Innovación, la punta de lanza de Sigra para crecer

Presenta una línea para panadería y pastelería que ofrece soluciones con base en grasas vegetales.

Juliana Chaparro, jefe de mercadeo de Sigra.

Juliana Chaparro, jefe de mercadeo de Sigra.

Cortesía

POR:
Portafolio
abril 16 de 2019 - 10:16 p.m.
2019-04-16

La Sociedad de Grasas Vegetales C.I Sigra, especializada en productos para panadería y pastelería, se ha fijado la meta de que el 10% de sus ventas de este año provengan de las novedades que presente al mercado.

La innovación más relevante la acaba de dar a conocer. Se trata de Maestro Pastelero, el primer sucedáneo de la mantequilla, elaborado con grasas ciento por ciento vegetales.

“Es una margarina pero con unos atributos muy auténticos que tienen que ver con el sabor, el rendimiento y la textura”, explicó Juliana Chaparro, jefe de mercadeo y panadería de Sigra, al referirse a las bondades del nuevo producto.

(Lea: Productos y mercados, la apuesta de Sigra

Apoyada en equipos de Colombia, España, Alemania y Francia, la compañía que tiene su centro de producción en Bogotá, logró este producto que considera ganador para la industria local y de exportación.

“Con esto queremos darle una opción a la industria porque una mantequilla, de acuerdo a algunas temporadas climáticas del año, presenta algunos desabastecimientos. No es un producto estable, lo que lleva a que la industria tenga que enfrentar el fenómeno de los agotados”, dice la directiva de Sigra, quien agrega que ahora la oferta será estable y estándar en beneficio de los canales que atiende.

“Para Sigra esta es una nueva era y nos posiciona al nivel de los más grandes a nivel global”, dice Chaparro.

(Lea: Sigra diversificará mercados

Las inversiones ascendieron a $1.000 millones e incluyeron la integración de un equipo multidisciplinario para el proceso de investigación y consolidación del producto.

Para este nuevo desarrollo, Sigra, con 62 años en el mercado ha invertido en equipos de última tecnología y ha implementado el sistema de producción llamado GIF, el cual permite controlar todas las variables de un proceso de producción y de innovación.

En búsqueda del mayor aprovechamiento de Maestro Pastelero a nivel comercial, las novedades posteriores de la marca se relacionan con las presentaciones que estarán disponibles en el mercado.


“Ahora estamos desarrollando diferentes productos con varias áreas de la compañía, pero la idea es presentar al mercado otras alternativas en presentación. Regularmente estos productos llegan en paquetes de 15 kilos. Ahora hay que buscar empaques de menor volumen que generen soluciones para el cliente, en cuanto a almacenamiento, transporte y logística”.

Para tener un alcance mayor y mantenerse vigente en el mercado, la elaboración de presentaciones de un kilo, por ejemplo, le permitirá llegar al importante mercado de las reposteras independientes que están creciendo en todo el país, explica la jefe de mercadeo y panadería de Sigra.

Esto va en línea con el concepto de que Maestro Pastelero responde a las tendencias mundiales de la industria y busca estimular la pastelería gourmet, artesanal y saludable en el país, la cual llega hoy a ocupar una posición importante en el consumo de pan.

En otros frentes, la empresa se propone fortalecer su posición en el segmento de pastelería y panadería, con las otras marcas que componen su portafolio y que son apreciadas y valoradas por los clientes.

“La estrategia que tiene la compañía y la punta de lanza que tiene para los próximos cinco años es, precisamente, generar nuevas alternativas y soluciones para los clientes, con lo que se logrará un crecimiento a doble dígito”.

El año pasado sus ventas ascendieron a los $160.000 millones.

Sigra maneja tres líneas distintas de negocio. La primera de ellas es la de las margarinas industriales para panadería y pastelería, y aquí entra Maestro Pastelero a ser protagonista para quienes demandan mantequilla.

La segunda línea es la de los aceites industriales para atender al canal Horeca (hoteles, restaurantes y casino).

Y, por último, está el negocio del consumo masivo, en el que busca seguir creciendo.
Sigra además de ofrecer un portafolio propio de productos grasos, ofrece soluciones a la industria general de alimentos, a través del diseño de productos únicos y específicos. Entre sus clientes están Nutresa, Nacional de Chocolates, McCain, Colombina, Productos Ramo y Comapan, entre otros

La empresa también tiene el plan de mantener la capacitación y el fortalecimiento en conocimiento de los profesionales de esta actividad. Para Juliana Chaparro, se inicia de la base de que “la innovación parte desde el conocimiento del mercado y de las oportunidades que de desarrollo en él. Entonces, lo que queremos es traer expertos en la materia a nivel internacional que le brinden herramientas a los clientes para productos novedosos y aumentar el consumo per cápita de pan en Colombia”. 

El consumo de pan por persona se mantiene en 23 kilos al año, uno de los mas bajos de la región.

Las exportaciones del nuevo producto también forman parte de los negocios de Sigra, gracias a que cuenta con una de las plantas más modernas de Latinoamérica, con procesos de automatización y calidad que exigen los mercados internacionalmente.

Las ventas externas hoy representan entre el 8% y el 10% de la facturación total.
Sus clientes, principalmente están en Chile, Brasil, Curazao, Perú, Estados Unidos e Islas del Caribe.

CON EXPERTO PASTELERO

Sigra, junto al Instituto Colombiano de Panadería y Pastelería ICPP, y en el marco del lanzamiento de la nueva línea Maestro Pastelero, traerá en junio al chef Peter Yuen, ganador de múltiples premios de pastelería, considerado uno de los 10 mejores pasteleros de América. Para la empresa, es una oportunidad única para los pasteleros locales de aprender y desarrollar nuevos productos. Yuen comenzó en la panadería de su familia y luego, se entrenó en Hong Kong como aprendiz de múltiples maestros legendarios chinos.

Siga bajando para encontrar más contenido