¿Cuántas licencias se han cancelado a conductores de Uber y Beat?

El Mintransporte no ha evaluado propuesta de las aplicaciones de crear una categoría nueva.

Uber seguirá operando, pese a que Gobierno lo declaró ilegal

Este año se han suspendido 17 licencias por movilizar pasajeros sin tener ese permiso.

POR:
Portafolio
abril 29 de 2019 - 08:09 p.m.
2019-04-29

Entre 2018 y lo corrido del 2019 se emitieron 10.664 comparendos en Bogotá por la prestación de servicio de transporte de manera ilegal (2.796 entre enero y marzo pasado). En ese mismo lapso, se cancelaron 66 licencias de conducción por 25 años.

(Mintransporte demandó a aplicación de ‘mototaxismo’). 

En concreto, de acuerdo con la Secretaría de Movilidad de la capital, esas medidas son tipificadas con la infracción D.12 del Código de Tránsito, la cual tiene lugar cuando un conductor presta un servicio diferente al que está expresamente autorizado en la licencia del vehículo.

Y aunque, según la entidad, dicha infracción se puede registrar en diversas situaciones, como por ejemplo cuando se hace transporte escolar en un vehículo particular, uno de los casos más repetitivos es el de movilizar pasajeros con la mediación de plataformas tecnológicas como Uber y Beat, servicios que el Ministerio de Transporte, considera ilegal en el país.

(Cancelarán hasta por 25 años licencias a conductores de Uber y Cabify). 

De hecho, esa cartera anunció en diciembre pasado que se empezarían a suspender las licencias de conducción a las personas que fueran sorprendidas prestando el servicio de transporte público en vehículos particulares por 25 años. Esta medida, según los registros, en el primer trimestre del año fue aplicada a 17 conductores en Bogotá.

De acuerdo con voceros de Uber en el país, la empresa ha tratado de mantener el diálogo con las autoridades para contribuir a la construcción de una normativa que les permita operar, ya que la conformación y operación de la empresa es legal, pero la actividad de los conductores no está regulada.

“Estas interpretaciones son consecuencias derivadas de la falta de un marco regulatorio claro que reconozca, como se ha hecho en más de 130 jurisdicciones alrededor del mundo, el servicio privado de transporte intermediario por plataformas como categoría diferente al transporte público, la cual nace como respuesta a la adaptación de los marcos regulatorios a los avances tecnológicos”, señalan en un comunicado.

Por su parte, el viceministerio de Transporte se ha mostrado firme en manifestar que su prioridad es apoyar el transporte público tradicional y que hasta ahora no han evaluado la propuesta de Uber de crear una nueva categoría.

Siga bajando para encontrar más contenido