Evaluar a la junta directiva, cuota del éxito empresarial

Si este órgano marcha bien, su efectividad se debe notar en aspectos como el desempeño financiero y organizacional de las compañías, dice un estudio.

Junta Directiva

Las entrevistas a expertos mostraron la influencia de una efectiva junta directiva.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
septiembre 28 de 2018 - 08:23 p.m.
2018-09-28

Existe relación directa entre la percepción de un buen funcionamiento de la Junta Directiva con el desempeño de la empresa en aspectos como los resultados económicos, el clima organizacional y la unidad familiar.

Así lo señala un reciente estudio realizado a partir de un formato de evaluación dirigido a las juntas de 137 empresas colombianas de diferentes sectores.

Contar con la eficiencia de este órgano de administración es un reto cada vez más importante para los empresarios colombianos que buscan mayores índices de crecimiento, opciones de cotizar en la bolsa de valores o hacer fusiones o adquisiciones.

(Lea: ¿Cómo evaluar a una junta directiva?

La manera evaluar a la Junta Directiva, también conocida como Consejo de Administración, es un asunto que desde comienzos de los años 90 inquieta a los investigadores, teniendo en cuenta que tiene funciones tan importantes como el diseño de la estrategia, la realización de un adecuado seguimiento al plan estratégico, la revisión de los planes de formación y de sucesión del equipo de alta dirección, así como el establecimiento de políticas generales como el nivel de endeudamiento, el aumento salarial y los aspectos legales.

Por lo general, esas mediciones se han centrado en evaluar sus funciones, procesos, tamaño, composición, independencia, desempeño del CEO, resultados del equipo gerencial, remuneración y funciones del presidente.

(Lea: ¿Cómo influye la junta directiva en un proceso de selección?

Sin embargo, para los investigadores especializados en el tema de Empresas Familiares, que en Colombia son más del 70% del total de compañías del país, en ninguno de los estudios se ha realizado una evaluación holística, que desarrolle en un solo cuestionario los aspectos mencionados anteriormente, sumados a otros propios de la empresa familiar como la armonía entre sus miembros, la identidad familiar o su compromiso con la organización.

Si bien el objetivo principal del gobierno corporativo tanto en empresas familiares como no familiares, es la protección de los intereses de los accionistas, mediante la implementación efectiva de estrategias corporativas, los múltiples escándalos de gobierno corporativo que han sacudido a empresas de todo el mundo, y en Colombia abundan los casos, han cuestionado su integridad y función.

(Lea: ¿Cómo manejar a un empleado sobrecalificado?

Para responder a esa cuestión, varios países han creado códigos de buen gobierno con el fin de fortalecer el rol de la junta directiva. Algunos de los más conocidos ejemplos de estos lineamientos son el Código Preda de Italia o el Código Cadbury en el Reino Unido.
Estos códigos han llevado a que este organismo deje de considerarse como un simple soporte de la administración y se convierta en un actor clave en el liderazgo organizacional.

Teniendo como base estos hallazgos, los investigadores Gonzalo Gómez-Betancourt, María Piedad López, Diógenes Lagos, José Betancourt y Javier Millán realizaron un estudio con el objetivo de determinar si existe relación entre las percepciones del funcionamiento de las juntas y el desempeño de las organizaciones en varios aspectos.

La idea era constatar si es cierta una relación entre la percepción de buenas prácticas de la Junta Directiva y la percepción de su impacto en los resultados económicos, en el clima organizacional y en la unidad de la familia propietaria.

La metodología empleada fue una encuesta en la que se indagó acerca de estas percepciones.

Se aplicaron 137 encuestas mediante muestreo voluntario a participantes y egresados de los programas de Inalde Business School, Universidad de La Sabana. Las empresas de la muestra manifestaron tener una buena experiencia en el mercado, pues el 70,8% de ellas fueron fundadas hace más de 10 años y operaban en su mayoría en el sector servicios (82,5%).

El 89,1% de quienes respondieron la consulta trabajaban para una empresa familiar. Respecto a las personas, predominaban las mujeres (64,8%) y los altos niveles de formación (81,8% con algún posgrado).

Los encuestados eran personas con amplia experiencia en juntas directivas. El 61,3% tenían más de 10 años en esta labor, en tanto que el 12,4% tenían entre 5 y 10 años.

Para el investigador Gonzalo Gómez , PhD. en managment con especialidad en Empresas Familiares “vale la pena resaltar que cuando la Junta Directiva es evaluada de manera formal dentro de la organización, el desempeño de la misma avanza sustancialmente en aspectos como el mejoramiento de los resultados económicos de la empresa, los cuales se logran con un adecuado manejo de la estrategia.

En ese escenario, los miembros de la junta directiva participan y deben estar de acuerdo con lo planteado, pues son los responsables del seguimiento.

Para el experto, “esto suena aparentemente obvio, pero no lo es porque muchos propietarios de empresa suelen centralizar las decisiones importantes de la organización y restarle poder al equipo decisor principal que es la junta directiva. Otro aspecto fundamental que plantea el estudio está relacionado con la necesidad de una capacitación continua de las personas que ocupan cargos directivos.

En muchas ocasiones los miembros de la alta gerencia son contratados con títulos académicos y experiencia suficiente, y por ello se tiende a pensar que con eso es suficiente y se ha demostrado que capacitarse para ejercer altos cargos debe hacerse continuamente, señala el experto.

IMPACTO EN RESULTADOS ECONÓMICOS

Frente a la pregunta si los aspectos de funcionamiento del CA influyen en forma significativa en la percepción del desempeño económico, se encontró que la probabilidad de tener una percepción positiva del desempeño económico es mayor cuando el consejo de administración hace un buen proceso de planeación estratégica.

Igualmente, si está atento a la formación directiva de los miembros de la alta dirección, si trabaja en establecer las políticas generales de la compañía, y si sus miembros aceptan la estrategia actual de la empresa.

En cifras, el 75.8% dijo estar de acuerdo, el 16.1% respondió que le era indiferente y el 8.1% estuvo en desacuerdo.

EFECTO EN EL CLIMA ORGANIZACIONAL

Frente a la pregunta si la junta directiva tiene un impacto positivo en el clima organizacional, de forma específica se encontró que la probabilidad de tener una percepción positiva es mayor cuando la junta directiva cumple con sus funciones. También, cuando el presidente de esta instancia sabe dar prioridad entre los diferentes temas estratégicos, la secretaría tiene conocimientos legales sobre gobierno corporativo; el presidente de la junta sabe cuándo resumir y concluir los temas de discusión y la secretaría realiza actas de las reuniones de la junta directiva. En cifras, el 50.8% de los encuestados estaban de acuerdo, el 38.7% respondió que le era indiferente, el 9,7% que estaban en desacuerdo y el 0,8% estaban totalmente en desacuerdo.

INFLUENCIA EN LA UNIDAD FAMILIAR

Con respecto a la variable Unidad Familiar se encontraron prácticas de un consejo de administración relacionadas de forma significativa con la percepción positiva: la junta tiene un buen ambiente de trabajo, la secretaría tiene conocimientos legales sobre gobierno corporativo, las opiniones de los miembros tienen injerencia en las decisiones, y el presidente de la junta directiva se comunica periódicamente con los demás miembros.

En cifras, frente a la pregunta si el buen funcionamiento de ese organismo favorece la unidad familiar, el 62,9% está de acuerdo, al 1,6% le es indiferente, el 3,2% respondió no estar de acuerdo y el 10,5% respondió estar totalmente en desacuerdo con dicha afirmación.

Es importante destacar que el 21,8% de los encuestados pertenece a una junta directiva de un negocio no familiar.

Por último, el experto Gómez Betancourt destaca que un tema que podría parecer lejano a las empresas como lo es la unidad familiar, cobra relevancia cuando de el depende el clima societario.

En este estudio se encontró que en la percepción de la unidad familiar hay una relación significativa con la percepción de la forma como se comunican las noticias por parte del gerente, con el clima organizacional, con los conocimientos legales sobre gobierno corporativo de la secretaría, con las opiniones de los miembros sobre la injerencia que pueden tener en las decisiones de la junta directiva y con la comunicación de forma periódica entre sus miembros.

Los resultados permitieron comprobar todas las hipótesis planteadas en el estudio y concluir que hay evidencia empírica en Colombia que demuestra que la Junta Directiva, genera impactos positivos sobre variables críticas de las organizaciones y que son claves para garantizar sus longevidad.

Siga bajando para encontrar más contenido