Negocios

‘Nuestros hoteles empezarán a competir en coliving’

Juan Fernando Stozitzky, CFO de Movich Hotels, espera que la línea represente, en los próximos años, el 20% de la ocupación.

Juan Fernando Stozitzky

Juan Fernando Stozitzky es CFO de la cadena colombiana Movich Hotels.

Cortesía

POR:
María Camila Pérez Godoy
mayo 12 de 2021 - 08:00 p. m.
2021-05-12

Por la caída del segmento corporativo, la cadena colombiana Movich Hotels se ha adaptado con nuevas líneas de negocio con los que busca atraer mayor demanda.

(Lea: ‘Coliving’ busca ser opción de vivienda en la pandemia)

Juan Fernando Stozitzky, CFO de la firma, habló con Portafolio sobre las inversiones y expectativas por la próxima temporada, que vendría con la Copa América de fútbol.

(Lea: Lanzan proyecto de vivienda para estudiantes en el centro de Bogotá)

¿Cómo nace Movich?

En 2009 Germán Efromovich incursionó en el negocio hotelero cuando ya tenía Avianca y el primer hotel fue el de Cartagena de Indias, en el Centro Amurallado.
Luego, en el 2011, el Grupo Antioqueño le vendió los hoteles de Lomas en Rionegro, el Intercontinental Medellín y hotel de Pereira, y ahí se formó la cadena.

Poco a poco empezamos a adicionar el Chicó 97 en Bogotá, Casa de Alférez en Cali, luego abrimos el Buró 26 en Bogotá y el último fue Buró 51 en Barranquilla.
Con eso ya formamos ocho hoteles en seis ciudades, con 1.314 habitaciones.

¿Cuál ha sido el enfoque en este tiempo?

Antes de la pandemia nuestro nicho era el sector corporativo, compitiendo con Marriott y Hilton, y con cadenas colombianas como Estelar. En el 2019 llegamos a ocupaciones del 62%. Estábamos mirando la ampliación a la Florida, pero este proyecto se frenó por la pandemia.

Entonces en 2020 nos dedicamos a implementar protocolos para recuperar la confianza de nuestros clientes.

Luego ampliamos el portafolio también al turismo, ya que tenemos hoteles con muy buenas instalaciones, con spa, gimnasio o piscina, que usualmente no están en hoteles corporativos. Diseñamos nuevos productos como Movich Light, donde damos al cliente una menor tarifa y él escoge los servicios.

También están ingresando en el ‘coliving’...

Sí, lanzamos un producto que se llama Movich Home, y básicamente consiste en que en lugar de rentar un apartaestudio, contratando con nosotros las personas tienen todos los servicios de un hotel: desayuno, alimentación, lavandería, servicios públicos y limpieza, todo por el mismo precio.

Si bien el coliving ofrece espacios para socializar, nosotros ofrecemos la comodidad de servicios hoteleros, y por eso creemos que podemos competir allí. De aquí a dos años esperamos que este segmento represente el 20% de las ocupaciones. Lo lanzamos hace mes y medio y ya hemos recibido más de 500 solicitudes de información.

Además, los contratos tiene un mínimo de 30 días, pero se pueden distribuir en varias ciudades. El único hotel que no está incluido es el de Cartagena, y es porque solo tiene 30 habitaciones.

¿Cómo se ha movido la ocupación este año?

Nosotros abrimos en agosto del año pasado, llegando ocupaciones de solo el 1%. A marzo logramos el 26%, que representó un 40% de 2019. Mensualmente vendíamos mal contados $10.000 millones y cerramos marzo en $4.400 millones y abril en $3.900 millones. No hemos llegado al 50% de las ventas prepandemia.

Eso generó la disminución de nuestro personal. Pasamos de tener 900 personas a la mitad, aunque les dimos un plan de retiro y con la condición de que en la medida en que se fuera reactivando ellos serían la primera opción en reintegrar.

Las mejores ciudades han sido las de vocación turística como Pereira, Rionegro, Cali y Cartagena; mientras que Bogotá y Medellín por ser lugares corporativas han tenido resultados más bajos.

¿Y hay expectativa por mitad de año?

Viene la Copa América y eso va generar buenos ingresos al sector. La Conmebol está interesada en contratarnos a algunos hoteles y puedo decir que a hoy estamos negociados, pero hay que ver qué pasa.

Del lado vacacional, hoy estamos lanzando en el Intercontinental Medellín, All Inclusive, un plan donde las personas pueden pasar el día o quedarse con una tarifa todo incluido, como un Resort en Cancún, pero en Medellín.

¿Cuántas inversiones están realizando?

Una ha sido terminar los proyectos grandes de remodelación. El año pasado concluimos nuestro hotel de Pereira.

Otra es la bioseguridad tanto en materiales como tecnología, donde, por ejemplo, pusimos detectores de temperatura automáticos y limpieza y aspersión.

Pero también nos enfocamos en facilitar la vida del cliente. Implementamos un web check in para reducir la exposición en la recepción. También lanzamos una app donde se puede, desde el televisor o celular, hacer room service o mirar cómo va la cuenta de la estadía. Eso todavía no está en el 100% de hoteles porque hay que hacer pruebas.

¿Las remodelaciones se han beneficiado entonces de la Ley de turismo?

Nosotros sí nos acogemos al beneficio tributario por inversión en remodelación de hoteles, pero no por la última Ley, sino por la del 2012 cuando comenzamos a comprar hoteles.

En los últimos 10 años hemos invertido más de $60.000 millones en remodelaciones y aparte construimos desde ceros los Buró en Barranquilla y Bogotá.

De la Ley del año pasado, nos benefició la corrección de excluidos a exentos y poder transferir el 100% del IVA a nuestros clientes y bajarles el precio. Y también por este año no hay Impoconsumo en alimentos y bebidas de nuestros restaurantes, y así se incentiva la demanda.

María Camila Pérez Godoy
camgod@eltiempo.com

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido