‘La educación es un sector global que está en ebullición’

Según Koldo Echebarria, director de Esade Business & Law School, la formación de profesionales es más competitiva y requiere atributos diferenciales.

Koldo Echebarria, director general de Esade Business & Law School.

Koldo Echebarria, director general de Esade Business & Law School.

POR:
Portafolio
mayo 09 de 2019 - 10:15 p.m.
2019-05-09

En junio se cumplirá un año desde que Koldo Echebarria asumió la dirección de la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (Esade).

El doctor en Derecho y licenciado en Economía por la Universidad de Deusto, quien desarrolló gran parte de su carrera profesional en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al que entró en el 2000, llegó a la academia en sustitución de Eugenia Bieto, quien estaba en el cargo de la escuela desde el 2010.

Echebarria fue gerente general y jefe de efectividad en el organismo entre el 2007 y el 2013, y representante del BID en Chile en dos periodos (2005-2007 y 2013-2016), en donde dirigió los programas financiados por el banco para la reconstrucción de Haití.

Son diversos los retos que ha tenido en su nueva posición, a pesar de no ser ajeno al mundo académico, pues impulsó la creación del actual ESADEgov (Centro de Gobernanza Pública), fue profesor y ha desarrollado alianzas con escuelas de administración pública en todo el mundo como la Kennedy School of Government (de la Universidad de Harvard), Wagner School of Public Administration (de la Universidad de Nueva York), Universidad de Chile, London School of Economics, Erasmus University of Rotterdam y Copenhagen Business School.

Tiene una imagen clara sobre la realidad global y las exigencias para los estudiantes y nuevos talentos, pues ha vivido y trabajado en ocho países diferentes de Europa, EE. UU. y Latinoamérica.

¿Cómo ha sido el cambio que ha tenido su carrera?

Esta ha sido una gran oportunidad. Después de tanto tiempo pude volver a mi país y trabajar en casa, por casi 10 años fui profesor en Esade, este ha sido un gran honor y responsabilidad y las cosas en esta escuela son muy particulares por la identidad que tiene al ser fundada por los empresarios catalanes y la compañía de Jesús.

Tenemos una vocación muy especial, estamos ligados al mundo corporativo, con tendencia a la innovación, a los temas de emprendimiento y con visión internacional, por el número de estudiantes y docentes extranjeros que tenemos.

¿Cuáles han sido los principales desafíos en esta nueva posición?

Han sido muchos, este es un sector global que está en ebullición y por eso hay que ver la demanda en los programas de posgrado y de grado, porque cada vez más la demanda de los estudiantes está en formarse fuera y ya las universidades no tienen el mercado cautivo nacional o regional; ahora todos están pensando en el mundo y hay más opciones.

Eso nos ha hecho trabajar en un entorno cada día más competitivo y con más opciones, por eso hay que destacarse en la diferencia, en nuestro caso es con el inglés, porque los programas de grado de la escuela se hacen en ese idioma y esos son desafios en la formación y el trabajo.

Además, este sector está fuertemente impactado por la tecnología y hay un movimiento muy grande a fórmulas de educación digital que han hecho que la estructura de la oferta cambie, y en donde vemos también un cambio de las empresas menos a la reputación y más a las habilidades que se entregan en los programas, lo cual también es un reto a la calidad. Esto nos da un entorno apasionante en la educación superior y más del management que siempre tiene un aire más global y competitivo.

¿Cuál es la clave para tener un balance de satisfacción y de formación para locales
e internacionales?

Yo diría que los estudiantes se acercan a una oferta internacional cada vez más jóvenes y eso ha hecho que, por ejemplo, en el grado contemos con un 30% de estudiantes extranjeros y el factor más importante para ellos al momento de elegir la oferta son los ránkings, también les interesa un perfil específico de la escuela asociado a sus intereses y nosotros tenemos unos muy marcados.

También vemos que la localización marca otra pauta para la elección, así que estar en un destino que atrae desde la vivencia, de la experiencia, como cultura y como ecosistema empresarial hace que tener a Barcelona abra muchas puertas.

En el caso de los emprendimientos, ¿cómo se están formando los nuevos profesionales?

Hay muchas cosas que se han acabado; el trabajar en la misma empresa siempre, se acabó, se acabó también el pensar que solo con la educación universitaria ya tienes todas las claves y las puertas abiertas al futuro.

Se acabó el creer que el tener conocimiento solo es para tener una ventaja sobre los demás, el conocimiento hoy en día está abierto, está disponible y es menos relevante sobre lo que se puede ofrecer al futuro.

¿Cómo se ven esos cambios en la escuela ?

Esas transformaciones se viven a diario en la formación y más en las escuelas de negocio, que son un ecosistema más competitivo. Nosotros hemos apostado por la innovación educativa, cambiando los entornos de aprendizaje haciéndolos más interactivos.

Hacemos un énfasis mayor en las habilidades blandas que es en donde las empresas están requiriendo una mayor formación.

Damos la oportunidad de trabajar de manera creativa, con un sentido de propósito, con más humildad y un conjunto de capacidades de cooperación que son importantes para las nuevas empresas y las actuales.

Trabajamos en esto, porque hay cosas que aún no sabemos hacer, que requieren un enfoque en las habilidades duras tecnológicas sobre las que hay gran demanda, pero que requieren distintas aproximaciones y en la formación y acción de proyectos puntuales y reales de los estudiantes en empresas con las que nos aliamos para darles existencia.

EL CAMBIO DE VISIÓN FUTURA 

El nombramiento de Koldo Echebarria en la dirección de la escuela coincide con el cambio de dirección a futuro que se hace bajo tres pilares: excelencia académica, identidad e impacto social y sostenibilidad económica.

“Estamos concretando el cambio a futuro y esperamos a julio tener definido el norte de la escuela en los próximos años. Haremos un fortalecimiento en la formación de  ejecutivos, hay un espacio muy grande en la digitalización de programas que avanza y tenemos un 60% de masters híbridos con partes presenciales y otras virtuales. También queremos tener posgrados más especializados y enfocados a las demandas del mundo junto”, dijo.

Siga bajando para encontrar más contenido