close
close

Empresas

‘Vemos inventario de acero acumulado’

El Comité de la Andi dice que no es cierto que haya desabastecimiento del material e insiste en no reducir los aranceles.

María Juliana Ospina, directora del Comité de Acero de la Andi

María Juliana Ospina, directora del Comité de Acero de la Andi.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 25 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-08-25

El país tiene la producción de acero garantizada y las importaciones también están creciendo, por lo que no vemos la necesidad de intervenir en un mercado que está operando bien. El comentario es de María Juliana Ospina, directora del Comité de Acero de la Andi, gremio que está en desacuerdo con las afirmaciones sobre desabastecimiento y propuestas que invitan a reducir aranceles con países con los que no se tienen acuerdos comerciales.

(Privados prestarán al Gobierno vacunas de Sinovac ante la escasez). 

¿Qué está pasando con el acero?

Básicamente es una coyuntura internacional. Luego del primer semestre del 2020 en donde tuvimos una caída muy fuerte en los precios, desde el segundo semestre se empiezan a recuperar las economías, detrás de todos los impulsos a sectores como el de la construcción e infraestructura, lo que ha hecho que la demanda crezca más rápido y que de alguna forma hubiera un desequilibrio en la oferta.

(Constructores y acero nacional: pulso por crisis de los insumos). 


Pero comenzando este año los precios han tenido unos incrementos por las fuertes alzas que han tenido los costos de las principales materias primas para la fabricación de acero. Allí el mineral de hierro y la chatarra han tenido alzas del 98% y del 100%. Entonces como pasa con otros comodities, ese auge ha ocasionado el comportamiento de los precios.

¿Hay desabastecimiento?

No. La industria siderúrgica cuenta con capacidad instalada suficiente para atender la demanda. Incluso, en un escenario hipotético donde esta crezca más de 40%, hay plantas que hoy no están operando porque se suspendieron hacia 2015 cuando hubo una muy baja demanda de acero y un PIB de la construcción negativo. Hoy, adicionalmente, está la nueva planta de Ternium en Palmar de Varela, Atlántico, con una capacidad para producir 500.000 toneladas de acero.

Contrario al desabastecimiento, en la actualidad lo que vemos son signos de acumulación de inventario. La industria cuenta con más de 220.000 toneladas de acero disponibles para ser entregadas inmediatamente, pero vemos que en el mercado se están empezando a acumular.

(Depender de importar el acero afecta al país: Andi). 


Y para decir esto me baso en que en la producción nacional de acero, en el periodo enero-julio según las cifras oficiales, se ve un crecimiento del 53%, y las importaciones ya están por encima de niveles prepandemia, 68%. Vale aclarar que las importaciones son el 35% del consumo total nacional de acero, mientras que la producción es un 65%.

¿Cómo ven al propuesta de Camacol de eliminar aranceles para la importación?

Nos preocupa que se esté buscando la eliminación de aranceles y es que vemos ejemplos en otras industrias como la del arroz, que es un mercado que se llenó de producto y los precios están significativamente bajos.

Es decir, forzar una caída de los precios, generando un exceso de oferta de productos e inventarios, es contraproducente. Estaríamos viviendo lo del arroz, o fomentando malas prácticas como lo que hace la industria China al genera excesos de capacidad para lograr que los precios bajen y ahí es donde se empiezan a incurrir en prácticas desleales. En defensa comercial a estas prácticas se ven casos como la sección 232 que impone Estados Unidos a todo el mundo, pero especialmente a China por esos precios tan bajos a los que exportaba en su momento en el 2018.

Además, las importaciones con países no TLC con Colombia, que es de donde se quiere eliminar el arancel, vienen creciendo 1.100%. Entonces si se está produciendo bien y están creciendo las importaciones, no se debería intervenir este mercado.

Además de la propuesta de importaciones, ¿qué más le preocupa al Comité?

Al ver las cifras oficiales del Dane entre enero y junio de este año frente al 2019, vemos con preocupación que el PIB de edificaciones está por debajo de sus niveles, decreciendo un 19%. Y el área causada, que es lo que lleva a determinar cuántas obras están en proceso, también decrece un 13%. Mientras que la producción de acero está creciendo frente a 2019 11% y frente al 2020 un 60%.

Entonces es muy delicado que el mercado se esté llenando inventarios porque estos indicadores no están demostrando una buena respuesta frente a los niveles de crecimiento que se traían en 2019. No estamos diciendo que no hayan iniciaciones, pero cuando vamos a los números de área causada se empiezan a ver diferencias importantes. 

María Camila Pérez Godoy
camgod@eltiempo.com

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido