‘La peor salida para Medimás es acabarla y hacer traslados’

La EPS se defiende de los ataques a su gestión y de las decisiones legales que buscan su salida del sistema de salud colombiano. 

Medimás

La EPS tiene más de 1.700 contratos que representan cerca de 3.550 sedes en 29 departamentos del país.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 15 de 2019 - 10:09 p.m.
2019-07-15

Desde el inicio de la historia de Medimás han pasado muchas cosas que han afectado el funcionamiento de la misma EPS, pero según su apoderado, Daniel López, la entidad está mejorando en su servicio y la peor salida sería terminarla u ordenar el traslado de sus usuarios.

Todo inicia en 2015, cuando Saludcoop es intervenida por el estado y traslada a los casi cinco millones de usuarios a Cafesalud, que es del mismo grupo y recibe unos bonos opcionalmente convertidos en acciones y se asigna un plan de mejora, pero eso no sucedió.

(¿Qué pasará con los usuarios y trabajadores de Medimás?). 

“En ese escenario había varios prestadores de servicios a los que se les debía y que amenazaba incluso con quebrarlos. Entonces se estructuró un proceso de venta, que era la solución para la empresa y el pago de las deudas y así aparece Esimed junto con un proceso de reorganización en salud, normal, la creación de una nueva EPS, con los usuarios y sin llevar todas las deudas anteriores; la variación es que finalmente vendieron la otra completamente y dejaron que Medimás asumiera y prestara el servicio”, explicó Daniel López, abogado de Medimás.

De acuerdo con el apoderado, fueron muchos los interesados, pero se hizo la venta al consorcio Prestasalud,y en los modelos de atención a salud y económicos resultó ser viable.

“El problema es que cuando Medimás inició, recibió más de 130.000 ordenes de desacato de jueces de todo el país, entonces no fue una reorganización normal y el fenómeno es que había una represa de servicios de salud que equivalen hoy a más de $500.000 millones”, añadió López.

Con toda esta carga de marca mayor, la EPS inició a pagar anticipos y la Superintendencia entró a verificarlos y así aparece la medida cautelar del giro directo.

“Todo eso ha llevado a Medimás a donde está, pero aún así hemos tenido una mejora enorme en la posibilidad de asignación de citas en 2016, 2017 y 2018. Estamos por debajo del estándar, sí, pero no somos los peores; a pesar de tener que asumir los problemas de Cafesalud, tenemos fallas, claro que sí, pero no somos los peores”, apuntó.

(Supersalud extremará vigilancia sobre Medimás). 


La EPS debe seguir mejorando en capitalización y en prestaciones del servicio.

“A Medimás hay que medirlo con otros parámetros, no es el mismo servicio que prestan las otras EPS y es una entidad que está respondiendo por otra y sus servicios”, agregó.

LAS ACCIONES 

Además, contra la EPS hay dos acciones populares, “una desde un año y medio antes de que empezará Medimás y con la que se reclama que la red de IPS no iba a alcanzar para la atención de todos los pacientes que recibiría Cafesalud. Ahí Medimás no tiene nada que ver”, dijo López.

El fallo del Tribunal fue en favor de Aníbal Rodríguez, un exrepresentante legal de Cafesalud, y señala que el traslado afecta a los usuarios.

“Por eso no tiene sentido que se ordene un nuevo traslado de usuarios y esta orden genera más riesgos y también que no somos la peor EPS”, agregó.

La otra acción popular es en contra de la venta de la EPS. “El argumento de fondo es que la salud debe ser pública y que en la primera reorganización se debió hacer así y que además se afectaría el patrimonio público, los usuarios y demás, pero allí la magistrada Claudia Elizabeth Lozzi especificó que no habría daño al patrimonio porque se pagaron los bonos iniciales que recibió Cafesalud, no hubo falta a la libre competencia porque sí se presentaron varios, pero se afectó a los usuarios”, añadió el jurista.

LA NACIÓN, A RESPONDER 

De acuerdo con López, la EPS no tiene la culpa o por qué responder por una venta entre terceros.

“Le corresponde a los que estructuraron el proceso responder, incluso a repararnos, porque nosotros fuimos unas IPS que buscó salir de la quiebra entrando a este negocio y también por todo el tiempo que ha pasado mientras estamos con esta nueva EPS”, comentó.

PLAN DE CHOQUE 

Para mejorar la imagen reputacional, las inversiones y el servicio mismo la EPS está trabajando en un plan de atención en las regiones para bajar el número de tutelas en su contra. Pues, de acuerdo con el informe anual de la Defensoría del Pueblo, durante el 2018 se registraron 207.734 acciones por transgresiones al derecho a la salud, de las cuales el 85% son contra las EPS, 12% de ellas contra Medimás, seguida de Coomeva con 11%, Nueva EPS 11%, Savia Salud 11%, Asmet 4% y Salud Total 4%.

En el caso de las regiones, Antioquia, Valle del Cauca, Bogotá, Norte de Santander y Santander son los departamentos con mayor número de denuncias y las peticiones más frecuentes son: negación de tratamientos, demora en entrega de medicamentos y requerimientos de citas médicas especializadas.

“Nosotros hemos hecho inversiones de más de 500.000 millones de pesos a la EPS, pagando lo que no se había pagado, incluso en años pasados y que Cafesalud nunca dio. Hemos tenido aprendizajes, hemos mejorado a pesar de los traumatismos propios de ese traslado y las asociaciones de nuestros usuarios radicaron más de 1.000 cartas ante el tribunal para que no desaparezca la EPS y haya otro traslado. La peor salida para Medimás es acabarla y hacer traslados”, dijo.

Si se llega a hacer eso, se va hacer más grande el riesgo de quiebra de clínicas y hospitales teniendo un déficit de camas.

“La mejor solución es trabajar como lo hemos hecho en conjunto con la Superintendencia y el Gobierno Nacional, con mesas de apoyo y compromiso para evitar el cierre”, puntualizó.

ATENCIÓN A LAS DECISIONES 

De acuerdo con Ferney Camacho, presidente de la ONG Corporación anticorrupción Internacional, hay que prestar atención a las decisiones que se están tomando contra la EPS.

“Nosotros vemos que hay intereses por la EPS y los usuarios.

En la evaluación general, esta EPS está en el puesto número 15 del país, y hay otras entidades a las que no se les está haciendo este seguimiento y que están mucho más afectadas que Medimás. Lo justo es tomar decisiones sobre todas y garantizar un mejor servicio para todos los colombianos, que también están atentos a estas decisiones judiciales, porque los usuarios y las IPS también tienen intereses en el sistema de Salud en Colombia”, explicó el directivo de la entidad.


Siga bajando para encontrar más contenido