Nespresso apunta ahora a oficinas y restaurantes

Lanzó café de Caquetá, que venderá en 20 países.

Thomas Zurita, director de Nespresso Colombia

Thomas Zurita, director de Nespresso Colombia, explica la ofensiva comercial de la marca, que incluye una alianza con la plataforma Rappi.

Carlos Ortega/Portafolio

POR:
Portafolio
agosto 13 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-08-13

Nespresso celebra por estos días cinco años de haber entrado a Colombia, con la apertura de su primera boutique en Bogotá, con la cual trajo las cápsulas para preparar café.

“Si bien el entorno económico ha cambiado bastante, nosotros estamos contentos al decir que hemos llegado a los resultados de ventas que esperábamos, con un crecimiento sostenido de doble dígito año sobre año, incluyendo el 2019”, dice Thomas Zurita, country manager de Nespresso en Colombia.

Lea: (¿Emprender es sinónimo de libertad?)

Hoy tienen seis boutiques permanentes y tres temporales, y cree que el trabajo de penetración y comercialización de las máquinas en el ‘retail’, destaca el ejecutivo. Igualmente habla del dinamismo de la venta online.

Al revisar las estrategias de crecimiento, el directivo explicó a Portafolio el interés de la marca por participar del segmento de consumo fuera del hogar.

“Son máquinas especializadas para oficinas, hoteles, restaurantes o cafeterías. Son soluciones diferentes para facilitar la vida de los clientes, distintas a las que se ofrecen en los hogares”, dijo. La cápsula es diferente y el café también es porcionado, lo que asegura la taza perfecta pero con capacidades de preparación muchos más altas. Hace más café seguidos frente a una máquina doméstica, son mezclas pensadas en el ambiente profesional y las condiciones comerciales son distintas.

Esta oferta es interesante, porque le facilita al dueño del establecimiento el manejo de los inventarios y el control de la calidad del producto final que es la taza, comentó.

A nivel global, el segmento hogar es mayor que el profesional, pero este último tiene crecimientos más significativos, gracias a los avances en las tecnologías de las máquinas y porque los establecimientos han entendido las ventajas del modelo. Además, han visto que la oferta no es tan costosa con la imaginaban. Asimismo, si los clientes reconocen el producto en la casa, seguro también lo quieren en otros espacios.

“El restaurante es un lugar clave para el café y lo que intentamos es participar en ese momento de cierre de una comida con una bebida que esté a la altura y dejar una buena memoria al final”, comentó. La meta es que en tres años, el segmento profesional sea el 15% del negocio en Colombia.

Zurita agregó que en el marco de la celebración de los cinco años, la marca escogió un producto icónico: “Esperanza de Colombia”, fruto de un trabajo de dos años con 900 productores que cultivan café de alta calidad, bajo estándares sostenibles en San Vicente del Caguán y Florencia, Caquetá.

Este café, que también contó con el soporte técnico de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, llegará a 20 países del mundo como Francia, Estados Unidos, Alemania y Japón.

El trabajo en Caquetá, que tiene valor por tratarse de la reactivación de la actividad cafetera en antiguas zonas de conflicto, se inte

Siga bajando para encontrar más contenido