Hay que mejorar las condiciones de microcréditos: Bancóldex

Su nuevo presidente, Javier Díaz Fajardo, destaca varias estrategias que se fortalecerán. Una, es con la Bolsa de Valores para que pymes emitan bonos.

Javier Díaz Fajardo, presidente de Bancóldex

Javier Díaz Fajardo, presidente de Bancóldex, explica los planes para la entidad.

Cortesía

POR:
Portafolio
febrero 13 de 2019 - 09:50 p.m.
2019-02-13

Bancóldex es un banco de desarrollo, sostenible, rentable y eficiente, que debe liderar financieramente la economía naranja, apoyar las microfinanzas y facilitar créditos en condiciones más favorables y con tasas más bajas al usuario final.

Esos son los objetivos que plantea para la entidad, su nuevo presidente, Javier Díaz Fajardo. En diálogo con Portafolio explicó el plan estratégico.

¿Cómo está Bancóldex?

Lo primero es que es una gran institución con un capital humano impresionantemente bueno. Con base en ese capital humano se puede hacer mucho más y eso se lo he comunicado a todos los colaboradores. Hay un plan estratégico muy bien diseñado que se hizo en agosto del año pasado y que mapea la compañía para los próximos 4 años.

(Lea: Bancoldex, instrumento vital para las mipymes

¿Lo dejó el nuevo Gobierno?

Eso se elaboró con el liderazgo del doctor Mario Suárez y sé que es un plan estratégico muy bien hecho, con unos derroteros muy bien establecidos. La ventaja ha sido llegar a un sitio que tiene la gente correcta y el plan correcto. El reto está en hacer más y lograr impactar de manera más directa a las poblaciones a las cuales queremos llegar.

Por ejemplo, a las microfinancieras bajarle el costo del microcrédito y lograr más desembolsos.

(Lea: Lanzan línea de crédito para financiar proyectos de Economía Naranja

Estamos empezando una línea que se llama crédito directo que es con el que - con otros intermediarios del sistema financiero- vamos a prestarle directamente a empresas del sector real. Este mes inauguramos esa línea, en complementariedad con el sistema financiero. No tenemos ninguna intención de competirle a los bancos. Al contrario, son nuestros aliados. Reafirmamos que somos un banco de desarrollo para ayudarle a la gente y siempre creciendo de una manera financiera sostenida.

¿Cuáles son los indicadores principales?

En el 2018 tuvo un desempeño extraordinario. Llegamos a 4,8 billones de pesos en desembolsos de cartera y eso es un crecimiento de 37% frente al 2017. Impactamos directamente 100.000 microempresarios y nuestras utilidades fueron superiores a 100.000 millones de pesos el año pasado. Son las más altas en la historia del banco y representan un crecimiento de 30% frente al 2017.

(Lea: Bancóldex haría préstamos directos a empresas grandes

Con todo esto, lo que quiero decir es que siendo un banco de desarrollo, también somos muy juiciosos por velar que el banco siga creciendo y aumente su rentabilidad. Nuestros accionistas son los ministerios de Comercio y Hacienda, y aproximadamente 1.500 personas naturales.

¿Qué encierra ser un banco de desarrollo?

No es que nos inventemos esa bandera ahora, siempre lo hemos sido. Lo que pasa es que ha habido diferentes énfasis en el tiempo. Como banco de desarrollo comenzó para financiar las exportaciones hace tres décadas, pero con el paso de los años esa misión se ha ido expandiendo y hoy día queremos ser realmente el banco que promueve el desarrollo empresarial del país. Por ejemplo, debemos apuntar a colocar crédito en cualquiera de sus formas con plazos más largos, tenemos que llegar más a las pymes y a las microempresas.

Además vamos a repotencializar Banca de las Oportunidades. Cumple 13 años y tiene unos logros que tal vez no han sido tan publicitados pero llegó el momento de fortalecerla, con el fin de que haya mayor inclusión financiera.

¿Cómo lo harán?

Hay que mostrar cómo ha crecido esa inclusión, pero a futuro hay que mirar cómo llega a más gente con instrumentos más novedosos. Uno de los retos más importantes es que el crédito llegue más barato. Si hoy con una microfinanciera el costo puede ser del 60%, tenemos que lograr que esos créditos lleguen a los beneficiarios por debajo del 50 0 40%. Tenemos que mirar el programa a 10 años.

¿Qué otro tema es prioritario?

Liderar el financiamiento y el apoyo a la economía naranja. Ese es uno de los objetivos del Gobierno y tenemos varios frentes sobre los cuales estamos actuando. Emitimos los bonos naranja por $400.000 millones de pesos, de los cuales se han desembolsado $170.000 millones. Nos queda seguir desembolsando con respecto a ese bono, pero además de eso tenemos lo que hemos llamado la línea naranja de Bancóldex, especialmente diseñada para ese sector.

También tenemos Bancóldex Capital, un programa que administramos y que promueve coinversiones en empresas de economía naranja. Esto quiere decir que al lado de un fondo de capital privado podamos participar o coinvertir en empresas de esta actividad.

¿Qué otras iniciativas promueven?

Con la Bolsa de Valores de Colombia tenemos otro proyecto para que las pymes puedan emitir bonos y estamos trabajando esquemas de apoyo a las ‘fintech’.

También queremos dar fuerza a algunos productos. Por ejemplo, a Liquidex, una línea de negocio en la que nosotros descontamos facturas con las pymes. Queremos darle más preponderancia.

Somos innovadores en el mercado de capitales. El año pasado emitimos, entre bonos naranja, bonos verdes y bonos sociales un total de un billón de pesos y creo son pocos los emisores de deuda privada en Colombia, que pueden decir que en un espacio de 12 o 18 meses emiten ese monto en bonos con este tipo de impacto. Igualmente, vemos como una oportunidad importante retomar el mayor apoyo a los exportadores.

¿Cómo sería ese apoyo?

Nos hemos reunido con gremios y líderes de compañías y lo que vemos todavía es mucha timidez de los pequeños empresarios para exportar.

Parte de la dificultad no es por falta de apoyo a la actividad, sino por desconocimiento sobre lo que se pueda hacer con el sistema financiero y con nosotros.

Entonces debe haber una labor de dar a conocer los productos que tenemos a las empresas medianas que está listas para ir a otros mercados. También hay temas no financieros con los que podemos brindar apoyo, como la asistencia técnica.

Siga bajando para encontrar más contenido