Negocios

Pandemia golpeó a petroleras privadas de la ‘segunda línea’

Los resultados financieros y de producción de las empresas registraron pérdidas en el cierre del 2020. Algunas pasaron el año raspando. 

Petróleo

EFE

POR:
Alfonso López Suárez
marzo 14 de 2021 - 07:00 p. m.
2021-03-14

Los resultados financieros y de producción de las llamadas petroleras privadas de la ‘segunda línea’ de operación en el país, registraron pérdidas al cierre contable del 2020.

(Lea: ¿Barril de petróleo Brent a 100 dólares?)

La razón, la caída en los precios del crudo y la pandemia, que disminuyó la demanda de combustibles, golpeó no solo sus numeros, sino también la extracción de petróleo.

(Lea: Reservas de Ecopetrol cayeron 6,5%)

Uno de esos casos es el de la multinacional canadiense Frontera Energy, que registró una utilidad neta de US$497,4 millones en comparación con los US$294,3 millones reportada en 2019. Así mismo, los ingresos en 2020 fueron de US$648,5 millones en comparación con los US$1.383 millones del año anterior.

En cuanto a la producción de crudo, Frontera reportó una extracción anual de 47.800 barriles de petróleo día (bpd) en comparación con 70.875 bpd en 2019. Este resultado se encuentra en el rango superior del plan que actualizó la canadiense en agosto de 2020 que estaba entre 46.000 bpd y 48.000 bpd.

“Redujimos los gastos de capital en un 69% en comparación con 2019, nos enfocamos en nuestra producción de mayor valor, redujimos los costos de producción y transporte por barril en un 7% y 10% respectivamente y ajustamos los gastos generales, operativos y administrativos, del 2020 en un 28%, mejorando nuestra estructura de costos y competitividad en el futuro”, señaló, Richard Herbert, director de Frontera Energy.

Otra petrolera a la que la covid-19 y la caída de precios del crudo le pasó cuenta de cobro en su tarea del 2020, fue a Parex Resources, compañía que reportó un ingreso neto de US$99,3 millones en comparación con los US$328 millones del 2019. Además, los gastos de inversión fueron de US$141,3 millones frente a los US$208,2 millones del año anterior.

Y el flujo de efectivo generado fue de US$297 millones, lo que representa una disminución del 48% con respecto al 2019 que fue de US$570,5 millones.

“La producción anual de petróleo y gas natural en el 2020 fue de 46.518 bpd lo que significa una disminución del 12% con respecto a la producción promedio en el 2019 que fue de 52,687 bpd”, señala el reporte financiero de Parex Resouces.

Sin embargo, no todas las petroleras privadas de la ‘segunda línea’ de operación, registraron un decrecimiento en las finanzas y en la producción, pero pasaron el año raspando en cuanto a su tarea.

Este es el caso de GeoPark, cuyos números finales por su tarea en el 2020, serán anunciados en mayo. Su producción consolidada se estima por encima de los 33.000 bpd, frente a los más de 32.000 bpd de 2019, y un decrecimiento leve en sus reservas al pasar de 95,9 millones de barriles (2020) a 95,2 millones de barriles (2019).

GeoPark es hoy una empresa mejor y más fuerte y está bien posicionada para las prometedoras oportunidades del futuro. 2021 ya está en marcha con tres plataformas de perforación en funcionamiento, un proyecto sísmico que avanza para identificar nuevos prospectos en un área de alto potencial, y nuestro equipo está completamente comprometido en llevar cada molécula de hidrocarburo de manera segura, limpia y rentable”, resaltó su CEO, James F. Park.

Otra petrolera que alista sus resultados, pero que no duda que la pandemia y la caída de los precios del crudo afectó su operación es Canacol, multinacional canadiense que anunciará sus balances financieros del 2020 el próximo jueves.

Al cierre del tercer trimestre, las ganancias de la gasífera alcanzaron los US$2,6 millones, pero en el consolidado de los primeros nueve meses del 2020, registra una pérdida de US$5,6 millones.

“La compañía espera que la demanda nacional de gas se incremente en el 2021 frente a los niveles de 2020, debido a la actual coyuntura de la covid-19 en Colombia, permanece la incertidumbre con respecto tanto a la demanda futura de gas como a los precios interrumpibles dependiendo de la trayectoria de la pandemia en el país”, señala un vocero de la gasífera.

Más resultados

Gran Tierra Energy, otra de las petroleras con operación en el territorio nacional, registró una pérdida neta de US$778 millones y un Ebitda de US$635 millones en el 2020. Además, los costos generales y administrativos fueron de US$23 millones, un 32% menos que los US$33 millones para el año terminado en 2019.

Así mismo, los costos totales de operación y transporte disminuyeron a US$145 millones para el año terminado en 2020; es decir US$92 millones menos, que representa una reducción del 39%, frente a los US$237 millones del 2019.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido