Las bajo costo movilizaron 17% más pasajeros que el año pasado

Estas aerolíneas en el país transportaron en total 5,3 millones de personas, cifra superior en 833.000 a la registrada en el 2017.

Viva Air

El modelo de negocio que lleva pocos años operando en Colombia, muestra resultados positivos y en ascenso según los directivos de las firmas. 

Cortesía

POR:
Portafolio
diciembre 23 de 2018 - 07:30 p.m.
2018-12-23

Las aerolíneas de bajo costo que operan en el país cerrarán el 2018 con buenos números. Así lo indican los resultados operacionales de Wingo y Viva Air, empresas que reportaron haber aumentado en doble dígito el tráfico de pasajeros durante el año.

Por un lado, Viva Air, que empezó a volar en el 2012, registró un crecimiento del 13% en el número de pasajeros movilizados en lo corrido del 2018, en comparación con el 2017.

Esto quiere decir que la empresa pasó de transportar 3,8 millones de clientes, a más de 4,3 millones, de los cuales 3,5 millones fueron en Colombia y más de 822.000 en Perú.

(Lea: 787.000 pasajeros volaron en Wingo durante su primer año de operación

Por su parte, Wingo, que funciona desde el 2016, registró un movimiento de pasajeros superior en un 21% este año frente a lo logrado en el 2017; llegando así a un total de 1,8 millones de viajeros.

Lo anterior significa que las aerolíneas de bajo costo en el país aumentaron el número de pasajeros movilizados en un 17%, en promedio, con respecto al año pasado, lo que equivaldría a unos 833.000 pasajeros más.

“El comportamiento del 2018 lo atribuimos, en una palabra, a la transformación. Además, obviamente, al aumento en la capacidad de la flota. Este año recibimos seis aviones nuevos que permitieron ampliar nuestra red de rutas en un 29% y el próximo año llegarán nueve más para renovarnos. Claro que los más viejos se irán y nos quedaríamos con un crecimiento neto de ocho aviones en toda la operación”, señaló Felix Antelo, CEO de Viva Air, en diálogo con Portafolio.

(Lea: Viva Air busca expandirse a un tercer país en Suramérica

Así mismo, Wingo, que a pesar de volar vuelos domésticos se ha enfocado en los trayectos internacionales, reportó un aumento de 10% en el número de vuelos operados este año.

“A pesar del panorama retador, y las altas cargas impositivas el modelos low cost ha logrado gran aceptación en el mercado. En Lationoamérica las aerolíneas de bajo costo han alcanzado indicadores de crecimiento cercanos al 20% anual; y según la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), el modelo low cost ya mueve cerca de 100 millones de viajeros al año en el continente, representando el 35% de los asientos volados en toda América Latina. Es decir, uno de cada tres pasajes vendidos le pertenece a una aerolínea de bajo costo”, indicó Catalina Bretón, líder general de Wingo.

(Lea: ‘Queremos ser alimentadores de aerolíneas extranjeras’

Adicionalmente, los directivos de estas compañías destacan que se ha ido venciendo el mito de que las aerolíneas de bajo costo brindan un mal servicio y que los vuelos suelen retrasarse.

Por un lado, este año Viva Air fue reconocida como la aerolínea más puntual del país durante diez meses consecutivos según la OAG, una firma internacional proveedora de información sobre la industria aeronáutica.

Y por el otro lado, Wingo registró un indicador sostenido de puntualidad del 89,4% durante el 2018, y un índice de cumplimiento del 99,9% de los vuelos programados.
Lo cual, según ellos, se ha visto reflejado en el aumento de tiquetes vendidos, que para el caso de Wingo fue del 18% en este periodo, con vuelos cuya ocupación promedio fue del 85%.

Ambas firmas además ampliaron su oferta de destinos, en el caso de Wingo empezaron a volar las rutas Cali - Cartagena y robustecieron su capacidad en los trayectos hacia Punta Cana, La Habana, Cartagena y Quito.

Y en el caso de Viva Air en Colombia, se inauguraron las rutas Medellín - Lima, Santa Marta – Miami, Santa Marta - Pereira, Santa Marta - Bucaramanga y Santa Marta - San Andrés.

“En noviembre abrimos la tercera base de operaciones en Santa Marta, y nos ha ido muy bien. Empezamos en noviembre basando dos aviones ahí, y ese mes ha sido en el que más pasajeros movilizamos por ese aeropuerto, con un aumento del 44%. La verdad es que son trayectos que han dado buenos resultados. Estamos potenciando a Santa Marta como destino turístico y queremos seguir potenciando. Por supuesto que también hemos aumentado frecuencias en vuelos desde y hacia Medellín y Bogotá, lo que también contribuyó al crecimiento del 2018”, manifestó Antelo.

Al cierre del año que termina, Viva Air calcula que su participación en el mercado fue del 14% y esperan que en el 2019, con la llegada de las nueve aeronaves nuevas programadas, esa cifra aumente al 19%.

Por su parte, Wingo asegura que “tras un segundo año tan exitoso, nuestros accionistas han reafirmado su confianza en la compañía y ya anunciaron un ambicioso plan de expansión para la aerolínea, que será anunciado a inicios de 2019”, manifestó Bretón.

CRECIMIENTO A PESAR DE LAS CARGAS

Los directivos de ambas compañías aseguran que, a pesar de los buenos resultados, el panorama de las altas cargas impositivas reflejadas en el aumento de los precios de los tiquetes, afecta la operación aérea y el crecimiento del turismo en el país. Por lo que otras naciones de la región que han reducido estos pagos, como por ejemplo Chile, podrían tomar el liderazgo mientras Colombia se rezaga.

“Nosotros vamos a seguir insistiendo para que no se trate a nuestra industria como de lujo, cuando realmente hay mucha gente de clase media y de menos recursos viajando. Las low cost en Suramérica van creciendo fuertemente y van a pasar no muchos años hasta que exista la misma participación de estas aerolíneas en la región, como en Europa y Estados Unidos. No veo un atraso, sino un mercado que probablemente crezca menos” señaló Antelo.

adrlea@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido