close
close

Inversión

Hay $19,7 billones todavía sin comprometer de las regalías

Estructurar iniciativas y la transición a la nueva ley, entre los cuellos de botella para comprometer esos recursos.

Billetes

En el bienio 2019-2020 quedaron $13,7 billones pendientes por comprometer .

Carlos Ortega

POR:
María Camila González Olarte
junio 14 de 2021 - 07:30 p. m.
2021-06-14

Colombia, tras un año de pandemia, sigue buscando salidas para impulsar la recuperación y actualmente tiene $19,7 billones del presupuesto de las regalías que todavía no se han asignado.

(Lea: Por para en el Cerrejón, La Guajira deja de recibir $4.000 millones)

Sin embargo, la estructuración de proyectos y la implementación de una nueva ley pueden ser algunos de los cuellos de botella para que ese presupuesto se alcance a comprometer en menos de dos años.

(Lea: Nace otro proyecto minero de carbón a gran escala en Cesar)

De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), con información actualizada al pasado viernes, el presupuesto de las regalías para este bienio (2021-2022) es de $22,2 billones, de los cuales se han asignado $2,5 billones, por lo que quedan $19,7 billones pendientes para comprometer. Y la semana pasada, precisamente, se aprobaron $873.000 millones para 56 proyectos en zonas afectadas por el conflicto. 

(Además: Más de 11.200 familias con luz por primera vez en ocho departamentos)

Esos recursos equivalen a un monto superior a lo que busca recaudar el Ejecutivo con la reforma tributaria 2.0, que es de entre $14 billones y $15 billones; también son cercanos al hueco fiscal que tiene el país, que es de al menos $20 billones.

Por eso es que, según señalan expertos, los departamentos y el mismo Gobierno, son una alternativa clave para que los territorios en el país tengan una inyección de recursos para impulsar su reactivación, crear empleos y dinamizar sus economías.

Sin embargo, el historial de la asignación y ejecución de recursos de regalías muestra que hay una tendencia a que parte de esa plata se quede “engavetada”.

De acuerdo con el Sistema de Información y Consulta de Distribuciones de recursos Territoriales (Sicodis), en el bienio 2019-2020 quedaron $13,7 billones pendientes por comprometer a algún proyecto. Y eso mismo se ve en los periodos 2017-2018; 2015-2016; 2013-2014, cuando quedaron guardados $8,9 billones, $6,6 billones y $3,9 billones, respectivamente.

LOS CUELLOS DE BOTELLA


Para asignar esos recursos que se tienen estimados para los próximos dos años, que provienen de la explotación de minas y petróleo, el país reglamentó en el segundo semestre del año pasado una nueva ley de regalías, que cambia las reglas del juego y a la que aún se están adaptando desde los gobiernos locales.

Este diario conoció una carta que Gilberto Toro, director de la Federación Colombiana de Municipios (Fedemunicipios) le envió a Amparo García, subdirectora general territorial del DNP, en la que argumentan algunos problemas “para poner en funcionamiento las plataformas, situación que ha afectado el desarrollo y ejecución normal de los proyectos”.

Para Asocapitales, que reúne a las principales ciudades del país y que tienen un porcentaje menor de las regalías, “el principal desafío está relacionado con los procesos para la implementación y puesta en marcha de la reforma al Sistema General de Regalías (SGR); teniendo en cuenta que aún no está instalado en su totalidad para su correcto funcionamiento y, en particular, para lograr la aprobación y ejecución de los proyectos de inversión”.

Por otro lado, Francisco José Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo y Gas (ACP), y que representa a las empresas de hidrocarburos, que solo en el 2020 aportaron el 72% de los recursos, plantea que “los recursos del SGR presentan ciertas complejidades no solo a la hora de solicitarlos, sino en la etapa de presentación y aprobación de los proyectos. Y a esto se suma que los recursos no ejecutados en una vigencia específica se adicionan o se trasladan a la vigencia fiscal siguiente de la propia entidad territorial”.

En ese sentido, el gran cuello de botella es estructurar los proyectos en medio de una ley nueva y las dificultades y falta de capacidad técnica que tienen desde los territorios.

Para el economista y consultor Diego Dorado, también exsubdirector del DNP, entre los obstáculos a los que se enfrentan las regiones para asignar los recursos de las regalías es, entre otras cosas, los obstáculos técnicos que tienen los municipios y departamentos para estructurar proyectos. “Ellos no tienen la capacidad para armar esos proyectos, pero a nivel nacional se les podría apoyar en asistencia técnica para guiarlos en el proceso”.

Ante los problemas que pueden presentar los departamentos, Amparo García, subdirectora general territorial del DNP, explicó que “este bienio arranca con una nueva ley y un nuevo presupuesto. Hemos tenido un trabajo arduo para adaptar los sistemas de información y por eso es que nos estamos acomodando a nuevas herramientas y eso hay que tenerlo en cuenta para los proyectos”.

En esa línea, García apunta que “la realidad de los territorios y capacidades son distintas. Una tarea en la que hemos venido avanzando es la de la asistencia técnica y, de hecho, tenemos oficinas estratégicas para acompañar esos procesos”.

Con eso, García le dijo a este diario que el plan es que se ejecuten los $22,2 billones de las regalías.

Ahora bien, según la subdirectora del DNP ya están trabajando en unos proyectos tipo, con los que los entes territoriales podrán adaptar sus proyectos a un formato ya diseñado por la entidad. Y desde los municipios, los departamentos y las principales ciudades, le plantearon al Gobierno algunas salidas para agilizar esos procesos.

“Esperamos que con la reforma al Sistema estos cuellos de botella puedan ser superados, y se logren aprovechar estos recursos para apalancar proyectos estratégicos para la reactivación económica y social del país en la actual coyuntura”, concluye Lloreda.

PROYECTOS DEL OCAD PAZ

En una nueva sesión del Órgano Colegiado de Administración y Decisión (Ocad) Paz, aprobaron $873.000 millones para 56 proyectos para 13 departamentos que tienen zonas afectadas por el conflicto armado.

Este nuevo recurso se suma a los $6,4 billones que están actualmente en ejecución en los 170 municipios cobijados a los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

Estos proyectos cubren diferentes sectores como transporte, energía, medio ambiente y vivienda. Y la mayor parte de los recursos serán asignados a infraestructura vial rural.


María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido