Mini bodegas, el negocio que toma fuerza en la industria inmobiliaria

El almacenamiento se ha convertido en una necesidad para los colombianos que no cuentan con espacio suficiente en las nuevas viviendas.

Mini bodegas

Los interesados en rentar una mini bodega pueden calcular el espacio a través de una herramienta web.

Cortesía

POR:
Portafolio
febrero 11 de 2020 - 03:27 p.m.
2020-02-11

Las soluciones habitacionales modernas cuentan cada vez con menos metros cuadrados, mientras que la necesidad de almacenamiento de las personas crece con los años. Se trata de un fenómeno que se explica principalmente por la falta de terreno para construir y el ánimo de los constructores de optimizar los espacios, lo que se traduce en menos depósitos en las unidades residenciales.

(Lea: Los mejores barrios de Bogotá para invertir en finca raíz en 2020)

Estas dos situaciones han derivado en un mercado que aún es incipiente en el sector inmobiliario de país, pero que ha tenido un gran auge en los últimos años: las mini bodegas. Detrás de Chile, Colombia se ubica como el segundo mercado más importante en estos complejos de almacenamiento que ofrecen espacios desde un metro cúbico hasta 150 metros cúbicos.

(Lea: Sector vivienda espera que este año sea de recuperación)

Sobre esta dinámica, Felipe Roldán, gerente general de Oikos Storage, constructora que en los últimos cinco años abrió diez complejos de este tipo en el país, señala que la clase media es la que más demanda este tipo de servicios y es la que más se está beneficiando de ellos.

“Uno pensaría que este es un negocio que está proyectado a los estratos 5 o 6, con capacidad de desembolso para tener un gasto adicional dentro de su hogar o empresa, no obstante, la mayor ocupación viene de la clase media, lo que ha apalancado nuestro crecimiento”, sostiene.

El modelo de negocio en este acaso no es arrendamiento por metro cuadrado, sino por metro cúbico, con lo que se busca optimizar los espacios y que las personas puedan aprovecharlos mejor. En todo caso, los interesados en rentar una mini bodega pueden calcular el espacio a través de una herramienta web que les permite seleccionar los objetos que desea almacenar y de esta manera el sistema le informa cuál es el espacio que necesita.

El precio promedio de una bodega de un metro cúbico está en alrededor de los 60.000 pesos y rentar una de 150 metros cúbicos puede llegar a costar hasta 900.000 mil pesos. Todo depende de la ubicación.

Alejandro Castañeda, gerente de ACCI Consultora Inmobiliaria, comenta al respecto que los fondos inmobiliarios se han interesado de manera importante en el mercado de las minibodegas, lo que ha derivado creciente apetito por los proyectos.

“Acá el interés no es invertir en un proyecto para arrendar un apartamento o una oficina. La atención está puesta en que con las mini bodegas es supremamente interesante arrendar por volumen y no por área”, dice.

En ese sentido, Castañeda apunta que con este mercado empiezan a aparecer empresas dedicadas a la operación de estos complejos. “Esto requiere como cualquier negocio un buen operador. En estos negocios de renta inmobiliaria lo que genera la renta no es el inmueble sino el operador”, precisa.

Sobre las ventajas de estos alquileres también vale la pena anotar que el contrato de renta es digital, no tiene cláusula de permanencia y tampoco necesita fiador. En el mundo, Estados Unidos es referente de esta industria, que lleva más de 50 años desarrollándose.


PORTAFOLIO.CO

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido