Negocios

‘Gobierno debería considerar un día sin IVA antes de mayo’

Así lo dice Efraín Valencia, gerente del centro comercial La Estación de Ibagué, quien analiza el impacto de la crisis en ese complejo y la ciudad.

Efraín Valencia

Efraín Valencia, gerente general del centro comercial La Estación de Ibagué.

Cortesía

POR:
Portafolio
enero 31 de 2021 - 08:00 p. m.
2021-01-31

El comercio vivirá un primer bimestre de sostenimiento, mientras que marzo y abril serán de transición. El despegue de la actividad se pueda dar hasta mayo con el Día de la Madre. Por eso, en el sector ya se sugiere que el Gobierno debería organizar antes de esa fecha un día sin IVA.

(Lea: Anif destaca recuperación de economía a noviembre)

Así lo plantea Efraín Valencia, gerente general del centro comercial La Estación de Ibagué, presidente de la junta directiva de Fenalco Tolima y miembro de la junta de Acecolombia, gremio de los centros comerciales. Explica cómo ese complejo ha vivido la crisis.

(Lea: ‘El Gobierno se mantiene en meta de crecimiento del 5%’)

¿Cuál es la dimensión de La Estación?

Es el centro comercial más grande de la ciudad. Tiene 249 unidades comerciales, de las cuales 195 locales y 74 islas. El área comercial es de 38.500 metros cuadrados. Es de los mismos desarrolladores de Gran Estación, en Bogotá, pero somos independientes y operamos hace 7 años.

¿Cómo está el tráfico?

En el 2019 tuvimos 7, 2 millones de personas y caímos a niveles de 3,9 millones el año pasado.

¿Y las perspectivas?

Pueden darse varios momentos. Hay optimismo en que puede haber un rebote de la actividad económica, pero vemos que los dos primeros meses van a estar afectados por lo que sucedió en diciembre. Van a ser más de sostenimiento que de reactivación, siendo febrero un poco mejor. Marzo y abril puede ser de transición y pensamos que la actividad comercial se puede fortalecer hacia mayo.

Por eso está la sugerencia de que se adelante en marzo o hacia abril uno de los días sin IVA que deben hacerse en el 2021. Eso nos podría ayudar a anticipar un poco la reactivación.

¿Cuál ha sido la evolución de la ocupación?

Antes de la pandemia estábamos al 98% de la ocupación y alcanzamos a caer a niveles del 89% en los meses más críticos, pero ya al final del año nos situamos en 97% por una reactivación por fin de año.

Ahora bien, así como muchas marcas empezaron el año, otras están cerrando sus balances y tomando determinaciones. Febrero es un mes clave porque se renuevan contratos y se evalúan la continuidad en el centro comercial. Por eso estamos trabajando fuerte para que se reactive la economía

¿Y en restricciones por la segunda ola de la covid?

Arrancamos diciembre con muchas expectativas, operando adecuadamente y tuvimos el impacto desde el 24 de diciembre por las medidas restrictivas que se establecieron en la ciudad. Desde hace un par de semanas se flexibilizaron y esperamos que empiece a mejorar la situación y se recuperen puestos de trabajo.

Para nadie es un secreto que Ibagué es una de las ciudades con más dificultades de empleo en el país, especialmente juvenil. Los jóvenes tienen opciones en el comercio y en la actividad nocturna, afectada por los toques de queda. Las medidas también afectaron el turismo que en enero es importante.

¿Cómo se reflejó eso en el centro comercial?

En enero se pudo haber llegado al 40% de las ventas, teniendo en cuenta que en la ciudad es importante por la sinergia que tiene con diciembre por la presencia de turistas.

¿Y que pasó con los ingresos?

Se nos cayeron cerca de 35% a 37% frente a lo que teníamos proyectado para el 2020. Pero igual teníamos que operar, así no todos los locales funcionaran, y garantizar las condiciones de seguridad, haciendo la inversión en protocolos de seguridad y, paralelamente, atendiendo las necesidades de alivios de los comerciantes. Hicimos descuentos en las cuotas de administración por más de $1.500 millones, de $6.400 millones proyectados.

En enero y febrero se mantendrán. Este año la cuota de administración no subirá y vamos a seguir con los alivios, dependiendo de la evolución de la pandemia. Tuvimos que priorizar gastos, renegociar tarifas de energía, condiciones con proveedores, sin bajar la guardia en los estándares de la operación, y en medio del bajo recaudo.
Se ha procurado un equilibrio sano en las finanzas y la administración.

¿y QUÉ HA PASADO CON LOS ARRIENDOS?

Hubo varios modelos de renegociación de locales. Unos aplicaron fórmulas variables, otros tomaron la decisión de reducir los arriendos o no hubo el aumento anual. Lo que uno puede decir es que, por cuenta las condiciones del mercado, en general, sí se generó una presión hacia abajo en los precios de los arrendamientos y hasta en los mismos valores de los inmuebles. Esa es una de las argumentaciones que hemos presentado para el pago del predial.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido