‘Se debería hacer una consulta previa nacional de turismo’

Jean Claude Bessudo, presidente de Aviatur, propone que se identifiquen los lugares donde las comunidades aprueban que se hagan proyectos.

Consulta previa

Uno de los lineamientos para desarrollar turismo sostenible según la OMT es darle participación a las comunidades.

Archivo.

POR:
Portafolio
noviembre 15 de 2018 - 10:11 p.m.
2018-11-15

Crear un mapa en el que se identifiquen claramente los territorios del país que tienen vocación turística, potencial de negocio y en donde, a su vez, las comunidades estén de acuerdo con que se desarrollen proyectos hoteleros es la propuesta que plantea Jean Claude Bessudo, presidente de Aviatur, para incentivar la inversión extranjera.

El empresario manifestó que se debería hacer una consulta previa de turismo a nivel nacional, para que las poblaciones de todas las regiones se manifiesten de manera anticipada sobre si estarían de acuerdo o no con que se desarrolle infraestructura hotelera en sus territorios y, de acuerdo con los resultados, se haga el mapa ya mencionado.

En su opinión, esa información serviría como herramienta para llamar la atención de los inversionistas extranjeros y que los hipotéticos proyectos se puedan desarrollar de manera más eficiente.

(Lea: La estrategia de Medellín para atraer a más turistas estadounidenses

“La prioridad ahora sería hacer el mapa con las consultas previas, para ver donde se pueden hacer proyectos y donde no se quiere, y con eso obviar y eliminar ese paso. Hacerlo a nivel institucional, puede ser patrocinado por el Fontur, teniendo el visto bueno del Gobierno y de los gremios del sector como Cotelco y Anato”, dijo el empresario en diálogo con Portafolio.

ESTABILIDAD JURÍDICA

Desarrollar una estrategia como esta, según Bessudo, brindaría mayor confianza a los interesados y mostraría estabilidad jurídica.

(Lea: Minería artesanal, el nuevo motor turístico de Santa Fe de Antioquia

“He tenido conocimiento de dos grupos hoteleros que no han podido avanzar en sus planes por las consultas previas. Entonces esta sería una buena alternativa para tener claridad sobre dónde se puede construir y donde no y evitar inconvenientes”, señaló ayer durante el ‘Foro Turismo e Inversión Extranjera: escenario de transformación y crecimiento para Colombia’.

Juan Gabriel Pérez, director Ejecutivo de la agencia Invest in Bogota y Eduardo Bosch, director administrativo de NH Hotel Group en América -quienes también participaron en el foro- coinciden en que una de las dificultades para atraer la inversión extranjera es la inestabilidad jurídica.

“En Colombia se hacen reformas tributarias cada dos años y muchas veces se cambian las reglas de juego con las que ya se había comenzado a trabajar. Eso claramente no es atractivo y nos dificulta la labor de promover los negocios”, indicó Pérez.

Casos como el cambio en la proporción del pago del impuesto de renta para los hoteles construidos entre el 2013 y el 2017, que pasó del 0% al 9% desde la reforma tributaria del 2016, estarían desestimulando la llegada de nuevos inversores, de acuerdo con los empresarios.

TURISMO VERDE EN LAS REGIONES

Según el Plan Sectorial de Turismo (PST), planteado por el viceministro de esta cartera, Juan Pablo Franky, desarrollar proyectos en las regiones y en lugares apartados es una prioridad para los cuatro años del Gobierno de Duque.

No obstante, el desarrollo de este objetivo contempla que las condiciones para desarrollar hoteles son distintas a las de la ciudad y, por lo tanto, se deben atraer a otros nichos menos invasivos.

En ese orden de ideas, se habla del turismo verde, una categoría alternativa que busca promocionar destinos preferiblemente rurales, pero de manera no masificada para que sea sostenible.

Y es precisamente en esos lugares, que tienen ecosistemas atractivos para el turismo pero que son sensibles frente a los cambios, y donde en algunos casos viven comunidades indígenas, que proponer la construcción de infraestructura hotelera se torna mucho más complejo.

Por esa razón, para Gustavo Toro, presidente de Cotelco, no sería posible hacer una consulta previa a nivel nacional.

“Si en un territorio vive una comunidad indígena, entonces habría que consultar con ellos, tal y como dice la Ley, pero eso ya tocaría proyecto por proyecto; es muy complicado que la nación diga: hagamos una consulta popular en general para ver si les gusta o no les gusta la idea porque eso depende de dónde sea e proyecto y qué es lo que se pretenda con el”, opinó el dirigente gremial.

A lo que agregó: “tenemos que hablar de desarrollo sostenible, la construcción per se no es buena o es mala; es mala si se hace talando arboles o acabando con las aguas, pero puede ser un instrumento de desarrollo para aquellas regiones donde hay dificultades en otro tipo de industrias, pero tienen que ser respetuosos del medio ambiente, como los hoteles ecológicos”.

No obstante, el PST contempla en uno de sus puntos iniciales que se creen zonas turísticas especiales basadas en el potencial de los territorios y la vocación que tengan para estas actividades, con el fin de promoverlos destinos de acuerdo con sus necesidades y dando beneficios tributarios a los inversionistas.

EL ARQUETIPO TURÍSTICO

Durante el ‘Foro Turismo e Inversión Extranjera’, también se señaló que Colombia debería diseñar una imagen icónica más clara sobre cuáles son sus atractivos diferenciadores frente a la oferta turística mundial, como lo es la Torre Eiffel para Francia y el Machu Pichu para Perú.

En ese sentido, teniendo en cuenta que el país es reconocido como el segundo país más biodiverso del mundo, se planteó que se debería continuar desarrollando estrategias para atraer a ese tipo de turistas, quienes según la Adventure Travel Trade Association (ATTA), invierten en promedio $3.000 dólares en una estadía de ocho días en un destino. No obstante, para llegar a capturar en mayor medida dicho público, se hace necesario fortalecer los sitios de interés turístico verdes.

Adriana Carolina Leal Acosta
adrlea@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido