GM desafía al mercado de deportivos con otro Corvette

Si bien el mercado de este tipo de autos se contrae, General Motors rompe la tendencia y aumenta la producción del nuevo modelo.

Vista parcial del modelo Corvette Z06

EFE

POR:
Portafolio
julio 23 de 2019 - 10:58 a.m.
2019-07-23

La demanda de estos modelos se ha reducido al 2,3% del mercado de vehículos de Estados Unidos, cerca de la mitad de lo que representaba hace una década, según Edmunds. El nuevo auto de GM, con un precio inicial inferior a US$60.000, no será mucho más barato que el Corvette actual. Pese a eso, GM sumara 400 empleados y un segundo turno a su planta de fabricación del modelo en Bowling Green, Kentucky.

La estrategia de GM es atraer tanto a los compradores más jóvenes como a los viejos fanáticos autos deportivos con un cambio radical de imagen de su emblema de la década de 1950 para competir con los exclusivos modelos europeos de alto rendimiento a una fracción del precio.

Lea: (Industria automotriz global, ante su punto de inflexión)

Al trasplantar el motor a la parte central del automóvil, GM señala que el nuevo Corvette permitirá un mejor manejo en la pista y competirá con Porsche, Ferrari y Lamborghini. A una cuarta parte del precio de esos súperdeportivos, GM ve la oportunidad de aumentar las ventas de un vehículo de nicho con atractivos márgenes de ganancias. "Es muy importante para nosotros financieramente", comentó la directora ejecutiva de la compañía, Mary Barra, en la presentación. "Lo ha sido y este auto lo será". GM espera encontrar una nueva generación de compradores y atraer a coleccionistas de autos deportivos más adinerados que actualmente manejan modelos europeos.

El riesgo es que compradores base y más antiguos puedan recibir de mala forma ajustes como la decisión de GM de reemplazar la transmisión manual tradicional del Corvette, favorecida por los puristas, por una de doble embrague y alta tecnología. Si bien pocos otros vehículos vendidos en la actualidad ofrecen una transmisión manual en el mercado estadounidense, el 15% de los compradores del Corvette optan por una, un porcentaje no menor de la base de compradores.


PALETAS DE CAMBIO

En su lugar, el Stingray tendrá una transmisión automática de 8 velocidades con levas en el timón. Se ha convertido en la transmisión activa a elegir entre los autos deportivos europeos de gran categoría. El nuevo Corvette permite a los conductores usar las paletas y elegir un cambio específico, en lugar de subir o bajar uno por uno. Así que funciona como si fuera manual, solo que no hay pedal de embrague ni palanca de cambio entre los asientos.

Con el carro de motor central, una transmisión manual verdadera era más difícil de instalar y los proveedores son reacios a fabricarlas porque los volúmenes son bajos. El doble embrague controlado electrónicamente también cambia mejor, explicó Tadge Juechter, ingeniero jefe del Corvette. "La transmisión se desplaza más suave y más rápido que cualquier ser humano", afirmó Juechter. También cuenta con más potencia.

Lea: (Carros pesados de Chevrolet se mantienen arriba en ventas)

El Stingray recibe un aumento de caballos de fuerza, de 460 a 495. Además, con el paquete de rendimiento Z51, el automóvil llegará a casi 100km/h en menos de 3 segundos. Es el Corvette más rápido de la historia y tan veloz como el Lamborghini Huracán, que cuesta unos US$240.000. "Es la versión Corvette de un súperdeportivo que siempre quisimos ver", aseguró el presidente de GM, Mark Reuss. El precio exacto no ha sido revelado, pero Reuss indicó que comenzará en menos de US$60.000 en EE.UU.


BLOOMBERG

Siga bajando para encontrar más contenido