Negocios

SaludVida espera pista para aplicar remedio

La EPS tiene inversionistas listos para inyectar $260.000 millones, que serán parte de la recuperación si es aprobado su plan. 

Juan Pablo Silva, presidente de la EPS SaludVida, perteneciente al régimen subsidiado.

Juan Pablo Silva, presidente de la EPS SaludVida, perteneciente al régimen subsidiado.

Abel Cárdenas

POR:
Portafolio
febrero 19 de 2019 - 07:39 p. m.
2019-02-19

El diagnóstico de las EPS que manejan el sistema subsidiado de salud tiene un denominador común: sobrefacturación, glosas no pertinentes por orden judicial (tutelas), elevado número de tratamientos No-POS, y SaludVida EPS no es la excepción a esta dura realidad.

Aunque el Gobierno –en cabeza del Ministerio de Hacienda– reconoce que los problemas de flujo de recursos afectan a las EPS, lo cierto es que ofrecer el servicio requiere ejercicios financieros complejos en toda la cadena.

En el caso de SaludVida el 95 por ciento de sus usuarios pertenecen a lo que se conoce como régimen subsidiado, en total atiende a 1,2 millones de personas en 17 departamentos del país y por tamaño está entre las diez más grandes.

La marca tiene una medida de vigilancia por parte de la Superintendencia Nacional de Salud, desde finales del 2015, y desde el 2016 con la llegada de Juan Pablo Silva a la presidencia de la entidad han procurado que la EPS salga de cuidados intensivos.

De hecho, según lo explica Silva, se inició un programa de accesibilidad a todos los servicios para sus usuarios y se adoptó un modelo integral e incluyente; además se reorganizó la estructura contractual para garantizar la atención por parte de la Instituciones Prestadoras de Salud (IPS).

Lograron una significativa reducción del nivel de endeudamiento del 80 por ciento frente a los niveles que registraba en el 2016.

“Ya en el 2017 iniciamos los preparativos para un plan de reorganización financiera y buscaron acogerse al Decreto 718 del 2017 (versión de la Ley 1116 para las empresas de salud). Sin embargo, cuando presentamos la solicitud coincidió con los cambios en la Superintendencia de Salud y luego, con el cambio de Gobierno, el esquema cambia y no prosperó la petición”, indicó Juan Pablo Silva.

Ahora con el nuevo esquema volvieron a presentarse, con un plan financiero que incluye la entrada de capital fresco (equivalente al 50 por ciento del total de los pasivos) que iría entrando exclusivamente para ese objetivo y con los cambios realizados esperan generar utilidades que irían a cubrir el saldo restante.

SaludVida factura un promedio de 1,1 billones de pesos anuales y su desencaje llega a 520.000 millones de pesos.

Los trámites de la nueva solicitud van adelantados y esperaría que en los próximos meses les respondan en la Súper. De ser aceptados, el primer giro equivalente a entre el 30 y el 40 por ciento de la nueva capitalización llegaría al comenzar el segundo semestre.

Los inversores ya están listos, es una combinación de extranjeros y locales y, de darse el proceso este mismo año, la firma obtendría utilidades operacionales, según lo explicó Silva.

COMO SI FUERA UN PACIENTE EXÓTICO 

En medio de este proceso se han presentado varios inconvenientes que han logrado que sea un poco más lento.

Por ejemplo, esta EPS hace parte de un grupo empresarial, pero no es la cabeza del grupo, sino una empresa más. Sin embargo, una interpretación de una norma logró frenar los giros a las empresas del grupo, con lo cual varias clínicas y hospitales que atienden sus usuarios han tenido que esperar a que pase un proceso en el que se corrobora que no es cabeza de grupo.

Pero en medio de ese proceso se le pide a la EPS que cumpla con otros compromisos como incluir Código de Buen Gobierno, situación que la EPS asumió.

Tampoco estuvo fuera del foco de especuladores que han acusado a los accionistas de descapitalizar la entidad, sin embargo, las cifras de los activos han permanecido casi iguales a lo largo del proceso. De hecho, sus activos suman menos de la tercera parte de lo que se ha señalado que se han sacado del país, pues estos bienes llegan alrededor de los 50.000 millones de pesos.

El asunto es que el grupo empresarial tiene más de una decena de empresas y las que son poderosas registran grandes movimientos en adquisición y venta de activos, pero eso no significa que la EPS sea la que los realice o se beneficie de ellos.

UN PROGRAMA LLAMADO MII

“Tenemos un nuevo modelo de salud al que llamamos Mii - Modelo de Atención en Salud Integral e Incluyente, a través del cual buscamos atender a nuestros afiliados de manera oportuna, eficaz y eficiente”, indicó Silva.

El modelo, que es relativamente reciente, obligó a la entidad a evaluar y cambiar procesos y a realizar varios ajustes. Según el directivo, este año deberá concluir con el nuevo modelo completamente operativo para que los usuarios sientan plenamente los beneficios que significa.

Para los afiliados Mii significa ir a las oficinas de SaludVida y solicitar citas de manera directa, sin gestiones adicionales, lo que aplica para pediatría, cirugía general, medicina interna, medicina familiar y ginecobstetricia.

También implicó garantizar una red de prestación de servicios para lo cual se conformó una nueva red de servicios que se llama CAPI (Centros de Atención Primaria Integral), la cual es conformada por varias IPS y hospitales que están cerca del lugar donde viven los afiliados.

Además, crearon un equipo de personas al que llaman GPS, que hará seguimiento a los procesos dentro de la EPS, y se asegurarán que los profesionales de la salud atiendan a los afiliados y que los medicamentos y el tratamiento sean entregados de forma oportuna. 

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido