Óscar Pérez, el visionario que atrajo ferias internacionales

Perfil de quien fue el presidente durante 31 años de Corferias y también padre de la Feria Internacional del Libro de Bogotá.

Óscar Pérez Gutiérrez, presidente de Corferias entre 1958 y 1989

Óscar Pérez Gutiérrez, presidente de Corferias entre 1958 y 1989, quien falleció el pasado domingo en Bogotá.

Archivo CEET

POR:
Portafolio
enero 28 de 2019 - 09:40 p.m.
2019-01-28

Encantador, visionario, gran empresario, promotor del desarrollo empresarial de Bogotá y de Colombia, son algunos de los calificativos que recuerdan algunos allegados y amigos de Óscar Pérez Gutiérrez, quien fue presidente de Corferias entre 1958 y 1989, y falleció el pasado domingo a los 89 años, a pocos días de celebrar su cumpleaños número 90, en febrero.

Fue el capitán de un barco que tomó en malas condiciones, con muchas grietas y a punto de hundirse.

Cuentan las crónicas de El Tiempo que, en la década de los años 50, mientras Óscar Pérez Gutiérrez ayudaba a su padre a administrar la concesionaria de buses que tenían, recibió una curiosa oferta de trabajo.

(Lea: La Feria Internacional de Bogotá abre sus puertas

“Te propongo ser director de la Corporación de Ferias -Corferias-, pero ojo que está en quiebra... Anímate a levantar ese muerto”, fue lo que le dijo, en 1958, Rafael Delgado, ministro de Fomento del gobierno de Alberto Lleras Camargo.


Esa complicada labor fue entonces su reto, la razón de su vida. Economista de profesión, graduado en la facultad de economía industrial del Gimnasio Moderno -primera escuela de economía del país-, se propuso a como diera lugar sacar de la crisis a Corferias. Lo que no sabía, y se enteró apenas se estrenó en el cargo, es que tenía que lidiar con varios embargos y una deuda de más de 2 millones de pesos.

“Comenzaba mi labor de director, y me pareció grave que solo hubiera un pabellón en el inmenso potrero, cuidado por seis perros y un celador que se la pasaba bebiendo, anota este malagueño que se mantuvo 31 años como capitán de la nave”, reseñó al diario, como antesala a recibir la Orden de Boyacá en el grado de Cruz de Plata, a manos del entonces presidente Álvaro Uribe, en el 2004.

(Lea: La Feria del Hogar llegará cargada de emprendimientos

Fue la espléndida visión de negociante de Pérez la que inició una época de bonanza en Corferias. Pero la prosperidad no llegó sola. Organizó un coliseo cubierto con gradería y lo arrendó para espectáculos varios: lucha libre, boxeo y patinaje sobre hielo, y vendió miles de pesos en acciones.

Gracias a Pérez, el muerto resucitó. En esa búsqueda constante de propuestas, viajó por España, República Checa, Estados Unidos, Italia, Francia, Rusia... Así, incorporó al ámbito nacional el concepto de feria temática.“En los años 60 yo realizaba una feria general, llamada Feria Internacional de Muestras”, explicó Pérez. Luego vino la del Automóvil, el Metal, la Construcción, el Diseño y la Decoración.

Entre tanta ocupación, encontró el amor mientras pagaba una deuda en la Embajada de Bélgica. Allí conoció a la belga Katia Van Branteghem, y le coqueteó.
Llevaban cerca de 59 años de casados y tuvieron tres hijos (Alejandro, María Esperanza y Hugo Dibier).

Igualmente, el diario El Nuevo Siglo reseñó que en 1988 se organizó la primera versión de la Fería del Libro de Bogotá, gracias al ingenio y visión internacional de Óscar Pérez Gutiérrez y de Jorge Valencia, en ese entonces presidente de la Cámara Colombiana del Libro.

Una de las personas que conocía bien a Pérez Gutiérrez es Guillermo Botero, actual ministro de Defensa, ya que su padre Lorenzo Botero había iniciado una amistad de larga data con Pérez.

“Él fue la persona quien inventó la atracción de ferias internacionales en el país y quien insertó a Colombia en el mundo de las ferias”, describió Botero, quien lo recuerda como un gran amigo, un hombre encantador y de negocios.

De igual manera, el actual ministro de Defensa añadió que “fue una persona muy vinculada a la Zona Franca de Bogotá, un gran promotor de negocios y muy vinculado a la venta de vehículos”.

Otro de sus hijos ‘adoptivos’ es el actual presidente de Corferias, Andrés López, quien lo define como “un gran visionario”.

“Hoy en día todos hablamos de la necesidad de promover la internacionalización de las empresas, de la incorporación de nuevas tecnologías y del desarrollo de los países. Ese es un lenguaje que para nosotros es natural hoy en día. Lo que pasa con Óscar Pérez Gutiérrez es que él, en los años 50, cuando estábamos en una economía cerrada, fue una persona que entendió claramente que el desarrollo económico y el del país estaba vinculado precisamente a la utilización de nuevas tecnologías y al establecimiento de nuevas relaciones comerciales”, manifestó el directivo de Corferias.

López relató que Pérez compró los terrenos que hoy en día hacen parte del recinto ferial, y añadió que Colombia es “uno de los países más atractivos en la industria de ferias, porque él visualizó que ese no era un proyecto de corto plazo, sino uno de largo plazo”.

Hace 13 años, cuando López fue nombrado presidente de Corferias, recibió una invitación a cenar por parte de Óscar Pérez y su esposa Katia. “Ellos me adoptaron como su hijo. No hay que perder de vista el papel que jugó ella, porque casi que pudiéramos decir que fue la primera dama de Corferias, y se convirtieron ambos en embajadores de Colombia ante el mundo; fue impresionante. Ellos dos me invitaron a su casa, con mi esposa Ana María, y nos dijeron: ‘Queremos que ustedes entiendan que son nuestros hijos y entregamos en sus manos una obra que construimos durante mucho tiempo’”.

Justamente fue Pérez quien creó el eslogan de Corferias: ‘La gran vitrina de América Latina’. Una vitrina para los empresarios, los emprendedores y de las nuevas apuestas en el país. Las últimas palabras que López recuerda de Pérez fueron: “Corferias sigue siendo la vitrina más vendedora de América Latina”.

‘NUNCA FALTÓ A UNA JUNTA DIRECTIVA’

En 1989, cuando se privatizó Corferias y lo compró la Cámara de Comercio de Bogotá, nombraron presidente honorario y vitalicio de Corferias a Óscar Pérez Gutiérrez en su junta directiva. “La última junta directiva que hizo Corferias fue en diciembre pasado y Óscar Pérez nunca faltó a una junta directiva. Seguía yendo a todas las juntas directivas, aportando con su conocimiento, con su experiencia y su visión”, manifestó Andrés López, el actual presidente del recinto ferial. López concluye que el mejor homenaje a la memoria de Pérez es “seguir en la senda de un país innovador, que cree en la internacionalización y que le apuesta a la transformación productiva, que es donde está el valor agregado”.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido