Restaurantes, a prueba con pilotos de apertura

En Cali arrancan el fin de semana. Preocupación por control a los sitios de ‘corrientazos’.

Restaurante colombiano

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
junio 26 de 2020 - 09:30 p.m.
2020-06-26

Los restaurantes, un sector duramente golpeado por la pandemia, cierra la semana con la noticia de que el Gobierno autorizó el inicio de las pruebas piloto para la reapertura de sus establecimientos.

(Lea: Los hermanos Rausch cierran algunos de sus restaurantes)

Y si bien la medida trae beneficios para los empresarios, no deja de generar interrogantes sobre la conveniencia en medio de las mayores cifras oficiales de contagios y muertes por el coronavirus que se reportan. Eso, sumado a que las autoridades de salud hablan de que en las semanas que vienen las estadísticas pueden ir en aumento.

(Lea: Gobierno autoriza planes pilotos para apertura de restaurantes)

En Cali, donde ya se detectan las consecuencias en materia epidemiológica por la jornada del pasado día sin IVA, será este fin de semana la prueba piloto. Entretanto, en Medellín, que también ha avanzado en el tema, es posible que lo haga desde el primero de julio.

Hay cadenas de restaurantes, sitios a manteles y establecimientos formales que están en línea con las disposiciones de bioseguridad, pero las dudas recaen sobre un grupo importante de negocios que se mueven en medio de la informalidad y que se caracterizan por ofrecer en barrios y zonas de alta afluencia de personas ‘corrientazos’ y almuerzos ejecutivos.

“Estamos viendo muchos casos en barrios populares en ciudades con la covid-19 que tienen restaurantes abiertos, atendiendo a la mesa sin ningún protocolo y nadie les dice nada. Hasta policías son clientes de esos restaurantes”, dice Guillermo Gómez, director ejecutivo de Acodres.

“Entonces, hicimos el llamado para que protegieran al empresario formal, al que genera empleos y paga impuestos y se permitieran los pilotos”, agregó.

Afortunadamente, dijo el dirigente gremial, este Decreto 878 fue la respuesta positiva a la solicitud del sector y eso habilita para trabajar en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Cali y Pereira. A su juicio, es cierto que en esas capitales se presentan contagios pero se puede proceder a estos pilotos.

“El piloto, como su nombre lo indica, busca ensayar la implementación y observar que a partir de ella, efectivamente, los restaurantes no somos focos de contagio, y así abrir progresivamente”, comentó a Portafolio.

En ese sentido, advirtió que esa apertura es progresiva porque “no es solamente quitar la apertura de una puerta. Demanda inversión y en este momento los bancos no nos están dando créditos, entonces para un restaurante es muy difícil abrir de inmediato sobre todo cuando tiene que implementar protocolos de seguridad”.

Agregó que a la situación se suma que los arrendadores siguen siendo inflexibles con los negocios, muchos se rehúsan a las negociaciones del decreto del Ministerio de Comercio que ayudaba a pagar una tercera parte de la penalidad o poder entregar el local.

En ese orden de ideas, aseguró el presidente de Acodrés, “hay dificultades que van a hacer que sea muy lenta la reapertura, pero nosotros como gremio nos inclinamos por una reapertura segura que no termine por perjudicar a los negocios, que ayude a la recuperación progresiva de la confianza del consumidor y el respaldo que nos acaba de dar el Gobierno es valioso para lograr esos objetivos”.

Anunció que el gremio pondrá en marcha un sistema de control interno para garantizar e informar a la comunidad cuáles restaurantes no solo activaron protocolos, sino que mantienen una implementación acorde a las necesidades y la evolución de la situación.

“A lo que más le tenemos miedo y lo que no queremos que suceda es que dada la apertura tengamos que cerrar. La idea es que sea apertura sea progresiva y permanente por el bien de la economía nacional y por la presentación de los empleos”, dijo Gómez.

LA CRISIS

Sobre la decisión de reapertura, Mauricio Santamaría, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), dijo que sectores como el de los restaurantes ya no aguantan más cuarentena por lo cual es necesario que empiecen a hacerse pilotos para promover su recuperación.

En este renglón, señala, son más de dos millones de empleos los que están en juego. De hecho, ayer se conoció la noticia de cierres de restaurantes reconocidos de la capital, como Balzac de Harry Sasson.

El chef Jorge Rausch anunció el cierre definitivo, en Bogotá, de Energía Gastronómica, en el centro comercial Andino y Parque La Colina, de Local By Rausch y de Bistronomy.

También clausura otro local de esta última marca que tenía en Villavicencio. Sin embargo, la marca Bistronomy sigue con su servicio de domicilios operado desde la misma cocina en donde funcionan Criterión y Rceta By Rausch.

“Sé que se está hablando de planes pilotos de apertura de restaurantes, pero esto todavía se demora. En julio empiezan los pilotos en los municipios y de aquí allá Bogotá tendrá más casos de coronavirus y existe la posibilidad de que nos vuelvan a poner en cuarentena. Ponerle fe a que vamos a abrir en dos semanas es complicado”, dijo el empresario.

PRIMER PASO EN CALI

Cali es la ciudad del país que empieza las pruebas piloto para la reapertura de los restaurantes. Este fin de semana participarán 26 restaurantes, a mantel y de comida rápida en el Parque del Perro.

Las autoridades toman la decisión con todos los cuidados, dado que se confirmó ayer que resultaron positivas para coronavirus cinco personas que salieron de compras el día sin IVA, el viernes pasado, pese a que eran sospechosas del virus y estaban en cuarentena.

La subsecretaria de cadenas de valor de la Secretaría de Desarrollo Económico de Cali, Tatiana Zambrano, informó que la idea de esta experiencia con los restaurantes es que se hagan ajustes necesarios para garantizar una reapertura de los establecimientos de comida.

“Sí hemos pensado llegar a zonas gastronómicas más populares, pero primero vamos a hacer la evaluación de este primer piloto y de la movilidad, dado que estas operaciones en el espacio público necesitan de vías que no impacten el tránsito”, comentó.

Cuando se autorice la reapertura general, la estrategia será firmar pactos con los actores, realizar unas capacitaciones masivas y manteniendo contacto directo, sensibilización e inspección, vigilancia y control, señaló la funcionaria.

A su juicio, será importante el papel de las secretarías de Salud y de Seguridad con los operativos que realicen en determinadas zonas para hacer seguimiento al cumplimiento de los protocolos.

Como en el resto de sectores que han reiniciado, considera que es clave el pasaporte sanitario digital, cuyo diligenciamiento será parte de los compromisos de los restaurantes. Eso será clave para hacer seguimiento a la evolución epidemiológica, puntualizó.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido