En cuatro años Grupo Energía Bogotá fortaleció sus ingresos

Además el precio de su acción ha tenido comportamiento positivo, con valoración del 31% en el periodo 2016-2019.

Grupo Energía de Bogotá

Los ingresos consolidados del Grupo pasaron de $3,4 billones en 2015 a más de $4,8 billones en 2019, con un crecimiento promedio anual del 9,4%. 

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 08 de 2020 - 11:29 p. m.
2020-06-08

A pesar de haber sido reelegida en diciembre pasado por un nuevo período de cuatro años, la actual presidenta del Grupo de Energía de Bogotá (GEB) Astrid Álvarez terminará saliendo de la entidad antes de tiempo.

(Juan Ricardo Ortega fue nombrado como nuevo presidente del GEB). 

La nueva junta directiva de la empresa decidió que el economista Juan Ricardo Ortega la remplazaría. Esta decisión corporativa se tomó a pesar de que los números e indicadores avalan la gestión de Alvarez.

Pero por las cifras, se ve cómo mejoró el GEB en varios frentes. En el sector empresarial no dudan en resaltar (hasta sus más enconados rivales) que en los cuatro años de su presidencia (2016-2020) convirtió al conglomerado en una multilatina referente en el negocio de energía. Y pese a no existir un entendimiento y sincronización con los miembros de la nueva junta directiva, los buen resultados de la funcionaria hablan por si solos.

Los ingresos consolidados, los fortaleció al pasar de $3,4 billones en 2015 a más de $4,8 billones en 2019, con un crecimiento promedio anual del 9,4%. Así mismo, las utilidades pasaron de $1,01 billones a más de $1,84 billones al cierre del año pasado, lo que representa un crecimiento promedio anual del 16,1%.

De igual manera, basta con ver el balance financiero del primer trimestre del presente año, donde las ingresos ascendieron a $1,3 billones, con un crecimiento de 25,7% y la utilidad neta llegó a $638.138 millones, con un aumento del 39% frente a igual periodo de 2019.

Los resultados de la getión de Álvarez también se evidencian en los jugosos dividendos que recibieron los accionistas, los cuales ascendieron a $1,9 billones al cierre de 2019. Analistas del mercado bursátil del país consultados por este diario explicaron que el precio de la acción del GEB ha tenido un comportamiento positivo y una valoración del 31% durante el periodo 2016-2019.

Registros de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), con corte al 30 de abril, reportaron que la acción del GEB indicó una valorización en verde (la única con este comportamiento en lo corrido del 2020), con un porcentaje del 0.90%, mientras que las demás acciones han tenido caídas en los primeros cuatro meses.

Para Andrés Moreno, analista bursátil en el país, el título del citado conglomerado ha sido de los más sólidos en la BVC en medio de toda esta caída del mercado, ubicándose en el número uno del Colcap en valorización.

“Los accionistas del GEB no han visto ninguna perdida en sus inversiones porque esta acción ha estado muy cerca de sus máximos históricos lo que evidencia que las compañías de energía han servido como refugio para toda esta caída del mercado”, resaltó Moreno.

En el 2016, el GEB pasó de ser una empresa de transmisión de energía eléctrica semi-local con un portafolio de compañías a ser un Grupo Empresarial con nueve filiales en Colombia, Perú, Brasil y Guatemala, y abrir participación en otras compañías del sector.

“La senda que hemos recorrido en estos cuatro años nos ha permitido crecer no solo en Colombia, sino también en los demás países de Latinoamérica a través de nuestros tres grupos estratégicos de negocio: Transmisión y Transporte, Distribución y Generación”, explicó la presidenta saliente.

En Perú, el GEB es líder en la distribución de gas con sus empresas Cálidda y Contugas, e ingresaron al mercado de distribución y generación de energía al adquirir las compañías Electro Dunas, Perú Power y Cantalloc.

En Brasil duplicó su participación en el mercado de transmisión de energía con la compra de Energia Empreendimentos e Participações S.A. (ARGO) en alianza con Red Eléctrica Internacional.

Y en Guatemala, desarrolló el Plan de Expansión del Sistema de Transporte de Energía (PET).

Por su parte en Colombia, con su filial TGI se convirtió como el primer transportador de gas con una red de 4.000 kilómetros de gasoductos, y en el segmento de Transmisión como el segundo canalizador de energía. “Gracias a los proyectos en ejecución, el Grupo pasará de operar 1.503 kilómetros de redes de alta tensión en 2015 a 3.511 kilómetros en 2023, lo que representa un crecimiento del 233%”, explicó Álvarez.

La expansión regional del GEB y su consolidación en los diferentes negocios se evidencian en la calificación en BBB (grado de inversión) con perspectiva estable de la agencia Fitch Ratings, superior a la del soberano y en el techo país de Colombia.

La favorable calificación al Grupo está soportada en su diversificación geográfica, particularmente por sus operaciones en Perú.

De acuerdo con Fitch, el techo del país aplicable al GEB es el de Perú (A-), ya que el flujo de caja en moneda extranjera fuerte (dólares) de la Compañía proveniente de dicho país es adecuado para cubrir sus gastos por intereses.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido