Makro Colombia acelera la expansión de sus tiendas

Al dar un reporte sobre el aumento en la cuota de mercado, su presidente reveló un plan para abrir 17 establecimientos desde el 2019.

Enrique Tonzo, presidente de Makro en Colombia

Enrique Tonzo, presidente de Makro en Colombia, anuncia que el 2019 comenzará con la apertura de dos tiendas.

Cortesía

POR:
Portafolio
noviembre 18 de 2018 - 08:00 p.m.
2018-11-18

Ante el desarrollo que ha tenido el formato mayorista o ‘cash & carry’ en el mercado colombiano, Makro quiere ajustar sus tiendas para estar más cerca a sus clientes y acelerar la expansión. Así lo asegura Enrique Tonzo, presidente de la cadena en el país, al anunciar en los próximos cuatro años, desde 2019, la inauguración de 17 tiendas.

¿Qué análisis hace de los resultados de la cadena hasta el momento?

Creemos que, en general, el 2018 fue un año de despegue en la plataforma estratégica de nuestra compañía. A comienzos del año nos habíamos propuesto trabajar sobre varios pilares. Uno era afianzar la relación con todos nuestros proveedores directos e indirectos a través de más acercamiento y entendimiento, con una relación ‘win to win’, definiendo básicamente las categorías de productos que nosotros deberíamos mejorar en nuestra propuesta de valor hacia los clientes foco que eran los profesionales (transformadores o procesadores de alimentos y los comercios minoristas) y eso se hizo obteniendo muy buenos logros.

(Lea: Cadena Makro ahora va por la conquista de las familias

¿Cuáles fueron los logros?

Nos permitió crecer con iguales metros aproximadamente un 9%. Es un resultado muy superior a la meta que nos habíamos propuesto que era del orden del 6,5%. Además, al comparar con las tiendas que abrimos el año pasado, logramos una expansión en el tercer trimestre del 19%. Eso también hizo que viéramos que nuestro formato cash & carry en Colombia es un modelo de negocio que puede seguir aportando desarrollo y valor a la economía y a los clientes.

También crecimos en participación de mercado, medido por Nielsen. A septiembre de este año, en las ciudades en donde operamos hemos logrado una participación cercana al 7%, cuando veníamos de 4,5 a 5%.

(Lea: Makro inicia expansión con criterio sostenible

Un incremento de dos puntos también habla de que el negocio va sobre ruedas. Y desde el punto de vista de la gestión, hemos generado un 25% de crecimiento en los ingresos comparando enero-septiembre del 2018 frente a igual lapso del 2017.

¿El último trimestre estará en la misma dirección?

Nos planteamos terminar el año con los mismos indicadores. Para este tipo de comercio la temporada sigue siendo especial. Esperamos que el tema navideño y de fiestas de fin de año sea de activación en ventas, de tráfico de clientes y de consumidores finales. Pensamos que esta proyección de aquí hasta fin de año se va a mantener y probablemente, cuando Nielsen haga su última medición, podemos haber ganado algo más de cuota de mercado.

(Lea: Makro busca duplicar ventas en el país al 2021

¿En general percibe un mejor entorno para el desempeño del comercio?

Creo que el efecto positivo de una recuperación de la confianza del consumidor y una apuesta hacia lo que sería un crecimiento en el mediano plazo dadas las condiciones macroeconómicas de Colombia, han sido dos inspiradores para que el comercio vuelva a revitalizarse y vuelva a apostar a invertir y a modernizarse. Entiendo que los canales tradicionales, si bien en principio han sufrido el embate de los hard discount, también se vienen recuperando, lo que para nosotros también es una noticia alentadora. Así que la dinámica del sector durante el 2018 tiene una tendencia favorable y positiva.

¿Qué se puede esperar de Makro para el año entrante?

Tenemos como objetivo un agresivo plan de expansión y, en ese sentido, hemos desarrollado unos modelos un poco más pequeños para llegar a las ciudades cabeceras donde el costo de la tierra sigue siendo elevado para empezar a incursionar en ciudades intermedias. Para eso hemos hecho todo un análisis de potencialidad de mercados, en donde se han sumado ciudades en el eje cafetero, en el norte y algunas en el sur del país. Nuestro plan de aquí hasta el 2022 pretende llegar a tener 37 tiendas que se van construir en formatos que van a estar en un promedio de 2.000 a 4.500 metros cuadrados de área de venta. Este año habíamos planteado la posibilidad de abrir dos tiendas.

Estamos cerrando las negociaciones pero no van a ser ejecutadas en el 2018 por un tema de permisos. Pensamos que el año que viene a estas dos nuevas vamos a agregar dos o tres más, de tal manera que vamos a terminar con cuatro o cinco tiendas nuevas.

¿Dónde estarán las dos primeras?

No le voy a decir exactamente la ciudad, pero estarán en la costa Caribe. Ya tenemos presencia en Cartagena, Barranquilla, Montería y Santa Marta, pero la idea es tomar alguna ciudad intermedia más y poder seguir abriendo un local bajo el concepto ‘urban store’ en ciudades importantes.

¿Abrirán 17 tiendas?

Sin contar las dos que venían planeadas desde el 2018, serán 15 nuevas hasta el 2022. Hoy tenemos 20.

¿Qué implica eso en términos de inversiones?

Si uno no tiene en cuenta el costo de la tierra, para una tienda ‘urban’ estamos hablando de US$8 a US$10 millones. Mientras tanto con las medianas, de hasta 4.500 metros, sería de US$10 a US$12 millones. El promedio de la inversión, solamente en construcción y sin sumar terrenos, podría ser de US$150 millones.

¿Cuál es el concepto ‘urban’?

Esto obedece a que ya encontrar terrenos muy extensos en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín o la misma Barranquilla significarían inversiones muy grandes. Lo que nosotros queremos ahora es que nuestra propuesta de valor esté más cerca de nuestros clientes profesionales y eso representa más puntos. Entonces las tiendas antiguas que operaba Makro, que estaban entre 6.000 y 8.000 metros de piso de ventan son reestudiadas a lo que llamamos un concepto ‘urban’ que solo tiene surtido profesional. El nombre es porque estamos tratando de entrar a barrios de alto tránsito o densidad de comercios.

¿Y qué pasa si hay un nuevo escenario tributario?

Creo que la discusión sobre lo que va a ser la nueva reforma tributaria o la del proyecto de ley de financiamiento que trata de sumar ingresos al Gobierno es algo que a largo plazo es necesario. Hay que medirlo dentro del contexto en el cual se va a debatir y votar. Pero sí entendemos que tendría algunos efectos beneficiosos para las empresas.

Entendemos también que sobre la canasta básica, la generalización del IVA que puede estar en 18%, sacando los sectores de menores ingresos que tendrían una devolución, se podría trasladar a los precios y de alguna manera va a generar una poquito de caída en el consumo. Pero habrá que ver, nosotros como formadores de precio, de qué manera podemos estar cerca de nuestros clientes y consumidores finales, con una propuesta de valor que de alguna forma pueda mitigar parte de este efecto en los bolsillos de los colombianos.

congom@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido