Renault ha producido 1,5 millones de autos en el país, en 50 años

Zoe

El desarrollo de lo que será la movilidad del futuro hace parte de los desarrollo de la marca francesa para el mundo, según dijeron sus directivos.

Archivo El Tiempo / Revista Motor

POR:
Portafolio
agosto 28 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-08-28

El Renault 4 ‘el amigo fiel’, el Renault 6, 12 o 18 marcaron la historia de los colombianos y de la firma, que cumple medio siglo, y hoy es líder en producción y exportación en el país y espera serlo en Latinoamérica.

(Lea: Altura de los carros: un centímetro puede hacer la diferencia)

A su celebración llegaron los directivos de la multinacional, representantes del Gobierno, socios y el grupo completo de trabajadores, con la idea de que se repitan otros 50 años de la marca en Colombia.

(Lea: El mercado automotor aceleró en julio)

En 1970 se ensambló completamente, por primera vez, un carro en Colombia. Fue el Renault 4, en la planta de Envigado, Antioquia, por la Sociedad de Fabricación de Automotores S.A., Renault-Sofasa. Este fue el primer paso y la base para que hoy la firma, por ejemplo, exporte el 40% de su producción (18.764 vehículos) a 14 países de la región.

(Lea: La oferta y demanda de carros usados se dinamizan en Colombia)

Renault-Sofasa, que hoy tiene el 22,6% del mercado nacional y ha producido 44.837 unidades en lo que va corrido del año, no solo fue pionera en el ensamblaje en el país, pues incluyó sistemas de seguridad como los airbags, trajo los primeros motores con sistema de inyección y hoy busca posicionar a los vehículos eléctricos en el mercado, de los cuales, en el 2019, ha vendido 218, casi la totalidad de los que vendieron en 2018.

Matthieu Tenenbaum, presidente de Renault-Sofasa, resalta la importancia de estos vehículos de cara al futuro: “Tenemos una visión muy fuerte para la movilidad sostenible, hemos sido pioneros en el país con el lanzamiento de Twizy en 2014, somos líderes de este mercado de vehículos eléctricos y seguimos apostando con Zoe, Kangoo y Twizy a su crecimiento”.

Pero el futuro de la compañía va mucho más allá, y espera seguir potenciando a la región; los resultados obtenidos por Colombia, Brasil y México han logrado mitigar las dificultades de Argentina, causadas por la situación económica de esa nación.

“Los tres países van a llevar a Renault a su más grande participación en el mercado. Esto que se ve en Colombia también se ve en Brasil y México, y por eso Renault va a continuar invirtiendo en América Latina no solo para tener una posición, sino para garantizar que la que ya tiene va a continuar en los próximos años”, comentó Luiz Fernando Pedrucci, presidente del Grupo Renault en la Región América.

La idea también es fortalecer el mercado local y seguir siendo el carro preferido de los colombianos. El pasado julio, por ejemplo, cuatro de sus modelos estuvieron en el ‘top’ 5 de ventas en el país: Logan, Sandero, Duster y Stepway.

Los números, tanto en venta como en producción, de los negocios de la marca han hecho que la planta en Colombia tenga una gran importancia para el Grupo Renault, según dijo José Vicente de los Mozos, vicepresidente ejecutivo mundial de Fabricación de Renault.

“Sofasa es un referente en el mundo, es una de las cinco mejores fábricas del Grupo Renault y se han invertido más de 120 millones de euros en los últimos 10 años, no es un exponente del mercado colombiano sino un elemento exportador para toda la región”, agregó.

Para el Grupo Renault, la planta en Colombia es única por sus trabajadores, quienes han luchado por la supervivencia de la firma y se han reinventado constantemente para mantener esa competitividad; precisamente, los representantes de la marca francesa aseguran que estos 50 años se lograron gracias a la gente Sofasa.

Sin embargo, también señalan que para que siga el crecimiento y desarrollo de toda la planta y la cadena por otros 50 años es necesario contar con el apoyo del Gobierno Nacional, que tiene en sus manos la protección de la industria para que las marcas establecidas en el país puedan competir de igual a igual con las de otras naciones.

Esto significa capacitación de proveedores para que entreguen calidad internacional y garantías que permitan ofrecer precios competitivos, entre otras normas.

Siga bajando para encontrar más contenido