Voluntarios de las empresas se unen para construir país en Cúcuta

A través de 'Vamos Colombia', iniciativa liderada por la Fundación Andi y Usaid, atendieron a comunidades que han recibido a migrantes venezolanos. 

Colegio Buenos Aires

Más de 40 voluntarios se encargaron de embellecer las instalaciones de los colegios.

Particular

POR:
Portafolio
junio 05 de 2019 - 03:04 p.m.
2019-06-05

Sin regalar más que su mano de obra y su buena energía, sector privado, voluntarios y miembros del Ejército se dieron cita el pasado viernes en Cúcuta y Villa del Rosario (Norte de Santander) para adelantar en una maratónica jornada la transformación de dos sedes educativas que han tenido alto impacto por la migración venezolana.

(Lea: ‘Lo social debe generar ganancias para ser sostenible’, Andi)

La iniciativa denominada 'Vamos Colombia', que es liderada por la Fundación Andi y la Usaid, visitó por tercera vez a la capital nortesantandereana y a ella se vincularon diez empresas de la región, no obstante, en el país han adelantado 20 jornadas similares en comunidades vulnerables.

(Lea: ‘Empresas INspiradoras’)

Armados de brochas y palas los voluntarios atendieron los jardines y fachadas de los colegios María Inmaculada, en Villa del Rosario, y Buenos Aires, en Cúcuta, centros educativos que han abierto espacios en sus salones para recibir a estudiantes venezolanos sin ampliar su personal o planta física.

(Lea: Mujeres empoderadas a través de la educación)

“Desde el año 2015, que se inicia la situación de frontera, el colegio ha venido recibiendo estudiantes, pero este año subió dramáticamente el número proveniente de Venezuela. Tenemos en la actualidad 520 alumnos que vienen de allá”, cuenta Nohora Leal Acevedo, rectora del Instituto Técnico María Inmaculada de Villa del Rosario.

Colegio María Inmaculada

La jornada fue acompañada por el Ejército.

Particular

Leal además cuenta que este aumento repentino de estudiantes llevó a que en el colegio se tuvieran que adecuar como escritorios algunas de las mesas donde se sirven los almuerzos de 2.339 estudiantes. “Unos son netamente venezolanos, otros son hijos de padres colombianos que estaban radicados en Venezuela y que ahora retornan a Colombia”, precisa la directora.

Precisamente, para aliviar esta situación la institución educativa recibió durante la jornada del Vamos la donación de 170 pupitres para brindarles comodidad a los estudiantes migrantes.


Francisco Unda, gerente de la Andi seccional Norte de Santander, dice que el objetivo de estas jornadas es acercar a las empresas y a las comunidades, que las compañías y sus trabajadores tienen que relacionarse mejor con su entorno. “Se trata de inspirarlas a ser actores del cambio y que las comunidades se den cuenta que el cambio depende de ellos. Si todos ponemos, hay muchas posibilidades de cambiar”, señala.

En ese sentido, Unda recalcó que la donación de los pupitres es un esfuerzo simbólico. “Así como la comunidad les abrió el corazón y las puertas, pues además tengan dónde continuar su proceso pedagógico”, dice.

Y anota que “nosotros siempre decimos que estas personas han abierto el corazón y sus puertas sin pedir nada a cambio a este flujo de gente. No han aumentado su planta física ni su personal”.

Una de las 40 personas que se vinculó a este proceso fue Andrea Gómez, gerente Cúcuta de Seguros Bolívar, quien expresó que estas acciones enriquecen la vida de los demás y al final redundan en una ciudad mejor y en mejores condiciones.

“Es un enorme aprendizaje. Creo que la única manera de liderar un equipo de trabajo es con el ejemplo, porque si al final del día los directivos no nos ponemos en el lugar de quienes hacen los trabajos no vamos a entender qué significa y no vamos a invitar a la gente a que forme parte de los proyectos” dijo Gómez.

Por su parte, Ana Milena Valderrama, del equipo Fe en Colombia, que articula toda la parte social del Ejército y que contribuyó con 17 uniformados con capacidades artísticas a la jornada del Vamos, afirma que este tipo de iniciativas son importantes para contribuir a las poblaciones más necesitadas.

“Nuestro objetivo es articular que todas las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales lleguen con su oferta a las zonas más vulnerables y de estas manera integramos al Ejército a este tipo de eventos”, indica.

Y puntualiza en ese sentido que el Ejército tiene una infraestructura grande, consolidada y que su apoyo es ineludible en este tipo de eventos. “Lo que hacemos es articular los esfuerzos de Ejército con toda su capacidad y las necesidades que tiene el Vamos”, precisa.

Siga bajando para encontrar más contenido