Empresas

Volvo da el paso para traer buses eléctricos

La compañía sueca estará lista para las próximas licitaciones de buses zonales y las de las troncales con articulados y biarticulados.

André Marques, director general de Volvo para Colombia.

André Marques, director general de Volvo para Colombia.

POR:
Portafolio
abril 21 de 2021 - 07:40 p. m.
2021-04-21

La compañía sueca de vehículos tiene en su haber muchos hitos en transporte público en Colombia, entre ellos, el tener la flota más grande de buses híbridos de Volvo fuera de Europa, con 330 máquinas en operación en siete años de uso y más de 500.000 kilómetros de recorrido cada una.

(Volvo, Cadillac y Porsche impulsan el crecimiento del modelo de suscripción). 

Esto, sumado a que llevan un tiempo ya probando los vehículos para el demandante tráfico bogotano y las exigencias de mover pasajeros a 2.600 metros de altura sobre el nivel del mar, los llevan a afirmar que la próxima vez que la ciudad requiera transporte zonal eléctrico, la marca estará presente en esa licitación.

Así, cuando salga la próxima licitación de buses articulados para el sistema TransMilenio (2023 o 2024, para la troncal de la Avenida 68, la Cali o la ampliación a Soacha), Volvo tendrá sus articulados o biarticulados eléctricos listos para competir en la licitación.

“La confiabilidad y la experiencia se construyen con el tiempo, y nosotros hemos ido adecuando nuestra tecnología a las necesidades de la ciudad”, afirma André Marques, director general de Volvo para Colombia.

El directivo explica que ahora que celebran 20 años de operación en Colombia, pueden afirmar que la compañía no improvisa en el respeto al país, la ciudad, los operadores y ciudadanos, pues sus máquinas están siempre monitoreadas en los patios de mantenimiento y por telemetría para asegurar el mejor servicio.

La telemática que usan los buses les permite acceder en tiempo real a datos de aceleración, frenado, velocidad y consumo de combustible, o Safety Zones, el más avanzado sistema de control automático de Volvo, que utiliza la conectividad y la geolocalización para limitar automáticamente la velocidad máxima del bus en puntos críticos de las vías, con el fin de reducir el número de accidentes e incrementar la seguridad para los pasajeros.

Y mientras las licitaciones salen, la firma amplía su presencia en el país: hoy tiene buses en cuatro de los sistemas de transporte público nacionales (Volvo Colombia en Bogotá actualmente cuenta con más de 3.400 buses, con la más alta tecnología, que ruedan en SETP, SITP, y en sistemas BRT como Megabús de Pereira, MIO de Cali y Metrolínea de Bucaramanga), pero además recientemente inauguraron talleres de mantenimiento y atención en Medellín y Barranquilla, con el fin de atender los vehículos de la marca que tienen en el país que la componen buses intermunicipales, volcos y tractomulas.

De hecho, para este año esperan colocar 120 buses, incluidos los que se usarán como flotas de ruta nacional.

En camiones, entrarían 40 unidades para ser usadas en construcción y como tractomulas. De hecho, uno de los proyectos que la multinacional comienza a contemplar es ofrecer su portafolio de carga y pasajeros.

EL BIODIÉSEL COLOMBIANO 

Volvo trabaja con los productores colombianos de biodiésel de Fedepalma y la Fedebiocombustibles, y la compañía ha enviado muestras a la casa matriz en donde el combustible ha sido sometido a diferentes pruebas, concluyendo que tiene condiciones óptimas para la operación. Así, Volvo ha usado 100% de biodiésel colombiano en sus motores demostrando que es “muy eficiente” y no afecta para nada los motores.

De hecho, la marca entregó los resultados de sus pruebas para que si el país decide tanquear sus buses solo con biodiésel, lo haga ayudando al medio ambiente, a la generación de empleo y a la industria nacional.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido