Publirreportaje

Líderes gremiales proponen soluciones para combatir la informalidad

Los representantes se reunieron en el Congreso de Asocajas para abordar los retos que enfrenta Colombia en materia de formalidad laboral y empresarial

Crédito Asocajas

Crédito Asocajas

POR:
CONTENIDO PATROCINADO
noviembre 07 de 2018 - 12:00 a.m.
2018-11-07

En el panel denominado “Los gremios EnCajan la formalidad” los presidentes de Asobancaria, ANDI, Asofondos, Asocajas, Camacol, Confecámaras y la SAC, expusieron los caminos para combatir eficazmente la informalidad, destacando que la partida se puede ganar si se logran articular Gobierno Nacional, sector empresarial y trabajadores.

Para los presidentes de los gremios, la lucha contra la informalidad debe ser un trabajo multidimensional y mancomunado entre Gobierno, empresarios y trabajadores, que permita desarrollar programas, mecanismos y herramientas que se ajusten a las necesidades reales del mercado laboral colombiano.

De acuerdo con la presidente ejecutiva de Asocajas, Adriana Guillén, “apostarle a la flexibilización, la formación para el trabajo y el fortalecimiento empresarial y emprendimiento, permitirá adaptarse a las nuevas dinámicas del mercado laboral, cerrar brechas entre las capacidades de los trabajadores y las necesidades de las empresas y fortalecer el encadenamiento productivo de las dinámicas regionales, lo que se traducirá en menores niveles de informalidad”.

Para Sandra Forero Ramírez, presidente de Camacol, en el gremio de la construcción se ha detectado la necesidad de flexibilizar la regulación para empresas pequeñas o trabajadores que laboran por su propia cuenta, pues ambos están excluidos de la formalidad. Actualmente, en el sector de la construcción, al cierre de 2017, el 49 por ciento de los trabajadores no tenían contrato.

“Para disminuir las altas cifras de informalidad se requiere establecer una ruta lógica hacia la formalización, que permita trabajar en programas de desarrollo y fortalecimiento laboral, impulsar un marco de incentivos hacia la formalización, manejar una gradualidad en los procesos de inspección y control, y generar una tributación que promueva el crecimiento empresarial”, afirmó la presidente de Camacol, Sandra Forero.

En su intervención, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, resaltó que “hoy en día es muy costoso ser formal; la meta es bajar el costo de la formalización por debajo de los estándares internacionales para que sea más atractivo”. El dirigente añade que los principales retos de los empresarios para enfrentar la informalidad pasan por generar mayor control, reducir los trámites, los costos de formalización y crear opciones de trabajo más flexibles.

Por su parte, Julián Domínguez Rivera, presidente de Confecámaras insiste en que “la informalidad debe tratarse en todas las etapas empresariales. Hay que generar programas e incentivos que impulsen la cultura de la formalidad, creando mecanismos que la promuevan en todos sus momentos, desde la creación y evolución empresarial, hasta sus enfoques diferenciados por tipo de empresa”.

De acuerdo al análisis presentado por Asobancaria, la informalidad es una forma de ilegalidad porque no está contribuyendo a la construcción social del país. “El principal reto para combatir esta problemática es lograr un ambiente digital que nos lleve a la formalidad. En este frente hemos venido trabajando en iniciativas público–privadas que buscan promocionar el uso de medios de pago digitales en la economía”, afirmó el presidente del gremio, Santiago Castro.
Entre tanto, Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Asociación de Agricultores de Colombia SAC, el campo es el más afectado con el 82 por ciento de informales en el caso de la mano de obra. En este ámbito hay que hacer una reforma a través de un proyecto de ley que promueva la seguridad social del trabajador rural. “La formación debe llegar a la ruralidad para formalizar las actividades productivas. Decisión y articulación del gobierno con los productores, así como un cambio de mentalidad, son fundamentales para la formación rural”.

Finalmente, desde la mirada de Asofondos, gremio que reúne a los fondos de pensiones privados, es indispensable reducir gradualmente los impuestos a las empresas y ampliar las bases tributarias para formalizar la economía. “Los retos más importantes se orientan a ir reduciendo el uso de efectivo para bajar la informalidad, así como mejorar la calidad de la formación y la educación”, comentó Santiago Montenegro, presidente del gremio.
Sin duda, esta visión holística desde todos los sectores gremiales permitió abordar las tensiones propias de la formalidad laboral y empresarial, ya que es claro que para construir una solución integral y no coyuntural para esta problemática, se requieren diferentes visiones.

“La flexibilización, la formación, el fortalecimiento empresarial y el emprendimiento, permitirán adaptarse a las nuevas dinámicas del mercado laboral”.
Adriana Guillén, presidente de Asocajas.

“La meta en Colombia debe ser bajar el costo de la formalización por debajo de los estándares internacionales para que sea más atractivo”.
Bruce Mac Master, presidente de la Andi.

url: http://www.asocajas.org.co/noticia/la-flexibilidad-es-la-principal-herramienta-para-enfrentar-la-informalidad