Negocio de oficinas también empezó a ajustarse en Bogotá

En el sector corporativo de altos estándares, especialmente la oferta conocida como clase A, el inventario se incrementó, lo mismo que los precios.

Oficinas

El sector de Santa Bárbara, en el norte de Bogotá, es uno de los más atractivos para los inversionistas.

Gabriel Flórez Portafolio

POR:
Portafolio
noviembre 26 de 2018 - 10:24 p.m.
2018-11-26

Bogotá cerró el tercer trimestre del año con un inventario total de 2’680.000 metros cuadrados para oficinas, que representaron un crecimiento del 7% con respecto al mismo periodo del 2017.

Roberto Cáceres, director de la multinacional de servicios inmobiliarios Colliers International, firma que dio a conocer los datos, destacó que entraron en operación ocho edificios que aportaron cerca de 60.000 metros cuadrados al mercado.

Sobre los corredores o sectores más dinámicos, el directivo agregó que Salitre –en el occidente de la ciudad– es el de más participación, con un 23%, seguido de Calle 100, con 15%, donde, precisamente, se terminaron de construir los proyectos Ecotower Chicó y Calle 100.

(Lea: Inventario de oficinas en Bogotá crecerá 6%

Según el análisis de la multinacional, en el Chicó, que participa con el 14% del inventario, entraron en operación cuatro proyectos, entre los cuales están Torre 97 y Cortezza 93.

Sobre el tema, Portafolio consultó a Laura Pulido, directora Comercial de Terranum, firma encargada del segundo, quien señaló que al cierre del segundo semestre del año, el panorama es favorable para el sector corporativo. “La economía nacional tiene mucho espacio para seguir desarrollando su aparato productivo y de servicios locales, así como la capacidad de atraer inversión foránea para abrir nuevas operaciones”.

Según la directiva, “hay ciclos en los cuales la oferta puede ser mayor que la demanda, pero esto generalmente obedece a que el inventario está en proceso de modernización y, por lo tanto, las corporaciones prefieren trasladar sus operaciones a edificios con mejores especificaciones técnicas”.

(Lea: Inquilinos aprovechan alquiler bajo en oficinas de altos estándares

De hecho, el informe de Colliers confirmó esta tendencia, ya que los edificios de clase A+ (es decir, de altas especificaciones (con tiempo de construido menor o igual a diez años), continúan al alza, pues aumentaron su participación 18%. Cabe destacar que dos de los ocho proyectos que se incorporaron al inventario en el tercer trimestre hacen parte de esa clasificación.

ALTOS ESTÁNDARES

Sin embargo, los de clase A (entre 11 a 20 años de edificados) siguen liderando este mercado, con el 44% de lo que hay en la ciudad y –según Cáceres– “con tendencia al alza. Seis de los edificios que empezaron a funcionar son de esa categoría”, enfatizó.

Según la directiva de Terranum, “para las empresas este fenómeno es una oportunidad única de consolidar sus operaciones en obras de calidad mundial y, de esta manera, mejorar la infraestructura de la ciudad”. Por el lado de la demanda, la tendencia aún es moderada, pues la absorción de lo que hay disponible (es decir, el espacio opcupado) disminuyó 18%.

“Bogotá sigue con proyección de construcción de edificios para el sector corporativo, al punto de que hay 50 en desarrollo que representarán, aproximadamente, 682.000 metros cuadrados”, reveló el informe, el cual destacó que 55% está en construcción, el 27% son obras a la medida del cliente y 17% está sobre planos. Algo para destacar, para los próximos cinco años, es el ingreso de 435.000 metros cuadrados.

¿Y LOS PRECIOS?

Otro hallazgo del estudio de Colliers tiene que ver con los precios de renta, que en el tercer trimestre del año –frente al mismo periodo del 2017– crecieron 2% en el caso de los edificios de la categoría A. Esto corresponde a un valor promedio de $60.300 por metro cuadrado. Por el contrario, la clase A+ y B registraron variaciones de - 9% y -4%, respectivamente.

Al evaluar la dinámica de este indicador por sectores, Salitre volvió a evidenciar su dinámica, seguido de Cedros y Córdoba. Andino, por su parte, lidera los precios de renta, con el monto promedio más alto de la ciudad: $70.650 por metro cuadrado, 4% más que en el tercer trimestre del 2017.

Sobre los valores de venta, la variación, según Colliers, fue de 4%. Santa Bárbara registró el promedio de comercialización más alto de la ciudad, con $11’727.000 por metro cuadrado, siendo uno de los corredores más atractivos de Bogotá, donde los usuarios atribuyen una buena seguridad, ubicación y equipamientos de los edificios.

Después están Chicó y Andino, con un promedio de $10’500.000. Allí, los edificios A+ incrementaron sus precios 8%, seguido por los de clase A, con 3%.

Andrés Cardona, director de Transacciones y Consultoría de la firma CBRE en Colombia, tiene una lectura adicional: “A pesar de que el mercado de oficinas ha tenido un nivel de oferta alto este año, respondió de manera positiva para empezar a reducir la vacancia”, es decir, los espacios que estaban sin ocupar.

Según el directivo, “hoy, la ciudad muestra comportamientos muy distintos en todos sus submercados y, por ello, no se debe analizar como uno solo y otorgar apreciaciones como si fuera una generalidad”.

Con base en esto, Cardona agregó –según datos de CBRE– que “aún tenemos un mercado impactado a la baja en los precios, con un caso atípico en un sector como Andino, que históricamente ha registrado vacancias muy bajas y, en consecuencia, un comportamiento distinto al del resto de la ciudad, con valores altos producto de una menor oferta”.

En Twitter: @GabrielFlorezG

Siga bajando para encontrar más contenido