Empresas

‘Vestirse’ de sostenibilidad, la estrategia de marcas de ropa

Es el caso de Freedom, Punto Blanco, Decathlon, L’oro Moro y Agybo, preocupadas por incluir conceptos amigables con el ambiente.

Moda

Los artistas colombianos Juanes (izq.) y Fonseca (der.) promocionan su marca Agybo.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 12 de 2021 - 09:30 p. m.
2021-07-12

Varias marcas de ropa hacen una apuesta por desarrollar productos que se sumen a la tendencia que favorece la defensa del medio ambiente y la sostenibilidad.

(La importancia del sector de la moda en economías colombiana y mundial).
 

La semana pasada el Grupo Arturo Empresa Arturo Calle presentó su marca Freedom que tendrá sus tiendas propias. Entre sus particularidades, está su compromiso con el entorno.

Por ello, cuenta con telas recicladas a partir de materiales como botellas de pet, líneas producidas con algodón regado con agua lluvia y líneas desarrolladas con menos agua (lavado de ozono y reutilización de agua). Además, sus tiendas tienen un mobiliario elaborado con productos reciclados y sus etiquetas y bolsas son ecológicas.

(Jean de fique: una alternativa sostenible de la fibra nacional). 


Decathlon, por su parte, dice que busca reducir la huella de carbono y aportar al medio ambiente con sus ecodiseños. En Colombia vende pantalones de yoga confeccionados con algodón de agricultura orgánica, chaquetas impermeables para ciclismo y sacos polares de montaña hechos con poliéster reciclado.

“Colombia es el país de Latinoamérica (en los países en los que tenemos presencia) con mayor porcentaje de venta de productos ecodiseñados, el cual en la actualidad es de un 12,27%. De esta manera seguimos alineados a las políticas globales de la compañía en temas de sostenibilidad y reducción de huella de carbono” concluye Elis Ricaurte. líder de desarrollo sostenible de Decathlon Colombia.

A la fecha, el 60% de la electricidad que consumen nuestras tiendas y bodegas en todo el mundo proviene de energías renovables y esperamos para el 2026 llegar al 100%”, dice.

(El trabajo en casa desplomó las ventas de trajes formales). 


L’oro Moro, es otra marca local que trabaja con materia prima reciclada.

Según sus creadores, no solo nació para crear conciencia del cuidado ambiental sino para conectar con la naturaleza, el mar y toda la flora y fauna, explica Eduardo Losada creador de la marca.

Recientemente lanzó una colección cápsula llamada Nacimiento20 en la cual cada camiseta está producida con aproximadamente 3 botellas de plástico recuperadas.

Además, cada prenda está compuesta por 45% de desechos plásticos, 50% algodón reciclado, y 5% elastano, resaltando también que existe un ahorro excesivo de agua en su producción y en donde se transforman desechos tóxicos en una exclusiva prenda con significado y propósito.

CON MENSAJES

Por su parte, los artistas Juanes y Fonseca, son socios de Agybo, una marca colombiana que proviene de las palabras Amor, Gratitud y Buena Onda. Se identifica como ‘genderless’, sin etiquetas y con comercialización virtual.

Acaba de lanzar una nueva línea llamada “Explora tu Casa”. Esta colección se enfoca plenamente en comunicar el mensaje de la marca, amor, gratitud y buena onda, haciendo una invitación a ser más contemplativos y a que el consumidor se conecte con la sabiduría de la naturaleza y a que sienta interés por explorar el planeta Tierra. Los estampados de esta nueva colección tiene ilustraciones de plantas y astros, reforzando el mensaje central. “Estamos muy emocionados con este lanzamiento porque no es una colección más, le estamos apostando a diferentes intervenciones graficas en varias técnicas como lo es el bordado y la policromía en Serigrafía ampliando el concepto de explorar nuestra casa”, dice Martin Fonseca, gerente de mercadeo.

Punto Blanco, también ha innovado con sus productos con el fin de reducir su impacto ambiental a través de materias primas, procesos y tecnología más sostenibles.

Este año lanzó las primeras prendas hechas con algodón orgánico nativo de Colombia, un desarrollo histórico logrado junto a la Fundación ProSierra, en el que se rescató una semilla local para multiplicar su cultivo con prácticas más sensibles con el ambiente y el campesinado. Esto es parte de su iniciativa Con -Siente, orientada al bienestar integral, para promover un equilibrio entre la mente, el cuerpo, el espíritu y su relación con el entorno.

En paralelo al trabajo con este algodón nativo, Punto Blanco ha incorporado diversas fibras con procesos más responsables como el algodón y el nylon reciclados.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido