La franquicia School of Rock llega a Colombia

‘Rookies’ y ‘House Band’ son algunos de los programas que funcionan con sesiones grupales y particulares en la misma semana.

Rob Price

Rob Price, CEO de School of Rock USA, tiene en marcha la estrategia contra de la educación tradicional.

Milton Díaz / ETCE

POR:
Portafolio
diciembre 17 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-12-17

El modelo de enseñanza de la música de School of Rock expande sus escuelas en Latinoamérica, esta vez en Colombia, donde tiene previsto abrir la primera sede en Bogotá a mitad del 2020.

(Lea: Colombia, tercer mercado mundial para franquicias)

School of Rock es un centro de enseñanza musical fundado en Filadelfia en 1998. A la fecha cuenta con más de 250 escuelas en diez países, más de 35.000 alumnos y más de 20 años de experiencia.

(Lea: Crecer por franquicias, meta de las tiendas Goretty Medina)

Su método innovador de aprendizaje se basa en la práctica; además, fortalece las capacidades blandas de sus alumnos como el trabajo en equipo, liderazgo, la confianza en sí mismo, entre otras.

(Lea: ‘Franquicias inmobiliarias crecen en el país’)

Esta metodología ha sido implementada en países como Estados Unidos, Chile, Perú y Canadá, poniendo en práctica la idea de romper con la educación tradicional en la música.

Rob Price, CEO de School of Rock USA y Matías Puga, empresario chileno que se encargó de abrir la franquicia para Chile y Perú, explicaron sus planes para el país junto con la esencia de las escuelas con base a sus expectativas y a su experiencia.

EL MÉTODO DE ENSEÑANZA

“Estoy seguro de que cuando se toman lecciones de música tradicionales, estas se tornan muy aburridas”, menciona Price. Por esta razón, una de las premisas claves es la conexión humana con la que se pueden generar lazos que posteriormente se van a ver reflejados en el trabajo en equipo y la colaboración.

Teniendo en cuenta esta premisa, Price resalta que esa habría sido una “idea loca” para un emprendedor 20 años atrás, pero precisamente ese es uno de los factores diferenciales que han llevado a que el formato se quiera expandir a cuatro países más en el siguiente año: Paraguay, España, Portugal y Colombia.

Para el equipo ejecutivo, la música está muy relacionada con el desarrollo de otras inteligencias y habilidades, por ejemplo, la matemática, pues siendo la música “constructiva y útil” para la comprensión de la ciencias exactas.

Con base en esta premisa, los estudiantes aprenden en un ambiente en el que constantemente pueden mejorar sus habilidades blandas sin que se den cuenta, a través del contacto visual, disciplina y pasión.

“Los niños que asisten a nuestro programa, pueden ver el mundo de una manera distinta”, agrega Price.

En este sentido, la estrategia de aprendizaje busca solucionar problemas como la soledad, la tristeza, el aislamiento de los jóvenes y la adicción a los aparatos electrónicos de estos mismos. Ese es su ‘Top secret mission’ teniendo como principales elementos la técnica y la humanidad.

“Partimos de algo como el fútbol. No traemos el D.T. a tu casa sino que vas y juegas. Es lo mismo aplicado a la música”, dice Puga.

EL PROCESO EN LATIONAMÉRICA

Las sedes están ubicadas en ciudades como Río de Janeiro, Lima y Santiago de Chile. “El modelo es exitoso, sorpresivo y tenemos ambiciones muy grandes. Las condiciones en América Latina favorecen nuestro concepto y hay una cultura musical muy fuerte, una economía vibrante y de emprendimiento”, menciona Price, que también agrega que la educación en música es deficiente ya que no se le da la prioridad suficiente en el entorno escolar y que por eso , destacó el éxito que tuvieron en Chile y que quieren replicar acá.

ENTRADA A COLOMBIA

El aspecto demográfico es un apoyo muy importante para la llegada de la escuela al país; además, mencionan que la geografía es un factor que ayuda mucho en el proceso, que ligado al buen Retail environment, permite concentrarse en los clientes haciendo de Colombia un “sitio extraordinario”.

En el país hay grandes talentos. Esos, se han convertido en grandes músicos que inspiran a los niños”.

Adicionalmente, “Colombia es un país conectado al mercado internacional de la música, y esa es una gran oportunidad para nuestros clientes potenciales” agrega.

Fortalecer la relación con la comunidad y engancharse con ella es uno de los objetivos principales para su ápice estratégico. “Es un plan a 100, que incluye todo un preferencial y Premium.

Y se debe tener cuidado porque vamos probando escuela por escuela para que funcione. Nos encargamos de que cada escuela deje bien parada la marca y el servicio, y así poder crecer sobre esa base para irnos expandiendo”, apunta Puga, haciendo hincapié en que no es solo una misión económica, también es una misión social, que “siendo optimistas”, tendrá 20 escuelas (con la opción de ser muchas más) de aquí a 20 años.

Debido a la experiencia positiva en Chile, la franquicia en Colombia será adherirse al país austral. Aún no hay fecha exacta, pero se estima que la apertura sea a mitad de 2020.
“Nuestro propósito no es producir la próxima generación de músicos, eso es una consecuencia”; sin embargo, para los profesores es reconfortante ver cómo una persona que antes era tímida e introvertida es capaz de dar un show.

Siga bajando para encontrar más contenido