close
close

Empresas

‘Vemos una recuperación pero sin empleo’

El director de investigaciones de Corficolombiana, dice que en el segundo semestre se espera más dinamismo por sectores como el de servicios.

José Ignacio López

José Ignacio López, jefe de investigaciones económicas de Corficolombiana.

Cortesía

POR:
Laura Lucía Becerra Elejalde
agosto 18 de 2021 - 09:30 p. m.
2021-08-18

El dato del PIB del segundo trimestre de 17,6% que entregó esta semana el Dane mostró como, a pesar del tercer pico y el paro, la economía nacional sigue recuperándose.

(Lea: Crecimiento de 7,2 % en economía colombiana en 2021: Corficolombiana)

Sin embargo, son varios los retos que aún enfrenta el país, como el mercado laboral, su estabilidad fiscal y el año electoral. José Ignacio López, jefe de investigaciones económicas de Corficolombiana, explicó cómo está el panorama para lo que resta del año.

(Además: Peso colombiano, tercer moneda más devaluada entre países emergentes)

¿Cómo ve el desempeño del PIB?

Hay varios elementos. Las cifras son positivas, pero muestran ciertas sombras. La economía colombiana está teniendo una resiliencia importante, la capacidad de recuperarse ante choques es muy alta, y también hay que destacar la dinámica tan positiva del consumo de los hogares.

(Lea: Colombia, segunda en la región con mejores índices de reactivación)

Una de las grandes sombras fue el efecto adverso de los paros y los bloqueos. Sin eso probablemente estaríamos en niveles de recuperación más importante, y en la inversión en el segundo trimestre se ve un freno muy importante, y estaba a niveles de 18% en prepandemia.

Esperamos en el tercer trimestre el PIB esté a niveles prepandemia o superiores. El balance de la actividad económica es muy positivo, pero todavía falta un buen terreno para que el mercado laboral despegue a la misma velocidad con que se está recuperando la economía. Estamos viendo una recuperación sin empleo.

Con este resultado, ¿revisarán la proyección de fin de año?

El año pasado hicimos una proyección de 5,3%, luego la subimos a 7,2% y creo que con estas cifras hay espacio para subirla más, aunque por ahora no podemos dar cifras, la perspectiva es favorable y podríamos revisar nuestra proyección.

¿Cómo ven el ritmo de reactivación para el segundo semestre?

Estamos viendo un rebote en los sectores que tenían menos posibilidades de operar bajo restricciones y protocolos de seguridad. En particular creo que el sector servicios es el que ahora va a comenzar a jalonar la economía, porque inicialmente la recuperación vino de la mano del agro y la industria, que podían operar de forma más sencilla.

En los servicios es donde se genera mucho empleo, por lo que deberíamos empezar a ver una mejoría en el mercado laboral. No obstante, todavía hay varias incertidumbres, la pandemia no se acabó ni el virus se ha ido.

¿Cuándo podría materializarse el crecimiento de la economía en la recuperación del mercado laboral?

Creo que las cifras del segundo semestre van a comenzar a mostrar un mercado laboral más dinámico, mejor. Hay un tema que será determinante, aunque aún es temprano, y es que vamos a enfrentar una situación en que la productividad de las personas formales que retuvieron su empleo va a ser más alta, la inflación estará en aumento, por lo que habrá una presión para que aumenten los salarios formales el año entrante.

Nos parece un dilema serio porque si hay aumentos muy altos las empresas seguirán motivadas a impulsar procesos de automatización y no a recuperar la mano de obra que se ha perdido.

¿Qué retos tiene Colombia para reforzar su estabilidad fiscal?

Son varios, sobretodo a mediano y largo plazo. En la coyuntura lo que se espera es que el Gobierno logre cerrar esta propuesta de reforma, que tiene un componente de recuperación muy importante, y en lo fiscal no es muy ambiciosa.

Esa discusión tendrá que estar más en el contexto del siguiente gobierno y revisar qué reformas se pueden aprobar en el país. A este gobierno lo que queda es seguir impulsando la recuperación, y a medida que esto pase, la situación fiscal va a mejorar.

Nos acercamos al año electoral, ¿cómo podría afectar esto a la economía?

En la medida en que la calidad del debate electoral se eleve y se encuentren consensos mínimos que permitan a los inversionistas tener algunas certezas, y buena parte de los incentivos o las reglas de juego básicas de la inversión no se modifican, se podría tener un tránsito hacia el año entrante más tranquilo.

Por eso es muy importante que los países tengan una institucionalidad firme, algo difícil en América Latina.

La historia ha mostrado cómo los gobierno populistas pueden generar una especie de auge en el corto plazo, pero en el mediano y largo plazo terminan realmente trayendo una contracción económica importante.

Es importante que estos mensajes se divulguen y se discutan y que el electorado con más información logre separar las propuestas serias de las facilistas que pueden ser llamativas porque buscan solucionar problemas importantes, pero son fórmulas fallidas.

¿Cuándo podría recuperar el país el grado de inversión?

Decir cuándo es complejo, porque depende de muchos factores. Yo veo difícil que en los próximos cinco, o incluso 10 años, recuperemos el grado de inversión. Tenemos una dinámica que hace que nuestra deuda pública esté en niveles muy superiores a la que tienen países con grado de inversión.

No es que estemos condenados, pero la discusión no debería enfocarse en qué hacer para recuperar el grado de inversión, sino en qué hacer para tener unas finanzas públicas sostenibles en el mediano y largo plazo.

Se necesita en primer lugar que la economía crezca. Segundo, una discusión que debe tener el país es hasta dónde vamos a seguir expandiendo el gasto público y con qué fuentes se va a financiar, pues buena parte es con renta petrolera, y en mediano plazo eso no va a estar.

Laura Lucía Becerra Elejalde
Twitter: @LauraB_Elejalde

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido