Negocios

Hoteles en la naturaleza, en el abanico de la oferta turística

Este tipo de alojamiento está en el segmento no masivo y Glamping Tour es una alternativa para encontrar en línea las opciones en el país.

Glamping Tour

Este alojamiento en el municipio de Arcabuco, departamento de Boyacá, una de las opciones de Glamping Tour.

Cortesía

POR:
Portafolio
marzo 05 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-03-05

Pasar una noche observando cientos de estrellas en medio de un paraje natural, pero con la comodidad que ofrece un hotel, es posible en el país.

(Lea: Glamping: una nueva forma de acampar con lujo que gana terreno)

Esta es una de las ventajas de la modalidad de alojamiento llamada ‘glamping’, que debutó hace unos cinco años en la oferta nacional de servicios, y permite al turista disfrutar de la naturaleza, con la privacidad y propias de un hotel tradicional.
El crecimiento de esta oferta se encuentra estimado en un 20% anual.

(Lea: ‘Glamping’, acampadas de cinco estrellas)

La tendencia mundial hacia la conservación del medioambiente y la riqueza en biodiversidad, ubican a Colombia como un excelente destino para el turismo en naturaleza.

Es así como cifras de la Adventure Travel Trade Association (Atta, por sus siglas en inglés) - que es considerada la primera entidad referente del turismo de aventura en el mundo - indican que un visitante deja al sector 3.000 dólares durante una estadía promedio de ocho días.

Los cálculos de los arquitectos arrojan, en el mismo sentido, que la construcción de una habitación bajo dicho modelo puede costar 25% menos que una convencional.
Sin embargo, la tarifa por noche puede ser similar o mayor a la de un hotel convencional.

En nuestro país, como lo muestran las construcciones, una de las edificaciones más comunes son los domos geodésicos, con un valor por metro cuadrado que oscila entre $1,2 millones y $2,2 millones, de acuerdo con los materiales, los acabados, el tamaño y los accesorios.

En detalle, el término ‘glamping’ surge de una combinación de las palabras glamour y camping, pues permite las comodidades de la industria hotelera sin dejar el contacto propio con la naturaleza cuando se sale a acampar.

Estas comodidades en el sentido que se evita el transporte, armado, mantenimiento diario e incomodidades que puede implicar la práctica del campismo.

En el ‘glamping’ los alojamientos son además levantados dentro de grandes carpas, domos geodésicos o cabañas, aprovechando en su infraestructura elementos de la naturaleza como la energía solar y las aguas lluvias.

“La infraestructura del lugar es la que se adecua a la naturaleza y no viceversa”, señaló Javier Jaramillo, socio fundador de Glamping Tour, una plataforma que cuenta con una selección de los 270 mejores sitios para la práctica, que recomiendan los influenciadores y otros comentaristas especializados en esta actividad turística.

Para el empresario, el método más aconsejado para las reservas es un motor de búsqueda por internet porque permite a los viajeros comparar las diferentes alternativas y obtener así la mejor relación precio-calidad.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido