Las ventas de libros en digital avanzan, pero a ritmo lento

Estas son el 5,5% del total nacional del monto comercializado en 2018 que totalizó en $763.000 millones. 

Libros

‘Audio – stickers’, permiten reproducir los cuentos y se pueden ubicar en el lugar que el niño desee.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 06 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-11-06

Si bien las ventas editoriales en el país han aumentado entre 2017 y 2018, pasando de $743.930 millones a $763.000 millones, la participación que tienen los libros digitales en la comercialización total, con 5,5% el año pasado, sigue siendo baja, según el informe más reciente de la Cámara Colombiana del Libro (CCL).

(Lea: Lanzan libro ‘Good Will’ de grandes empresas del país)

Para Enrique González, presidente de la Cámara, aunque esto no es un porcentaje importante, si muestra un crecimiento relevante en la oferta. “Las editoriales han venido lanzado sus libros tanto impresos como en digital diversificando el portafolio hacia los nuevos canales de consumo, esperando a que el público reaccione”.

(Lea: Juan Carlos Echeverry: de los números a las letras)

El directivo además dijo que, el costo de los aparatos electrónicos de lectura siguen siendo altos para un país como Colombia donde el consumo de libros sigue siendo bajo. “En promedio, los colombianos compran más o menos 1 libro por habitante al año y en lectura el dato es 2,7 anual”, resaltó González.

(Lea: La nueva apuesta de SM Educación al sector editorial en Colombia)

Un estudio de ProColombia indica que los registros de Isbn, número que identifica a cada libro publicado, en formato digital han aumentado casi 14% en el país. Este dato pasó de 4.360 en 2016 a 4.966 en 2017.

Otra de las cosas que resalta el estudio, en tendencias de hábitos de lectura, es que el 53% de las personas con e-books (libros en digital) afirman leer más que antes.

Aunque en promedio un colombiano lee 2 libros al año, en e-books estaría leyendo aproximadamente 3 a 4 textos en formato digital. “El 54% de los e-readers son niños y jóvenes y el 45% son adultos”, dice el informe de la entidad.

OTROS DATOS DEL SECTOR

Recientemente, la CCL publicó las estadísticas del sector para el año pasado, en las que resalta que el monto de las ventas de libros en el país tuvieron variación de 2,5%, comparando el dato de 2018 con el de 2017. Además, arrojó que se comercializaron 47,1 millones de ejemplares vendidos, cifra que según la Cámara no se puede comparar con lo registrado en 2017, pues la metodología cambió.

Respecto a este último punto, explicó que “el universo de estudio para 2017 fue de 187 editoriales y en 2018 fueron 329. Están incluidas las editoriales comerciales privadas que registraron al menos cinco títulos en Isbn el año pasado”.

Sin embargo, si se revisan los datos oficiales de la CCL para 2017, esta indica que en ese periodo se vendieron 36,8 millones.

De otro lado, el informe resalta que los textos escolares tienen la mayor participación en las ventas totales con 35,1%, seguido de los libros de interés general con 34,1%, los técnico y científicos con 23,5% y religiosos con 7,3%.

Sobre los canales en los que más se comercializaron los libros, el año pasado, prevalece la venta directa con 46,9%, seguido de las librerías con 34%, distribuidoras con 12%, grandes superficies con 6,8% y otros con 0,3%. “En el caso de los libros de interés general, el canal tradicional (librerías, distribuidoras y grandes superficies), movilizó el 67% de las ventas”, dice el estudio.

Según González, este sector, sin contar a las librerías, está generando 6.000 empleos directos en el país.

PANORAMA EN EL COMERCIO EXTERIOR

De acuerdo con datos del Dane, las exportaciones del sector editorial nacional vienen disminuyendo cerca de 2,3% entre enero y septiembre de 2019 y el mismo periodo del año pasado. Esto, teniendo en cuenta que hasta septiembre de este año el dato de los despachos al exterior del sector totalizaron US$28,66 millones.

Entre los principales destinos de exportación en el periodo en mención, están Perú, Ecuador, Estados Unidos, México y Panamá, los cuales en conjunto suman US$20,8 millones.

De acuerdo con Giovanni Reyes, profesor de la Universidad del Rosario, entre las razones que podrían explicar el descenso de las ventas al exterior del sector editorial del país está la competencia con la información que ya está disponible en internet, e incluso en las redes sociales.

“Esta industria estaría viéndose restringida por usos alternativos o bienes sustitutivos que hacen que la demanda se enfoque hacia nuevas industrias”, resaltó Reyes.

TENDENCIAS Y RETOS DE LA INDUSTRIA

De acuerdo con el estudio de ProColombia, los audiolibros juegan un papel importante para los nuevos usuarios que cada vez aprovechan más los “tiempos muertos” como en el gimnasio o de camino al trabajo.

Además, los microcuentos están siendo cada vez más un tipo de consumo habitual para las nuevas generaciones. “En los últimos años el ecommerce ha crecido alrededor del 20 al 30% anual, lo que supone un aliado estratégico para el crecimiento de la industria editorial”, destaca la entidad.

Según estudios, citados por la entidad, aproximadamente el 30% del acceso a internet se hace a través de tabletas, lo que representa un importante segmento que debe ser tenido en cuenta por parte de las empresas colombianas.

“Cerca del 90% de los libros se conciben primero impresos y después pasan a digital. Los libros de niños es el segmento de e-books que más ha crecido recientemente”, agregó ProColombia en el documento.

Valerie Cifuentes Martínez
valcif@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido