Más chocolate y menos cacao, el eje exportador de CasaLuker

La compañía ha subido 25% sus ventas al exterior gracias al mayor valor agregado en productos fabricados con materia prima fina de aroma y de origen.

Camilo Romero, gerente de CasaLuker Cacao

Camilo Romero, gerente de CasaLuker Cacao, explica la estrategia que está ejecutando de exportaciones de chocolate.

Cortesía

POR:
Portafolio
noviembre 12 de 2018 - 06:14 p.m.
2018-11-12

Más de la mitad de las exportaciones de CasaLuker corresponden a chocolate fabricado en Colombia con cacao de fino de aroma de origen y la meta es que en dos años sea el 90%. De esta manera, la compañía conquista clientes mayormente en EE. UU. y Europa.

(Lea: Luki representa 20% de las ventas de CasaLuker)

Camilo Romero, gerente de CasaLuker Cacao, explicó a Portafolio el plan de crecimiento en el exterior.

(Lea: CasaLuker, en la línea de compotas)

¿Cómo son las exportaciones de CasaLuker?
CasaLuker está exportando a 42 países aproximadamente y crecemos en la oferta de productos de valor agregado. Claro que todavía comercializamos en el exterior, desde cacao en grano en el mercado de commodities, hasta productos con valor agregado bajo o intermedio como masa de cacao, licor de cacao, manteca de cacao y cacao en polvo.

¿Cómo crece el negocio en más valor agregado?
Tenemos el chocolate que es el foco estratégico de la compañía en cuanto a exportaciones. Atendemos a la industria y entregamos producto terminado haciendo marcas privadas para terceros. Este rubro de valor agregado va a crecer 25% en el 2018 respecto al 2017.

¿Cuál es el chocolate para la industria?
Es el que se utiliza para hacer postres o galletas a las que adicionan ‘chips’ en sus preparaciones. Y hay otros clientes a los que ya les entregamos el producto terminado, les hacemos sus marcas con cacao fino de aroma origen Colombia.

¿Es mayor el crecimiento de esta línea? ¿Cuánto pesa cada uno?
Sí. Cuando hablamos en pesos, el valor agregado pesa un 65%, los productos intermedios tienen el 35% y el resto es cacao en grano.

¿Sobre qué monto de exportaciones?
Unos $105.000 millones para este año. En el 2017 fueron $95.000 millones. Lo que intentamos es disminuir la cantidad de productos intermedios y de cacao en grano y aumentar el volumen en valor agregado.

¿Cuál es la meta del 2019?
El objetivo es vender $120.000 millones en exportaciones, con un crecimiento de entre 25% y 30% en productos de valor agregado.

¿Cuánto lleva la estrategia?

La estrategia de café fino de aroma para el mundo empezó hace varios años, pero la decisión de bajar la exportación de productos intermedios y crecer solo en valor agregado empezó hace dos años. Creemos que en unos tres años ya estaremos exportando el 90% de valor agregado y mantendremos un 10% de cacao en grano.

¿Los productos intermedios no son interesantes?
No van a ser el foco de nuestras exportaciones.

¿En qué mercados se han concentrado?
En Europa llevamos más tiempo trabajando, por lo que la operación está más consolidada, pero debido al tamaño de mercado Estados Unidos es la plaza más atractiva en volumen de ventas.

Los chocolates más afamados son de Bélgica y Suiza, ¿cómo compiten?
Les explicamos a los clientes que vendemos productos de origen hechos en origen y esa es la diferencia que tiene CasaLuker con el resto de compañías de chocolate en el mundo. No es común que la compañía tenga la fabricación en el mismo país de origen del cacao. El 80% del cacao del mundo se produce en África y ese cacao lo transportan y lo transforman en Suiza, Bélgica o Francia y ahí es cuando dicen que es chocolate suizo, belga o francés.

¿Qué ha implicado en producción el plan exportador?
Invertimos en la ampliación de capacidades de planta cuando se creó la estrategia de exportación, teniendo en cuenta que son productos distintos al producto tradicional chocolate de mesa que hacemos en Colombia. Ahora, entre 2018 y 2019 estamos haciendo inversiones muy importantes en la planta de Bogotá. Entre los dos años estamos invirtiendo unos $50.000 millones, tanto en maquinaria como en expansión de la planta para producir chocolate de valor agregado.

¿Este chocolate también está pensado para el mercado interno?
Sí, hicimos un lanzamiento hace poco. Queremos compartir parte de los beneficios que hemos visto al cacao colombiano con el mercado interno.

¿Que particularidad tiene este chocolate?
El principal atributo tiene que ver con el impacto en las comunidades en donde compramos el cacao. Tenemos la cadena integrada, trabajamos muy cerca a los agricultores y el mayor beneficio que tiene nuestro chocolate es que ayuda a cambiar la vida de las personas, y eso se complementa con ser un cacao fino de aroma.

Somos expertos en sabores, en orígenes y en trazabilidad de los productos, lo que nos lleva a competir en el mundo en unos nichos de mercado de alto valor.

¿Y el impacto en las comunidades se ve en mayor demanda de materia prima?
Hay un aumento, pero no es tan significativo porque el que utilizábamos para productos intermedios se ha desplazado para fabricar productos de mayor valor. Pero sí hay mayor compra de cacao. Nosotros adquirimos alrededor de 20.000 toneladas al año.

¿Les interesa tener una marca propia de chocolates para exportar?
No en el momento. Para el consumidor final tenemos nuestra marca en el canal de food service que va a pasteleros y reposteros especializados, y restaurantes y pastelerías de muy alto nivel, donde valoran mucho la calidad y la diferenciación de nuestros chocolate. Pero en las estanterías de los supermercados no queremos competir con nuestros clientes.

¿Y cómo están dentro de los exportadores nacionales?
CasaLuker fue pionero hace 10 a 12 años en salir al mercado a vender tanto el cacao fino de aroma como chocolate. Nacional de Chocolates y también nosotros hemos vendido grano y manteca de cacao históricamente, pero en el concepto de chocolate somos pioneros y hoy somos líderes en exportaciones cuando se suman todos los productos, como el cacao puro o los productos hechos a base de cacao.

Siga bajando para encontrar más contenido