Piden discusión informada en regulación de vaporizadores

La tabacalera BAT, a través de su vocero oficial, Juan Carlos Restrepo, dijo que estos productos no son iguales que el cigarrillo. 

Juan Carlos Restrepo, director de asuntos corporativos de BAT.

Juan Carlos Restrepo, director de asuntos corporativos de BAT.

Cortesía

POR:
Portafolio
julio 17 de 2019 - 09:57 p.m.
2019-07-17

British American Tobacco (BAT), compañía tabacalera con más de 100 años en el mundo y con cerca de 25 en el país, es una de las firmas interesadas en desarrollar nuevos productos sin combustión como los vaporizadores, que serían de riesgo reducido.

Para Juan Carlos Restrepo, director de asuntos corporativos de la firma, la industria tabacalera se está transformando, pues pasó de ser una que durante años no realizaba mayores innovaciones en los cigarrillos, a estar ahora en constante investigación que lleve al desarrollo de otro tipo de productos.

(En cinco años el negocio de vaporizadores en el país aumentaría 109,4%). 


Al respecto, dijo que esta nueva línea de negocio abarca mayores inversiones y otro tipo de talentos en el capital humano que les permita seguir a la vanguardia, pues estos productos cambian muy rápido y, como sucede en otras industrias como la de celulares, a medida que salen nuevas tecnologías, los que ya hay en el mercado podrían quedar obsoletos con facilidad.

“Para BAT, hoy en día, en la torta de ingresos globales los productos de nueva generación participan con cerca de 5%. La estimación de la firma es que en 10 años este dato aumente más o menos a 30% y, en 2050, estos podrían estar pesando 50%”, añadió el directivo.

Aunque aseguró que este segmento es muy importante para la firma, dijo que por el momento no planean traer nuevos productos de otras categorías al país, pues primero es importante consolidar la que ya tienen (vaporizadores de sistema cerrado), además de que haya una regulación clara en el mercado en torno a estos, y que tanto la población como los agentes del Gobierno y reguladores entiendan que “estos no son iguales que los cigarrillos, razón por la que debe haber una legislación diferente para estos”.

Asimismo, comentó que es imperativo que se comprenda que este tipo de productos buscan ofrecer una alternativa de riesgo reducido a las personas que ya fuman y que no son una puerta para que la gente que no ha fumado comience a hacerlo. También destacó que como industria legal estos nuevos productos no los venden a menores de edad.

Sobre la actualización que se está proponiendo desde el Congreso a la Ley Antitabaco (1335 de 2009), Restrepo dijo que se debe realizar un debate informado en torno a esta regulación, pues “equipara los productos de nueva generación y de entrada le aplica todas las normas del cigarrillo, lo cual desconoce una cantidad de realidades”.

Además dijo que como industria legal, BAT no está buscando que estos sean un producto sin regulación, sino que se entiendan las dinámicas de los nuevos productos y al no ser tabaco, ni generar combustión, no se le apliquen las mismas normas que al cigarrillo. “Un marco regulatorio siempre es conveniente, pero este debe ser equilibrado e informado”, mencionó.

En esta misma línea dijo que quieren que haya discusiones y foros abiertos donde la comunidad médica, consumidores, sector productivo y de comercio tengan voz y donde, además, “todo el mundo tenga el mismo nivel de conocimiento con estos productos”.

Restrepo fue enfático al decir que estas nuevas categorías no se deben vender a menores de edad y que estas deben cumplir los estándares de calidad y, la comunicación y comercialización debe ir direccionada a las personas que ya consumen nicotina.

¿QUÉ PIDEN EN NUEVA LEY?

El senador José David Name, mediante una columna de opinión, dijo que luego de que en el país se lograran establecer los espacios libres de humo a través de una Ley, el nuevo reto está en el control en la venta y uso de sistemas electrónicos de administración de nicotina y otros similares sin nicotina. Razón por la que propuso actualizar la Ley Antitabaco (1335 de 2009). Entre los artículos que se incluyen está la prohibición de venta directa e indirecta a menores de edad, ya sea por canales físico e ecommerce; que estos no se encuentren disponibles en estanterías y dispensadores abiertos al público, y que, además de otros espacios, estos no se puedan usar en parques. El proyecto ya pasó su primer debate en Senado.

valcif@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido