Mercado de calzado infantil crecerá 18,1% en cinco años

Este negocio moverá $803.000 millones a 2023 en Colombia, según proyecciones de Euromonitor.

Venta de calzado

Los zapatos para niños representan 14% del mercado total del segmento de calzado general. 

POR:
Portafolio
junio 06 de 2019 - 09:47 p.m.
2019-06-06

En Colombia este mercado lo lideran tres compañías que sumada su participación, superan el 15% del mercado total. Plasticauchos Colombia (antes conocida como Venus) es la número uno de la posición con 6,3%, seguido de Payless con 5,6% y Offcorss con 5,5%, según información del proveedor de investigación de mercado, Euromonitor.

(Manufactura de calzado se recupera, pero sigue en terreno negativo). 

De acuerdo con la firma, que analiza la categoría que incluye zapatos para niños menores de 14 años y bebés, además de pantunflas, este negocio moverá a 2023 $803.000 millones en el país y su crecimiento será del 18,1%, mientras que las unidades comercializadas incrementarán en 8% y llegarán a los 17,7 millones en cinco años.

Es de resaltar que este mercado movió el año pasado $679.900 millones, lo que significó un crecimiento del 42,5%, comparado con el monto logrado en 2013 cuando este fue de $477.000 millones.

Aunque el negocio infantil creció en valor en los últimos cinco años, en unidades decreció según el proveedor de investigación de mercado, pues el año pasado se comercializaron 16,4 millones de unidades, versus 24,8 millones de zapatos vendidos en 2013. La caída en este periodo fue del 33,6%.

Teniendo claro este panorama, Euromonitor asegura que el segmento infantil representa el 14% del valor total del mercado de este mercado en el país, que en 2018 movió $4,83 billones.

(Exportaciones impulsan recuperación del sector del calzado y afines). 


Ahora bien, si se revisa el negocio en la región, Brasil fue el que más unidades vendió el año pasado en este nicho con 155 millones, seguido de México con 90,3 millones, Argentina con 43,5 millones, Colombia con 16,4 millones y Chile, en quinta posición, con 11,8 millones.

De acuerdo con Jorge Andrés Zuluaga, gerente general de Plasticaucho Colombia, la economía en general viene de superar dos años difíciles y el sector no fue ajeno a esto. Sin embargo, destacó que la recuperación de este se ha concentrado en la ampliación de las ventas en el exterior por parte de las empresas de calzado infantil.

El directivo agregó que, en cuanto a las exportaciones, todos los esfuerzos que pueda realizar el Gobierno son esenciales para que las compañías locales crezcan y se llegue a otros clientes en mercados no explorados aún.

Basado en lo anterior, Zuluaga añadió que como compañía esperan seguir innovando, pues el calzado infantil tiene amplio potencial de expansión en el mercado.

Respecto a las tendencias en este segmento, Andrea Olmos, psicóloga experta en moda, dijo que anteriormente “los niños y bebés utilizaban ‘pintas’ especiales, cómodas, tejidas, en algodón y delicadas, pero hoy en día vemos como desde muy pequeños, las tendencias de las pasarelas son traídas a estas edades y lo mismo sucede con el calzado”.

Olmos destacó que los zapatos ‘blucher’, tenis, mocasines o sandalias con tacón tipo plataforma para niña, también se están trayendo al mercado local y están siendo utilizados.

“Hay que resaltar que este calzado usa tecnología apropiada para el desarrollo de los niños y bebés. Estos traen un refuerzo en la parte del talón que hace que sea adecuado para estas edades. Incluso hay unos que no traen cordones sino velcro para un uso más fácil que se adapte a la rutina de los niños”, dijo.

ROPA INFANTIL 

De acuerdo con Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, las prendas infantiles son un nicho importante para el mercado local porque ofrece oportunidades en países con los que Colombia tiene un acuerdo comercial vigente, como es el caso de Canadá, Estados Unidos, la Unión Europea, México, Chile y Costa Rica.

“Además, nuestro país tiene una oferta diversificada y capacidad de producción flexible que les permite a los compradores acceder a una amplia gama de productos con valor agregado, como vestidos tejidos y con bordados a mano”, resaltó.

En términos de exportaciones, de acuerdo con información del Dane, los mercados a los que más se vende la ropa infantil y de bebé colombiana es Estados Unidos, que en el primer trimestre de este año movió US$1,13 millones, seguido de Reino Unido con US$258.024, Ecuador con US$141.246, Argentina con US$102.864, Costa Rica con US$78.602 y Puerto Rico con US$74.602.

Según esta entidad, el total de este segmento en venta al exterior significó US$1,84 millones durante los tres primeros meses del año, con una variación del 1,31% comparado con el mismo periodo del 2018, cuando fue de US$1,82 millones.

Ahora bien, según Procolombia, la oferta local comprende todo el segmento de confección infantil (recién nacidos, ropa formal y casual, deportiva y mamelucos).

La entidad destaca que la ropa infantil de ceremonias y fechas especiales es hoy un nicho de mercado y una de las opciones preferidas para los empresarios colombianos a la hora de vender en el exterior prendas de vestir. Entre las ocasiones que presentan mayores opciones para exportar están los bautizos y primeras comuniones .

Además, la ropa tejida con bordados a mano y artesanales hacen que la oferta de los productos nacionales tenga valor agregado en el mercado internacional.

Valerie Cifuentes Martínez

Siga bajando para encontrar más contenido