en el país. Después de recaudar US$200 millones en su ronda de inversión, la ‘startup’ logró una valorización superior a US$1.000 millones.

(Lea: Tecnológica Habi se convierte en segundo unicornio del país). 

Una distinción que a nivel empresarial tiene un impacto importante en el país. La primera en llegar a esta categoría fue Rappi. 

Una empresa considerada como un unicornio es aquellas que en el sector tecnológico tienen un alto potencial a corto plazo, según explica Jeisson Balaguera, director ejecutivo para Values AAA Y docente de la Universidad EAN. 

En este sentido, son compañías que están valoradas por más de 1.000 millones de dólares en el mercado. Generalmente, se trata de empresas que aunque no coticen en bolsa, pero a la hora de lanzar una oferta pública, tendrán una valoración alta en el mercado de capitales, de acuerdo con el experto. 

"El objetivo de todas las empresas, especialmente las tecnológicas, es convertirse en un unicornio. Sin embargo, hay compañías que no lo logran porque no tienen un valor agregado o se estancaron en el crecimiento", afirma Balaguera. 

Aunque son empresas con buena valoración en el mercado, no tienen un valor diferencial que les permita convertirse en unicornios. Las empresas tienen diferentes etapas de crecimiento, según Balaguera. 

En la primera, salen a un ronda de inversión para obtener un primer recaudo a partir de la idea. La segunda cuando la empresa empieza a facturar y se inmiscuyen ángeles inversionistas. Después, la etapa de la recepción de capital privado. Esto es cuando ciertos fondos toman el riesgo para invertir. 

Luego, está la inversión de los fondos privados con capitales mayores a 50 millones de dólares. Allí se comienzan a formar los unicornios y la compañía empieza a adquirir un valor de mercado basado en la proyección futura que van a generar. 

Quienes no alcanzan a ser unicornios, usualmente han llegado a ciertos límites de crecimiento, de acuerdo con el experto. 

(Además: Justo & Bueno: decretan su proceso de liquidación inmediata). 

Este tipo de empresas en el país, según Balaguera, generan un impacto positivo sobre la imagen del país a nivel internacional.  "Se está creando una generación nueva de empresarios que incentiva a la sociedad a crear empresas y generar ideas de negocios", puntualiza. 

PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido